¿Qué es una angiografía cerebral? - Conoce qué se puede diagnosticar con este examen radiológico

Qué es una angiografía cerebral

Contar con avances tecnológicos en la neurociencia para la detección de enfermedades y trastornos del cerebro es de suma importancia. Estas tecnologías permiten realizar estudios más precisos y detallados en la medicina, lo que facilita el diagnóstico temprano y el inicio oportuno de tratamientos adecuados.

Además, al igual que un ecografo, estas son técnicas menos invasivas, lo que reduce los riesgos y las molestias para los pacientes.

Una de las tecnologías más efectivas en este campo es la angiografía cerebral, un examen radiológico que se utiliza para diagnosticar y evaluar las enfermedades y trastornos del cerebro. Conoce a través de este artículo qué tipo de diagnósticos se pueden hacer mediante este examen, cuánto dura el procedimiento y los riesgos asociados.

Índice()
  1. ¿Qué se puede detectar con una angiografía cerebral?
    1. Malformaciones de los vasos sanguíneos
    2. Enfermedades vasculares
    3. Anomalías cerebrales
  2. ¿Cuánto dura un examen de angiografía cerebral?
  3. ¿Cómo se debe preparar un paciente para una angiografía cerebral?
  4. ¿Cuáles son los posibles riesgos de una angiografía cerebral?
  5. ¿En qué casos se prescribe una angiografía cerebral?

¿Qué se puede detectar con una angiografía cerebral?

Este procedimiento médico, acompañado de un check up, permite a los especialistas identificar y localizar obstrucciones, aneurismas, malformaciones vasculares y otros problemas en los vasos sanguíneos del cerebro.

La angiografía cerebral brinda a los profesionales de la salud una mejor comprensión de las enfermedades cerebrales, lo que a su vez contribuye al desarrollo de nuevos tratamientos y terapias más efectivas. Conoce todo lo que se puede detectar con este examen.

Malformaciones de los vasos sanguíneos

Este examen es especialmente útil para detectar malformaciones arteriovenosas (MAV) y evaluar su tamaño, ubicación y características.

Estas malformaciones son anomalías en la estructura de las arterias, venas o capilares, que pueden afectar diferentes partes del cuerpo, incluyendo el cerebro. En este último caso, pueden ocasionar problemas como sangrado, obstrucción del flujo sanguíneo o formación de aneurismas.

Mediante la angiografía cerebral se pueden obtener imágenes detalladas de los vasos sanguíneos y determinar la mejor opción de tratamiento para cada caso.

Enfermedades vasculares

Las enfermedades vasculares que se detectan mediante angiografía cerebral son diversas y pueden afectar tanto arterias como venas en el cerebro. Este examen radiológico permite visualizar con detalle los vasos sanguíneos y detectar anomalías como obstrucciones, estenosis, dilataciones y malformaciones arteriovenosas.

La angiografía cerebral es especialmente útil para evaluar el flujo sanguíneo y determinar la gravedad de la enfermedad vascular. Esto ayuda a los médicos a decidir el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Anomalías cerebrales

Entre las principales anomalías cerebrales que pueden ser identificadas mediante este examen se encuentran los aneurismas. Estas son prolongaciones anormales de los vasos sanguíneos cerebrales que pueden causar riesgo de ruptura y hemorragia.

También se pueden detectar malformaciones arteriovenosas, que son conexiones anormales entre las arterias y venas del cerebro. Estas pueden causar problemas en el flujo sanguíneo y aumentar el riesgo de hemorragia.

Además, puede revelar obstrucciones o estenosis en los vasos sanguíneos cerebrales. Esto puede afectar el suministro de sangre al cerebro y causar síntomas como debilidad, dificultades del habla y cambios en la visión.

¿Cuánto dura un examen de angiografía cerebral?

En cuanto a su duración, esta intervención médica suele tener aproximadamente entre 1 a 3 horas.

Durante el procedimiento, el paciente se acuesta en una mesa de rayos X y se le coloca una banda, cinta o bolsas de arena para inmovilizar la cabeza.

Luego, el especialista realiza la inyección de un medio de contraste que contiene yodo a través de un catéter. Este se introduce en los vasos sanguíneos cerebrales.

A medida que el contraste se distribuye por los vasos, se toman imágenes de rayos X para obtener una visualización detallada de los mismos. Una vez que el examen finalice, se retira el catéter y se aplica presión en el lugar de inserción para evitar cualquier sangrado.

Recuperación después de hacer la angiografía cerebral

Después de realizar un examen de angiografía cerebral, el procedimiento típico de recuperación implica lo siguiente:

  • Permanecer en reposo en una zona de recuperación durante varias horas.
  • Si se utilizó el brazo o la zona de la ingle para la inserción del catéter, mantener la pierna y el brazo recto.
  • Aplicar hielo en el área para aliviar el dolor y la hinchazón.
  • En caso de ser el cuello, vigilar para detectar posibles problemas respiratorios, ronquera o dificultad para tragar.
  • Seguir las recomendaciones específicas del médico en cuanto a la actividad después del procedimiento y las restricciones. También se debe evitar levantar objetos pesados o hacer ejercicio intenso.
  • Observar cualquier signo de complicaciones, como sangrado excesivo, hinchazón, enrojecimiento o fiebre.

¿Cómo se debe preparar un paciente para una angiografía cerebral?

Para prepararse adecuadamente para una angiografía cerebral, solo se deben seguir las instrucciones del médico o de la unidad de radiología. Algunas recomendaciones generales para estar bien preparado pueden incluir:

  • Ayunar durante un período de tiempo específico antes del examen. Esto generalmente implica no comer ni beber nada durante varias horas antes del procedimiento.
  • Informar al médico de alergias o intolerancias a los contrastes yodados utilizados en el examen.
  • Vestir ropa cómoda y suelta el día del examen.
  • Retirar cualquier objeto metálico, como joyas o piercings, antes del procedimiento.
  • Discutir cualquier preocupación o pregunta con el médico.

¿Cuáles son los posibles riesgos de una angiografía cerebral?

Al ser un procedimiento invasivo, la angiografía cerebral conlleva ciertos riesgos y complicaciones. Algunos de estos incluyen:

  • Sangrado o hematomas en el lugar de la inserción del catéter.
  • Lesiones en el revestimiento interno de la arteria.
  • Formación de coágulos de sangre. En casos raros pueden ser graves y requerir una operación inmediata para su extracción.
  • Infección en el sitio de inserción del catéter.
  • Accidente cerebrovascular, aunque esto es muy poco frecuente.
  • Reacciones alérgicas al medio de contraste utilizado.
  • Daño a los tejidos o estructuras circundantes durante el procedimiento.

Es importante discutir estos riesgos con el médico antes de someterse a una angiografía cerebral. Este evaluará los beneficios potenciales del examen en relación con los riesgos y tomará todas las precauciones necesarias para minimizar cualquier complicación.

¿En qué casos se prescribe una angiografía cerebral?

La angiografía cerebral se prescribe en diversos casos en los que se requiere una evaluación detallada de los vasos sanguíneos del cerebro. Algunas situaciones donde es necesario aplicar este tipo de examen son:

  • Aneurismas cerebrales: son dilataciones anormales de los vasos sanguíneos en el cerebro que pueden ser potencialmente peligrosas.
  • Malformaciones arteriovenosas: conexiones anormales entre arterias y venas en el cerebro.
  • Diagnóstico de obstrucciones o estenosis: puede ser útil para diagnosticar obstrucciones o estenosis en los vasos sanguíneos cerebrales. Esto puede afectar el flujo sanguíneo al cerebro y causar síntomas neurológicos.
  • Enfermedades vasculares cerebrales: puede ayudar en la evaluación de enfermedades vasculares cerebrales, como la vasculitis o la enfermedad de Moyamoya.
Cómo citar:
"¿Qué es una angiografía cerebral? - Conoce qué se puede diagnosticar con este examen radiológico". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/angiografia-cerebral/. Consultado: 18-04-2024 07:22:43
Subir