¿Qué es mulch? - Mejora tu jardín y cultivos de forma natural

Qué es mulch

El mulch es una técnica de jardinería que consiste en cubrir el suelo con una capa de materia orgánica suelta, como paja, hierba cortada, hojas o ramas trituradas. Este método tiene múltiples beneficios para el suelo, las plantas y el medio ambiente. Es especialmente recomendado si te gusta realizar trabajos de jardinería en tu huerto.

Índice()
  1. ¿Para qué sirve este material?
  2. ¿Por qué es importante el mulch?
  3. Beneficios de usar mulch en tu huerta
  4. ¿Qué es el mulching en agricultura?
    1. Beneficios del mulching en agricultura
    2. Técnicas de mulching en agricultura
  5. ¿Qué es el sistema mulching?
  6. ¿Cómo aplicar el mulching en tu jardín?
    1. Elección del material de mulch adecuado
    2. Preparación del suelo y aplicación del mulch
    3. Mantenimiento y renovación del mulch
  7. ¿Qué es un Mississippi mulcher?
    1. Características y funcionamiento del Mississippi mulcher
    2. Ventajas de usar un Mississippi mulcher

¿Para qué sirve este material?

El mulch o acolchado sirve para proteger el suelo que rodea las plantas o que se encuentra entre las hileras de cultivos. Esta materia orgánica actúa como una barrera que impide el paso de la luz solar y reduce la evaporación del agua. De esta forma, el suelo se mantiene más húmedo y fresco, lo que favorece el desarrollo de las raíces y el crecimiento de las plantas.

Este desecho orgánico también sirve para prevenir la aparición de malas hierbas, que compiten con las plantas por el espacio, el agua y los nutrientes. Al no dejar espacio para que germinen las semillas de las hierbas indeseadas, el mulch reduce la necesidad de usar herbicidas o de realizar labores de deshierbe.

Además, este material sirve para mejorar la fertilidad y la estructura del suelo. Al estar formado por materia orgánica, el mulch se va descomponiendo poco a poco por la acción de los microorganismos del suelo. Esto libera nutrientes que pueden ser aprovechados por las plantas y aumenta la materia orgánica en el lugar. El mulch también ayuda a evitar la erosión y la compactación de la superficie, favoreciendo su aireación y drenaje.

¿Por qué es importante el mulch?

Esta materia orgánica es muy importante porque contribuye a crear un ambiente favorable para las plantas y el suelo. Al usar el mulch se consiguen muchos efectos positivos tanto para las plantas como para el suelo, tales como:

  • Ahorrar agua de riego: el mulch reduce la pérdida de agua por evaporación y mantiene la humedad del suelo. Esto permite regar menos frecuentemente y con menor cantidad de agua.
  • Controlar las malas hierbas: impide que crezcan las hierbas no deseadas y facilita su eliminación. Esto reduce el uso de herbicidas químicos o el trabajo manual de arrancarlas.
  • Enriquecer el suelo: aporta materia orgánica y nutrientes al suelo conforme se va descomponiendo. Al mismo tiempo mejora la fertilidad y la vida del suelo.
  • Proteger el suelo: evita que el suelo se erosione por el viento o la lluvia y que se compacte por el pisoteo o el paso de maquinaria. De esta forma se mejora la estructura y la textura del suelo.
  • Regular la temperatura del suelo: mantiene el suelo más fresco en verano y más cálido en invierno. Por lo tanto, promueve el desarrollo de las raíces y el crecimiento de las plantas.
  • Embellecer el jardín: puede tener un efecto de mulch decorativo, al dar un aspecto más cuidado y natural al jardín. Además, el mulch puede evitar que el suelo se manche o se ensucie.

Beneficios de usar mulch en tu huerta

El mulch es especialmente beneficioso para la huerta, ya que mejora la producción y la calidad de los cultivos. Estos son algunos de los beneficios que tendrás en tu huerta a la hora de usar mulch:

  • Prevención de enfermedades y plagas: evita el contacto directo de los frutos con el suelo, lo que reduce el riesgo de que se pudran o se infecten por hongos o bacterias. También evita que los insectos o los animales dañen los cultivos.
  • Mejora el sabor y el valor nutricional: favorece la absorción de nutrientes por las plantas, lo que se traduce en frutos más sabrosos y nutritivos. Además, evita que los frutos se quemen o se agrieten por el sol o por cambios bruscos de temperatura.
  • Facilita la recolección: hace que los frutos sean más visibles y accesibles, lo que facilita su recolección. Al mismo tiempo evita que los frutos se ensucien o se dañen al caer al suelo.
  • Aumenta la biodiversidad: crea un hábitat para diferentes organismos beneficiosos para la huerta, como lombrices, insectos o aves. Estos organismos ayudan a descomponer el mulch, a polinizar las flores, a controlar las plagas o a dispersar las semillas.

¿Qué es el mulching en agricultura?

En la agricultura, la técnica del mulching en que consiste en cubrir el suelo con un material orgánico o inorgánico, con el fin de mejorar las condiciones del cultivo. El material que se usa para hacer el mulching se llama también mulch o acolchado.

Beneficios del mulching en agricultura

Este sistema tiene diversos beneficios, tanto para el suelo como para las plantas. Algunos de estos beneficios son:

  • Conserva la humedad del suelo: reduce la evaporación del agua y mantiene la humedad del suelo. Esto permite ahorrar agua de riego y mejorar la eficiencia del uso del agua.
  • Controla las malas hierbas: impide que germinen las semillas de las malas hierbas y dificulta su crecimiento. El efecto reduce la competencia por los recursos y la necesidad de usar herbicidas.
  • Mejora la fertilidad del suelo: aporta materia orgánica y nutrientes al suelo conforme se va descomponiendo. El resultado es aumento de la fertilidad y la actividad biológica del suelo.
  • Protege el suelo: evita que el suelo se erosione por el viento o la lluvia y que se compacte por el pisoteo o el paso de maquinaria.
  • Regula la temperatura del suelo: mantiene el suelo más fresco en verano y más cálido en invierno. Al mismo tiempo fomenta el desarrollo de las raíces y el crecimiento de las plantas.

Técnicas de mulching en agricultura

Existen diferentes técnicas de mulching en el campo de la agricultura, según el tipo de material que se use como cobertura orgánica o inorgánica, la forma de aplicarlo y el momento de hacerlo. Las técnicas más eficientes son:

Mulching orgánico

Consiste en usar materiales orgánicos como paja, hierba cortada, hojas, ramas trituradas, compost, estiércol o corteza para cubrir el suelo. Estos materiales se van descomponiendo poco a poco y aportan materia orgánica y nutrientes al suelo.

Esta técnica se puede aplicar antes o después de la siembra o el trasplante, según el cultivo y el clima. En este caso, el grosor del mulching orgánico debe ser de unos 5 a 10 cm, según el material y el tipo de suelo.

Mulching inorgánico

Se refiere al uso de materiales inorgánicos como plástico, papel, cartón, tela o piedras para expandir sobre el suelo. Estos materiales no se descomponen y no aportan nutrientes al suelo, solo protegen el suelo de la evaporación, las malas hierbas y la erosión.

Para aplicar esta técnica se deben hacer agujeros en el suelo para colocar el emplearlo antes de la siembra o el trasplante de otras plantas.

Mulching vivo

Aquí se utilizan plantas vivas como cobertura del suelo. Estas plantas pueden ser cultivos asociados, cultivos de cobertura o plantas espontáneas. Esta técnica aporta materia orgánica y nutrientes al suelo cuando se corta o se incorpora al mismo.

También protege el suelo de la evaporación, las malas hierbas y la erosión. Sin embargo, se debe sembrar o dejar crecer antes o durante el cultivo principal, según la especie y el clima.

¿Qué es el sistema mulching?

Este término se refiere a un sistema de corte y triturado de la hierba que se usa en algunos cortacéspedes o desbrozadoras. Este consiste en que las cuchillas cortan la hierba varias veces hasta reducirla a pequeños trozos que se esparcen sobre el césped. De esta forma, se evita recoger y eliminar los restos de hierba.

¿Cómo aplicar el mulching en tu jardín?

Aplicar el mulching en tu jardín es una forma sencilla y eficaz de mejorar la salud y la belleza de tus plantas. Para aplicar el mulching en tu jardín debes seguir estos pasos:

Elección del material de mulch adecuado

Este paso consiste en elegir el material más adecuado para cubrir el área de trabajo. Puedes optar por un material orgánico o inorgánico, según las condiciones de tu jardín.

Sin embargo, los materiales orgánicos son los más recomendables, ya que como hemos mencionado, estos aportan materia orgánica y ricos nutrientes al suelo a medida que se van descomponiendo. Algunas ideas de materiales orgánicos que puedes elegir:

  • Paja: es un material barato y fácil de conseguir, ideal para cubrir grandes superficies. La paja mantiene bien la humedad del suelo y evita que nazcan malas hierbas. Sin embargo, esta puede contener semillas indeseadas o favorecer la aparición de roedores.
  • Hierba cortada: este material también se puede obtener fácilmente al cortar el césped. La hierba cortada aporta mucho nitrógeno a la superficie de trabajo y es de fácil descomposición. Sin embargo, también puede generar olores nauseabundos o favorecer la aparición de hongos si se aplica en exceso o en capas muy gruesas.
  • Hojas secas: se pueden recoger en otoño y es ideal porque ofrece mucha materia orgánica al lugar y la humedad necesaria. Pero ten en cuenta que debes mezclarlos con otros materiales para evitar acidificar el suelo o que aparezcan caracoles o babosas.
  • Ramas trituradas: este componente lo puedes recuperar fácilmente al podar los árboles y arbustos. Las ramas trituradas son nutritivas pero duran mucho tiempo. Estas mantienen bien la humedad del suelo y evitan las malas hierbas. La desventaja es que pueden robar nitrógeno al suelo o favorecer la aparición de termitas si no lo combinas con otros materiales.
  • Compost: es fácil de conseguir al descomponer los residuos orgánicos domésticos o del jardín. No hay duda de que aporta muchos nutrientes al suelo y mejora su estructura. Deberás elaborarlo correctamente para evitar semillas indeseadas o que prosperen insectos.
  • Estiércol: lo puedes conseguir en lugares donde viven animales domésticos como granjas, huertos, ranchos, etc. Este material es nutritivo y mejora la estructura del suelo, conservando su humedad.
  • Corteza: encuentra este material a partir de árboles como el pino o el eucalipto. La corteza aporta pocos nutrientes, pero dura mucho tiempo. Asegúrate de mezclarlo con otros materiales para evitar acidificar el suelo y dar pie a la formación de hongos.

Preparación del suelo y aplicación del mulch

El segundo paso para aplicar el mulching en tu jardín es preparar el suelo y aplicar el material elegido en el paso anterior. Para ello debes seguir estos pasos:

Para aplicar el mulch correctamente, es necesario preparar el suelo previamente, siguiendo correctamente estos pasos:

  • Limpiar el terreno de malas hierbas, piedras, restos vegetales y otros elementos que puedan dificultar la colocación del mulch.
  • Airear el suelo con una azada, un rastrillo o una horca, para facilitar la penetración del agua y los nutrientes.
  • Nivelar el suelo con un rastrillo, para evitar desniveles y encharcamientos.
  • Aplicar un abono orgánico o un fertilizante químico, según las necesidades de las plantas y el tipo de suelo.
  • Regar el suelo abundantemente, para humedecerlo y activar el abono o el fertilizante.
  • Esperar que seque ligeramente, para evitar que el mulch se compacte o se desplace.
  • Elegir el tipo de mulch más adecuado para cada zona y cada planta, teniendo en cuenta sus características, ventajas e inconvenientes.
  • Extender una capa uniforme de mulch sobre el suelo, con un grosor de entre 5 y 10 cm, dejando un espacio libre alrededor del tallo o del tronco de las plantas. Esto con el fin de evitar que se pudran o se asfixien.
  • Presionar ligeramente el mulch con las manos o con un rodillo, para que quede bien fijado al suelo y no se mueva con el viento o la lluvia.

Mantenimiento y renovación del mulch

Para mantener y renovar el mulch se debe hacer un trabajo periódico. Esto ayudará a conservar sus beneficios y evitar problemas como la aparición de plagas, enfermedades o malas hierbas. Algunas de las tareas de mantenimiento son:

  • Regar el suelo con regularidad, pero sin exceso, para mantener la humedad adecuada y evitar la erosión o el lavado del mulch.
  • Remover el mulch con una horca o un rastrillo cada cierto tiempo, para airearlo y evitar que se apelmace o se forme una costra impermeable.
  • Controlar la presencia de insectos, hongos o bacterias que puedan dañar el mulch o las plantas, y aplicar los tratamientos adecuados en caso de detectarlos.
  • Eliminar las malas hierbas que puedan crecer entre el mulch o debajo de él, arrancándolas manualmente o usando herbicidas selectivos.
  • Renovar el mulch cuando pierda color, grosor o eficacia, sustituyéndolo por uno nuevo del mismo tipo o de otro diferente.

¿Qué es un Mississippi mulcher?

Se trata de un tipo de máquina que se utiliza para triturar y esparcir diferentes tipos de materiales orgánicos sobre el suelo, como hojas secas, paja, césped cortado, ramas, restos de poda o compost. Su nombre proviene del estado de Mississippi (EE.UU.), donde se originó este invento.

Características y funcionamiento del Mississippi mulcher

El Mississippi mulcher tiene un diseño sencillo y práctico, cuyas características son las siguientes:

  • Motor eléctrico o de gasolina, que proporciona la energía necesaria para accionar la máquina.
  • Tolva o depósito donde se introduce el material orgánico a triturar.
  • Sistema de cuchillas rotatorias o fijas, que cortan y desmenuzan el material orgánico en trozos pequeños y uniformes.
  • Boquilla de salida, por donde sale el material triturado a presión y se distribuye sobre el suelo en forma de lluvia fina.
  • Ruedas que facilitan el desplazamiento y la estabilidad de la máquina sobre el terreno.

En cuanto al funcionamiento del Mississippi mulcher, este es muy simple: solo basta con encender el motor y llenar la tolva con el material orgánico. Luego, ajustar la velocidad y la dirección de la boquilla. Para después empujar o arrastrar la máquina sobre el área a cubrir con el mulch.

Ventajas de usar un Mississippi mulcher

El uso de esta máquina tiene varios beneficios, tanto para el suelo y las plantas, como para el usuario y el medio ambiente. Algunas de estas ventajas son:

  • Se aprovechan los residuos orgánicos que se generan en el jardín o en el huerto, convirtiéndolos en un recurso útil y ecológico.
  • Reduce el tiempo y el esfuerzo que se necesita para aplicar el mulch manualmente, ya que la máquina lo hace de forma rápida y eficiente.
  • Mejora la calidad y la fertilidad del suelo, al aportarle materia orgánica, nutrientes, humedad y microorganismos beneficiosos.
  • Protege el suelo de la erosión, la compactación, las heladas y las altas temperaturas, al crear una capa aislante y amortiguadora.
  • Favorece el crecimiento y la salud de las plantas, al evitar la competencia por el agua y los nutrientes. También ayuda a prevenir las enfermedades y las plagas, y a regular el pH y la salinidad del suelo.
  • Ahorra agua y dinero, al reducir la frecuencia y la cantidad de riego y de abonado que se necesita.
  • Embellece el aspecto del jardín o del huerto, al darle un toque natural y armonioso.
Cómo citar:
"¿Qué es mulch? - Mejora tu jardín y cultivos de forma natural". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/mulch/. Consultado: 20-05-2024 00:57:32
Subir