¿Qué es un atelier? - Definición, origen e historia de los atelier

Qué es un atelier

El atelier representa el espacio en donde se lleva a cabo el arte de la alta costura, lugares en donde surgen las modas y las tendencias en ropa. Así que, en este artículo se explica qué es un atelier y cuál es la historia de estos sitios. De igual manera, se mencionan las características de estos lugares de confección y algunos de los modistas más famosos.

Índice()
  1. ¿Qué significa la palabra atelier?
    1. ¿Qué es un atelier de moda?
  2. Historia y orígenes de los atelier
  3. ¿Qué características debe de tener un atelier?
  4. Ejemplos de atelier

¿Qué significa la palabra atelier?

Cuando se habla de un atelier se hace referencia a un lugar de moda en donde se puede comprar ropa. Sin embargo, su significado va más allá de ese concepto superficial, pues evolucionó con el tiempo. En ese sentido, tiene unos orígenes sencillos relacionados con la artesanía y la creatividad, hasta llegar a representar el espacio actual, donde un modista expone su diseño. Un lugar en el que se crea ropa utilizando todo tipo de costura, incluyendo el famoso pashmina.

La palabra aterlier proviene del idioma francés, cuyo significado al español se traduce como taller.  Por lo que, el término puede representar a un taller artístico, de pintura, escultura o de una modista. No obstante, esta definición no abarca al lugar de reparación de autos porque se vincula la palabra con un espacio donde un artista lleva a cabo una actividad por medio de su creatividad.

Por ende, el atelier es un taller en el que se ejecuta un trabajo de manual, pero de tipo fabril (manufactura) o artesanal. Hoy en día, este tipo de talleres se denominan como estudios técnicos o un estudio artístico. Puede ser un lugar pequeño o una tienda grande, lo importante es que cumpla con el requisito de exponer arte en pinturas, esculturas, artesanías y prendas de moda.

¿Qué es un atelier de moda?

En cuanto a moda, el atelier representa un espacio de trabajo en el que un modista y sus ayudantes confeccionan prendas de vestir. Por lo general, en este tipo de talleres la ropa se hace a mano, de modo que el creador presta más atención a los detalles. En ese sentido, no se emplean las grandes máquinas de manufactura, porque no se busca crear cantidad, sino calidad.

La ropa en un atelier se personaliza, por lo que la creación de la prenda comienza desde el momento en el que se le toman las medidas al cliente. Así que, la obra de arte que representa esa prenda va dirigida hacia un individuo en específico, como sucede con los vestidos de novia.  En un atelier es posible crear vínculos emocionales entre los modistas, los costureros y el cliente, ya que es un espacio en donde se alcanza una mejor comunicación entre todos los involucrados.

Así, el trato que se recibe en un atelier de moda se siente más cercano en comparación a una tienda, una boutique o cualquier otro comercio. Pues, en estos últimos, los vendedores solo buscan que el cliente se lleve la mayor cantidad de mercancía del local. Por el contrario, en un atelier importa el qué representa el diseño para el cliente, cuál es la historia y para qué se va a usar.

Historia y orígenes de los atelier

Los primeros atelieres de la historia aparecieron en Francia a finales del siglo XIX y comienzos del XX, en la capital, París. En esa época, se consideraba a esta ciudad como la capital mundial de la moda, por lo que las personas más destacadas y famosas en costura se encontraban allí. En el centro de París se alquilaban pisos que servían como estos talleres clandestinos, los cuales contaban con varias sales de confección y un salón grande para las pruebas.

En los inicios de un taller de modas o atelier, el modista creaba los vestidos y trajes para probarlos en sus modelos. Así, estos trabajadores exhibían al público las prendas en reuniones exclusivas. Con el éxito de estos espacios, luego esta práctica se extendió a otras ramas como la pintura, en escultores y otro tipo de artistas.

El atelier de moda tenía un rango muy diferente a los talleres de artesanía, puesto que esta última labor se consideraba un oficio vil. En ese sentido, representaba un trabajo que efectuaban personas que no debían relacionarse con la nobleza parisina. Por el contrario, el atelier de pintura, escultura y el de moda contaban con los mejores creadores del mundo. Mientras que, los clientes eran individuos que pertenecía a la alta sociedad.

Se considera a Charles Frederick Worth como el padre de la alta costura, por su creatividad y calidad de diseños. Sin embargo, no fue el primero en trabajar como modista. Rose Bertin, fue la precursora de este oficio, siendo la modista de la reina Marian Antonieta. Con ella se da el inicio del trabajo de costurero personal durante el siglo XVIII. Así se introdujo la alta costura a la nobleza francesa y después se extiende a la cultura en general.

Después de estos dos personajes surgieron otros modistas que le dieron popularidad al taller o atelier. Entre ellos destacan Paquin, Poiret, Paquin, Chanel y Fortuny. De igual manera, Vionnet, Lanvin, Balenciaga, Dior y Schiaparelli. Algunos de estos nombres fueron muy populares y en la actualidad todavía se mantienen como las mejores casas de moda.

En los últimos tiempos, ciertos artistas jóvenes buscaron combinar la esencia de lo que era un atelier francés con la modernidad. En ese sentido, trabajando en pequeños espacios, confeccionando a mano y de forma personal, pero añadiendo elementos modernos como la muestra del diseño en el lookbook. Aquí hay que mencionar a Pierre Cardin, Courrèges, Ted Lapidus, Emanuel Ungaro y Yves Saint Laurent.

¿Qué características debe de tener un atelier?

Un atelier no es igual a una boutique o una tienda de ropa común, pues este tiene ciertas características que lo hacen destacar. De modo que, es posible encontrar mejor calidad y creatividad en un atelier, pero también precios más elevados.

  • El trato se hace de forma personalizada en un atelier.
  • Cada diseño es único, no hay prendas repetidas.
  • La ropa se crea a la medida de la persona que representa al cliente.
  • El cliente puede opinar sobre la ropa y puede cambiar el diseño a su gusto.
  • En el atelier, la modista no se deja llevar por las modas actuales, puede inspirarse en ellas, pero sigue su propio estilo.
  • El atelier es un espacio privado, en donde el cliente puede ver el diseño solo o con las personas que desee llevar al local.
  • La confección se realiza de forma artesanal, de modo que siguen las normas de la alta costura y no emplean máquinas para la creación masiva.

Ejemplos de atelier

Un atelier no es una tienda grande que solo vende ropa y demás artículos para vestir. Por el contrario, es un espacio privado en el que el/la modista toma las medidas del cliente y luego comienza a confeccionar su prenda a mano. Hay algunas grandes empresas que todavía realizan esta práctica, tales como Dior, Chanel y Balenciaga, no obstante, estos sitios se encuentran en las grandes ciudades y producen las ropas de los artistas o personas importantes. De igual manera, hoy en día también se le denomina atelier a un salón en el que se enseña el arte de la pintura.

Cómo citar:
"¿Qué es un atelier? - Definición, origen e historia de los atelier". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/atelier/. Consultado: 15-04-2024 08:42:31
Subir