¿Qué es la flexibilidad en física? - Aprende los distintos tipos de flexibilidad y sus aplicaciones

Qué es la flexibilidad en física

La flexibilidad es la aptitud que hay en las articulaciones para tener cierta amplitud de movimiento. Esas capacidades físicas no se determinan por causas genéticas, sino que está sujeto a elementos morfológicos de las articulaciones, de los músculos y la elasticidad.

Hay que destacar que esta cualidad es de gran importancia en el ámbito físico-deportivo, ya que ayuda a la musculatura y a las estructuras osteo-articulares. Además, puede ser mejorada con entrenamiento y la constancia que se tenga para realizar actividades como medicina deportiva, yoga y demás.

Índice()
  1. Definición y significado de la flexibilidad
    1. ¿Qué es la flexibilidad en educación física y deporte?
  2. ¿Para qué sirve la flexibilidad?
  3. ¿Cuántos tipos de flexibilidad existen?
    1. Flexibilidad activa
    2. Flexibilidad estática
    3. Flexibilidad dinámica
  4. Ejemplos de la flexibilidad

Definición y significado de la flexibilidad

Puede ser definida como la capacidad que tiene el ser humano de realizar movimientos o ejercicios de amplitud en las articulaciones y la elasticidad de ciertos filamentos musculares. De esta manera, una persona que tiene buena flexibilidad podrá someterse a muchas posturas, sin tener limitaciones físicas o dolor. Mientras que aquellas que son menos flexibles, tendrán dificultad al realizar algunos movimientos e inclusive ser rígidos.

Al hablar de flexibilidad debe hacerse desde el punto de vista específico, ya que una persona puede tenerla en ciertas articulaciones, pero eso no implica que la tenga en otras partes de su cuerpo.  Aunque la flexibilidad involuciona con el paso del tiempo, esta puede mejorar sin importar la edad que se tenga, pues la movilidad de una articulación aumenta de forma transitoria o crónica.

Hay que destacar que es una actividad física muy importante porque a través de ella se evitan lesiones musculares, además relaja los músculos, provocando que haya una buena postura física a la hora de desplazarse junto a una dieta baja en alimentos adulterados o contaminados. Esto puede mejorar a través del estiramiento, ya que aumenta la llegada de oxígeno a las fibras y de esta forma ayuda en el rendimiento físico.

Es importante destacar los grandes beneficios que conlleva realizar ejercicios de flexibilidad, ya que no solo mejora el físico, sino también la salud. Pues ayuda a la coordinación neuromuscular, y al hacer estiramientos crece la velocidad de los impulsos nerviosos que genera el cerebro hacia el músculo para poder llevar a cabo movimientos, haciendo que llegue en un menor tiempo.

Por otro lado, cuando no se realizan ejercicios de flexibilidad, bien sea antes o después de una actividad deportiva, puede generar ciertos riesgos a futuro. Como es el caso de las contracciones musculares o lesiones crónicas, incluso se refleja en el rendimiento, donde puede provocar que los ejercicios se ejecuten de forma tardía y torpe.

¿Qué es la flexibilidad en educación física y deporte?

Es la categoría de movimientos que tienen las articulaciones, así como la habilidad para moverse de forma libre no solo estas articulaciones sino también los músculos. Esto permite realizar ciertos movimientos sin tener algún tipo de rotura o lesión.

En la Educación física y en el deporte debe haber una buena preparación por parte de los profesores y entrenadores, puesto que a través de ella se podrán obtener los resultados que se esperan y mejorar las condiciones musculares. De hecho, es indispensable el estiramiento antes del ejercicio, para poder calentar las articulaciones y permitir el máximo rango de flexibilidad y así reducir la posibilidad de una lesión.

Hay ciertos aspectos que interfieren y pueden ser determinantes a la hora de tener o no flexibilidad o ser más fácil trabajarla para unos que para otros, tanto en el deporte como en la educación física o la vida cotidiana. Entre esas se encuentran:

  • Sexo: por lo general, las mujeres tienen más flexibilidad que los hombres y esto se debe a la mayor segregación de estrógeno, lo que hace que se genere la retención de líquidos, lo cual reduce la densidad del tejido conectivo.
  • Temperatura externa: se considera que debe estar alrededor de los 18 °C.
  • Tejidos blandos: la flexibilidad no se genera de la misma manera en todas las etapas de la vida, de hecho, tiene su máximo desarrollo en la niñez y la adolescencia, luego va disminuyendo.
  • Estado físico: mientras más sedentarismo hay, menos elasticidad muscular se genera.
  • Los estados emocionales: podría generar variados niveles de tensión muscular, lo que puede ocasionar repercusiones en el sistema nervioso, como es el caso de la ansiedad, el estrés o la motivación.
  • Fuerza de musculatura agonista: los músculos deben ser fuertes para que, al darse la contención, se pueda llevar el cuerpo a una máxima amplitud, derribando las resistencias.

¿Para qué sirve la flexibilidad?

Se debe destacar que, tanto en las actividades deportivas como en la vida cotidiana, es importante tener flexibilidad que permita hacer movimientos de forma adecuada y sin dolor. La práctica constante ayuda a la salud y la musculatura, así como preparar el cuerpo para entrar del reposo al ejercicio. Entre algunos beneficios y funciones se encuentran:

  • Facilita la formación de la mecánica cognitiva.
  • Aumentar el conocimiento del cuerpo.
  • Disminuir o evitar el número de lesiones articulares y musculares.
  • Ayuda a incrementar ciertas capacidades físicas como la velocidad, la resistencia y la fuerza.
  • Desarrolla la relajación no solo física sino también mental.
  • Alivia muchos dolores musculares.
  • Incrementa el flujo de la sangre hacia los tejidos.

¿Cuántos tipos de flexibilidad existen?

Cuando se habla de flexibilidad hay que entender que esta depende de los músculos y las articulaciones, además de ciertos factores que son determinantes como la edad. Ahora bien, la flexibilidad puede dividirse en cinco tipos:

  • Flexibilidad activa: es la máxima amplitud de movimientos articulares sin ayuda, lo cual ocurre con la contracción.
  • Flexibilidad pasiva: son los movimientos que se realizan a través de una fuerza externa, ya sea de un aparato o una persona.
  • Flexibilidad general: es el movimiento de todos los músculos y articulaciones con gran amplitud.
  • Flexibilidad anatómica: es la capacidad que tienen los músculos y los ligamentos, para tener la amplitud de los movimientos de forma natural y libre.
  • Flexibilidad especial: este tipo de flexibilidad va obteniendo su amplitud de forma continua, cuando se practica un deporte se va dando con las exigencias del mismo.
  • Flexibilidad laboral: no tiene relevancia en el ámbito deportivo; sin embargo, en la administración se refiere a las dinámicas del trabajo formal. En otras palabras, es la liberación del empleo, donde se quitan ciertas restricciones a la hora de contratar o despedir trabajadores, ya sea de empresas públicas o privadas.

Flexibilidad activa

Se genera cuando la amplitud de los movimientos se consigue con la propia fuerza de los músculos en las articulaciones, mediante la distensión y contracción de la musculatura. Por lo general se trabaja estirando el músculo hasta el tope, luego el antagonista procura recuperar la posición inicial por medio de la contracción isométrica, mientras continua la fuerza, para buscar de nuevo el tope de la elongación. En este tipo de movilidad hay dos posibilidades, de acuerdo a la ejecución de los movimientos con la que se consigue la amplitud:

  • Flexibilidad activa-dinámica: se logra cuando al estar en la máxima amplitud se emplea la inercia de la aceleración de los segmentos corporales, con un movimiento rápido. También se usa para trabajar la flexibilidad, en extremidades inferiores o superiores, con técnicas dinámicas.
  • Flexibilidad activa-estática: se obtiene con la acción del grupo muscular agonista y la extensión se debe dar de forma máxima hasta el final por unos segundos, es común usarla en trabajos donde se busca fomentar la columna vertebral con técnicas muy dinámicas.

Flexibilidad estática

Es aquella en la que no se aplican movimientos y la fuerza se produce de forma interna, externa o incluso ambas a la vez. Este tipo de flexibilidad puede ser activa, cuando la propia fuerza actúa en el movimiento y pasiva, cuando los estiramientos se realizan gracias a un impulso externo.

Ahora bien, los estiramientos estáticos tienen como finalidad aumentar la flexibilidad y el mejor momento para efectuarlos es después del deporte o entrenamiento, de esta forma se relaja y calma los músculos. Además, se produce la eliminación de desechos y toxinas que haya generado la actividad física.

De esta manera, la flexibilidad puede ser la mejor forma de preservar la capacidad de los movimientos del cuerpo. Asimismo, con los ejercicios de estiramiento estático se perfecciona la recuperación tras el esfuerzo físico y además conserva los tendones y articulaciones para poder evitar la rigidez que se genera con el paso de los años.

Flexibilidad dinámica

Se realiza a través del método de estiramiento dinámico, donde se utiliza con acciones mecánicas crecientes, por medio del rango de movimiento de una articulación. Cuando este tipo de estiramiento se realiza de forma correcta, se logra el calentamiento corporal, manteniendo la flexibilidad actual y reduciendo la tensión muscular. De igual forma, este tipo de ejercicios debe realizarse a un ritmo lento y luego ir incrementando la intensidad.

Este tipo de flexibilidad es muy utilizada en los deportes, sobre todo de pista y campo, ya que requieren de un amplio rango de movimiento y con este tipo de ejercicios se logra preparar el cuerpo para la actividad física. Además, es muy útil cuando la velocidad está involucrada.

No obstante, muchas veces este tipo de flexibilidad es usada de forma incorrecta, ya que debe hacerse como el abc gradual para que funcione y con movimientos apropiados, pues se puede ocasionar un ligero trauma con el tiempo en el tejido conectivo y las articulaciones.

Algunos de los ejercicios indicados para lograr este tipo de flexibilidad son:

  • Presiones.
  • Lanzamientos.
  • Empujes reiterados.
  • Balances

Ejemplos de la flexibilidad

Para tener la flexibilidad adecuada en nuestras articulaciones y musculatura, se deben realizar una serie de estiramientos, donde se trabaja y adapta al músculo a la carga que se le impone. De esta manera se puede mencionar algunos ejercicios o ejemplos que ayudan a ello:

  • Ejercicios de elongación: ayudan en el rendimiento muscular, ya que se trabaja con libertad y de esta forma se da una mayor amplitud de movimiento.
  • Estiramientos isométricos: se logra obtener la resistencia articular, a través de las contracciones isométricas de los músculos tensos y con el tiempo disminuye el dolor al hacerlo de forma repetida.
  • Ejercicios combinados: se deben unir los estiramientos dinámicos y estáticos, para obtener el aumento y disminución en la amplitud de movimientos con constancia rítmica. Pero también se logra la obtención de una postura determinada.
Cómo citar:
"¿Qué es la flexibilidad en física? - Aprende los distintos tipos de flexibilidad y sus aplicaciones". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/flexibilidad-fisica/. Consultado: 22-06-2024 10:02:48
Subir