¿Qué es una guerra de Desgaste? - Conoce todos los efectos que dejó la guerra de Desgaste

Qué es una guerra de Desgaste

La guerra de desgaste es una táctica que se popularizó entre 1915 y 1916 durante la Gran Guerra, pero se trata de una herramienta más antigua que incluso Napoleón la sufrió. Así que, en este artículo se explica la definición de este tipo de conflicto armado y cómo se desarrolla. De igual manera, se mencionan algunos de los sucesos históricos en donde se aplicó esta técnica, además de enlistar las fases por las que se atraviesa en la lucha.

Índice()
  1. Significado y definición de la guerra de Desgaste
    1. ¿Qué es la guerra de desgaste en la primera guerra mundial?
    2. ¿Qué es la guerra de desgaste en la segunda guerra mundial?
  2. ¿Cuáles son las fases de la guerra de desgaste?
  3. ¿Cuáles son las consecuencias de la guerra de desgaste?
  4. ¿Cómo ganar una guerra de desgaste?

Significado y definición de la guerra de Desgaste

En una guerra se deben utilizar un conjunto de técnicas de combate para buscar vencer al enemigo. Una de las técnicas más populares es la guerra de desgaste, ya que se empleó en varios de los conflictos armados más importantes del mundo. Entre los ejemplos más conocidos se encuentran el enfrentamiento denominado con este mismo título entre Israel y Egipto. A demás de la resistencia del ejército soviético ante a Operación Barbarroja.

Una guerra de desgaste es aquella en la que se mide la resistencia de los ejércitos que se encuentran en conflicto. Es decir, el vencedor es el batallón que pueda resistir más tiempo en pie combatiendo y aguantando los ataques del otro. De igual manera, en su definición se destaca que dicha guerra es necesario tener capacidad para sobreponerse a las bajas sufridas y reponerlas con más personas o mejor economía.

La guerra de desgaste suele llevarse a cabo en un punto muerto, por lo que es indispensable mantener la posición. En ese sentido, en este tipo de conflicto no se produce ningún avance de las tropas. Así, se defiende y mantiene la posición mientras se causan bajas en las tropas contrarias, no solo en hombres, sino también en armamento, municiones o abastecimiento de comida.

La definición de una guerra de desgaste se puede encontrar en su propio nombre, puesto que el principal objetivo es desgastar. De modo que, se busca que el enemigo no tenga refuerzos, se canse por no dormir y que no tenga comida. Así mismo, el clima puede ser un aliado o enemigo de un ejército en este tipo de combate. Tal como sucedió en 1915 y 1916 en las trincheras, también en la Segunda Guerra Mundial o en el intento de conquista de Napoleón a Rusia.

¿Qué es la guerra de desgaste en la primera guerra mundial?

Durante los sucesos de la Primera Guerra Mundial se produjeron las guerras de desgaste más grandes y prolongadas. En ese sentido, en este periodo se desarrolló la construcción de espacios para el refugio de las tropas en el campo de batalla, lo que se conoce como la guerra de las trincheras. Allí, el principal objetivo era ganar territorio enemigo y hacer que las tropas avanzaran, sin embargo, el enfrentamiento era fuerte y agotador.

En el conflicto de las trincheras podían pasar meses sin que se produjera un avance sobre el territorio enemigo, manteniendo así elevado el desgaste de los hombres. Hay que recordar que en las trincheras no había condiciones para habitar los ‘lugares de descanso’, pues estos huecos o escondites se encontraban llenos de barro. De igual manera, ahí murieron millones de hombres por las balas, bombas o enfermedades como el pie de trinchera.

Así, las trincheras en la Primera Guerra Mundial se convertían en un refugio, pero también en un posible lugar para encontrar la muerte. El desgaste en estos escondites también se producía en el aspecto psicológico, ya que los hombres sufrían de estrés al esperar los ataques nocturnos del enemigo. Por esta misma razón, las tropas dormían muy pocas horas, pues muchas de las contiendas se desarrollaban en la noche.

¿Qué es la guerra de desgaste en la segunda guerra mundial?

Ahora bien, la guerra de desgaste en la Segunda Guerra Mundial se produjo de manera diferente a los sucesos de la primera. En ese sentido, en la mayoría de conflictos de este evento mundial los combates no se alargaron durante meses, ya que la Alemania Nazi atacaba en una sola fase. La guerra relámpago tomaba por sorpresa a los rivales y como consecuencias los demás ejércitos resultaban derrotados de manera rápida.

No obstante, cuando Hitler se decidió en invadir la Unión Soviética no preparó la contienda de manera correcta, a pesar de prever poco menos de un año para la toma de Moscú. El principal error del Führer fue el mismo que cometió Napoleón Bonaparte un siglo antes, es decir, no contar con el factor climático del territorio ruso. Así las tropas Nazis comenzaron a atacar la Unión Soviética y lograron avanzar gracias a los tanques panzer hasta las ciudades más importantes, en donde comenzó una guerra de desgaste.

Los rusos tuvieron que retroceder en su propio territorio de la Unión Soviética, pero se concentraron en Stalingrado y Moscú para preparar la defensa. De igual manera, al estar más cerca de las industrias, lograron abastecerse de provisiones y armamento nuevo, incluyendo un tanque mejorado. El nuevo plan no era recuperar su terreno, sino aguantar y defender las ciudades a toda costa.

Con la entrada de los alemanes a la Unión Soviética también llegó el invierno, para el cual no tenían la preparación. Además, el avance también produjo que se agotaran los recursos Nazis de comida, municiones y petróleo para el combustible de los tanques. La guerra de desgaste en la Segunda Guerra Mundial favoreció a los rusos, ya que tenían la ventaja de los recursos. Pues con frío, hambre y cansancio no pudieron seguir ganando terreno, por el contrario, empezaron a perder ante las bajas de hombres.

¿Cuáles son las fases de la guerra de desgaste?

Una guerra de desgaste puede atravesar diferentes fases, las cuales se ven afectadas por el tiempo que dure la confrontación. Cabe destacar que cada conflicto es diferente y en alguno puede suceder un hecho diferente en la búsqueda de la victoria.

  • Fase de declaración: Marca el inicio de la guerra, en la que las partes involucradas comienzan sus movimientos militares.
  • Fase de asentamiento: Aquí es el momento en el que los ejércitos se asientan en el lugar que van a defender. Incluye el montaje de los campamentos, las trincheras como en la Primera Guerra Mundial y demás defensas.
  • Fase de lucha: Es la parte más importante de la guerra, pues corresponde al tiempo en el que suceden los ataques, bombardeos y ganancia de territorio. Por lo general, es el periodo más largo del conflicto, en el que se mide la resistencia. En esta fase es necesario contar con buena economía, refuerzos y abastecimiento.
  • Fase de desgaste final: Marca el final del conflicto armado, en donde uno de los bandos comienza a decaer ante el cansancio, hambre o falta de recursos. Se puede acabar con la extinción por muerte del ejército o en un tratado de paz.

¿Cuáles son las consecuencias de la guerra de desgaste?

Las consecuencias de una guerra de desgaste las sufren los soldados que se encuentran en el frente de batalla. Pues, estas personas comienzan a sentir cansancio físico ante la falta de descanso. De igual manera, las tropas pueden sufrir de desnutrición por no alimentarse bien durante un tiempo prolongado, además de otros tipos de enfermedades.

En cuanto al factor psicológico, las consecuencias de la guerra pasan por el estrés que sufre la persona en la lucha. Además, al salir de la guerra, el individuo queda con las secuelas de los recuerdos y traumas adquiridos. En una guerra de desgaste hay que destacar que el conflicto se extiende en el tiempo, por lo que puede durar meses o años.  De modo que, no solo afecta a las tropas, sino a la población en general.

¿Cómo ganar una guerra de desgaste?

Uno de los factores más importantes que llevan a un ejército a la victoria en una guerra de desgaste es la economía. En ese sentido, el bando que cuenta con más recursos tiene una gran ventaja con respecto a su rival. De modo que, tiene la capacidad de comprar más armas, desarrollar tecnología y abastecer con comida a sus tropas. Además, la guerra no afecta mucho la economía interna del país.

De igual manera, otro punto importante para ganar una guerra de desgaste es el intento de abastecer al ejército de tropas. Así, mientras más refuerzos lleguen al lugar de la batalla, mayor será la cantidad de efectivos para emplear. Esto sucedió en la Guerra de Desgaste que se produjo entre Israel y Egipto en el año 1968.

Israel no contaba con tantos efectivos cuando intentó invadir Egipto, mientras que este país contaba con una de las mayores tasas de natalidad del mundo. Así en 1968, el gobernante de dicho país ordenó a la población a ayudar en la defensa incluso si no tenían entrenamiento militar. Esta orden se dictó sin consultar a los abogados o al parlamento, puesto que precisaban tropas lo antes posible.  La idea era reponer las bajas con nuevas personas y no sentir una desventaja numérica.

La resistencia es la principal garantía para vencer en una de estas contiendas, así que, la preparación de las tropas es fundamental. En 1915 y 1916 las guerras en trincheras eran masacres de personas intentando llegar a nuevos terrenos, pero el conflicto se decidió con diplomacia en un tratado. En la Segunda Guerra Mundial los rusos ganaron ante el desgaste alemán. Mientras que en la lucha del año 1968 se declaró un empate técnico, pues tanto Egipto como Israel obtuvieron beneficios y evitaron mayores consecuencias.

Cómo citar:
"¿Qué es una guerra de Desgaste? - Conoce todos los efectos que dejó la guerra de Desgaste". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/guerra-desgaste/. Consultado: 22-06-2024 09:10:06
Subir