¿Qué es una adenda? Aprende sobre sus distintos usos e implicaciones

Qué es una adenda

Dentro de ciertos documentos, es necesario realizar algunas acotaciones o notas que se omitieron al momento de crear el escrito principal. Es por esto que existen las adendas, las cuales son una herramienta que ayuda a completar cláusulas correspondientes. Funcionan en una variedad de acuerdos, permitiendo redactar las declaraciones sin tener que elaborar un documento desde cero.

En este sentido, hoy te presentamos los diversos usos de las adendas, así como los lineamientos que debes tener en cuenta. También exploraremos los diferentes tipos de adendas y las funciones que desempeñan en la redacción de diversos escritos. Te invitamos a continuar leyendo para obtener más información sobre este tema de suma importancia y conocer las especificaciones necesarias para su validez legal.

Índice()
  1. Concepto de adenda
  2. Tipos de adendas y para qué sirven
    1. Adenda en contratos
    2. Adenda en facturas
  3. Adendas en documentos electrónicos
  4. Pautas del SAT para el uso de adendas

Concepto de adenda

En su forma latina, se utiliza la palabra 'addendum' cuando nos referimos a un único elemento, mientras que 'adenda' se utiliza en casos plurales. Estos términos se aplican a un escrito en el cual se realizan adiciones o complementos que se agregarán a un documento ya finalizado. La adenda representa los puntos adicionales que se consideran necesarios y que han sido aprobados por las partes involucradas.

Este concepto se utiliza en diversos contextos, principalmente en producciones escritas, como documentos contractuales, textos legales, manuales técnicos y también en el ámbito de la medicina. En todos estos casos, la función de la adenda es ampliar la información previamente escrita.

La adenda se presenta como una serie de escritos adjuntos que se colocan al final del documento. En cuanto a las adaptaciones gráficas del término latino, se recomienda utilizar el género femenino en la medida de lo posible. Es importante tener en cuenta que la adenda funciona como una corrección o aclaración de la información existente, sin necesidad de reescribir todo el material.

En las adendas, no es necesario volver a imprimir todo el documento, ya que se utilizan en situaciones donde se necesita aclarar una fecha o tratar puntos específicos en los que todas las partes involucradas han llegado a un acuerdo. Solo en casos en los que se requiera cambiar el objetivo principal del escrito, se debe proceder a una nueva elaboración.

Tipos de adendas y para qué sirven

Por su amplio uso, las adendas se dividen en diferentes tipos, pero su finalidad principal sigue siendo la misma: complementar los escritos que ya hemos presentado. Podemos encontrar adendas en documentos profesionales, manuales, contratos e incluso en algunas publicaciones de diversos tipos.

Entre ellas, cabe destacar la adenda en contratos, así como en facturas y en archivos electrónicos. A continuación, vamos a explicar en detalle cada uno de estos tipos de adendas y en qué consiste su redacción.

Adenda en contratos

Es importante tener en cuenta que una adenda es un anexo separado del contrato principal, cuya finalidad es añadir o modificar ciertos términos a partir del escrito base. Su uso se define para aclarar cláusulas que no están del todo claras o que requieren una mejor explicación por parte de las partes que firmaron el acuerdo principal.

Una vez que un contrato ha sido legalizado, la adenda se utiliza como un documento adicional posterior a la firma. En este caso, el convenio principal permanece intacto en su totalidad, solo se realizan cambios en ciertas declaraciones que se consideran necesarias. La creación de la adenda implica la intención de modificar un elemento del contrato.

Esto puede afectar aspectos como la remuneración, el horario laboral semanal o la cualificación del puesto por parte del empleador, ya sea de manera permanente o temporal, con una fecha límite establecida en la cláusula correspondiente. La adenda puede elaborarse en cualquier momento durante la vigencia del contrato principal, siempre y cuando se respete su vigencia original.

Este complemento, que se añade al convenio, evita la necesidad de crear un nuevo documento desde cero, ya que solo se agrega al final del mismo, siempre y cuando no modifique los objetivos del contrato anterior. Sin embargo, su importancia radica en que cuando se desean cambiar los efectos principales del convenio o la mayoría de las cláusulas originales, se debe redactar un nuevo contrato.

En el caso de las adendas en contratos, también se utilizan para establecer precios, por lo que sus cambios son muy específicos. En la mayoría de los casos, la adenda debe hacer referencia al contrato para dejar claro que el documento ha sido modificado a través de una adenda, ya que una adenda por sí sola no tiene un significado real.

En las adendas de contratos legales, se puede agregar información sobre normativas, formularios y especificaciones. Si hablamos de contratos de adhesión y contratos de compra-venta, la adenda incluirá detalles sobre precios y condiciones de entrega.

Adenda en facturas

La adenda en facturas funciona como un complemento de información que se adjunta al comprobante fiscal digital por internet de manera opcional. En ella se incluye información adicional considerada necesaria, como datos comerciales, operativos y logísticos, solicitados por diferentes empresas en diversas ocasiones.

Estos requisitos son establecidos por las compañías receptoras a sus proveedores para exportar productos y servicios. En su mayoría, son exigidos por grandes cadenas comerciales que operan en sectores de venta al público, así como por empresas manufactureras y aseguradoras, entre otras.

La información contenida en una adenda en facturas es de carácter exclusivamente comercial y no forma parte de los requisitos del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en relación con la factura electrónica. Su objetivo principal es automatizar la obtención de determinados datos relevantes durante el proceso de recepción de mercancías y pagos a proveedores.

La inclusión de adendas en las facturas no implica costos adicionales en los servicios de facturación, aunque existen proveedores especializados en adendas que pueden tener un costo adicional.

Dentro del contenido de la adenda en facturas, todas las partes involucradas en una operación contarán con ciertos elementos proporcionados por el Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI). Sin embargo, es importante destacar que el SAT no regula este tipo de adendas, ya que carecen de efectos fiscales. Se incluye información de naturaleza diversa según lo estipulado por el cliente.

Adendas en documentos electrónicos

En la mayoría de los casos, la adenda de documentos electrónicos se refiere específicamente a las facturas en línea. En este tipo de adenda se incluye información adicional y detallada, ya sea del comprador o del vendedor, que no se encuentra dentro del Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI).

En el formato de este tipo de adenda se describen todas las posibles modificaciones que se realicen a los términos, tomando como base el contrato original. Se explica qué cláusulas serán reemplazadas, modificadas o añadidas al escrito principal.

Pautas del SAT para el uso de adendas

La adenda no es un requisito obligatorio del SAT, lo que otorga libertad a las empresas para incluir lo que consideren necesario en las facturas electrónicas. Se incorpora en un archivo XML correspondiente para respaldar la contabilidad. Algunos de los datos que puede contener, así como sus diversos usos, son los siguientes:

  • Especificaciones detalladas del producto o servicio en cuestión.
  • Información relevante sobre el envío y la entrega.
  • Claves del producto correspondiente.
  • Referencia a la sucursal de adquisición.
  • Códigos de los lugares de entrega según una guía establecida.
  • Número de proveedor.
  • Cifra del orden de compra.
  • Especificaciones adicionales relacionadas con los servicios.
  • Nombre del receptor (persona física o moral).
  • Método de pago utilizado, así como la moneda y sus condiciones.
  • País de referencia en caso de envíos internacionales.
  • Domicilio del receptor.
  • Datos del producto, incluyendo conceptos y cantidades.
  • Código del producto según el SAT.
  • Cálculo inverso, si aplica.
  • Tasa o retenciones correspondientes.
  • Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Incluir toda esta información ayudará a agilizar el control administrativo de las empresas. A través de la adenda, se realizarán pequeñas modificaciones en las facturas para aclarar o anular datos, siempre basándose en el documento original. Esto contribuirá a generar claridad en las operaciones, especialmente en el caso de las facturas electrónicas, donde se utiliza con frecuencia.

Las adendas son especialmente importantes para sectores como la industria farmacéutica, manufacturera y otros. Este documento acompaña un contrato e incluye información detallada y ampliada para realizar modificaciones necesarias que no se encuentran en el texto principal, ya sea por olvido o para aclarar aspectos.

Al finalizar la redacción de la adenda, todas las partes deben firmarla para que tenga validez legal. Puede ser elaborada en cualquier momento específico del contrato principal, siempre y cuando se mantenga vigente. En el caso de las adendas utilizadas en facturas, es importante que contengan datos detallados, ya que se redactan declaraciones adicionales como la información de envío, entrega, número de proveedor, domicilio del receptor y si aplica el IVA.

La adenda abre un amplio mundo de posibilidades en cuanto a anexos a documentos, siendo uno de los más importantes y fáciles de implementar.

Cómo citar:
"¿Qué es una adenda? Aprende sobre sus distintos usos e implicaciones". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/adenda/. Consultado: 25-06-2024 08:06:54
Subir