¿Qué es el Sol? - Partes, características y origen del Sol

Qué es el Sol

Tan imponente que se ve en nuestro cielo y al día de hoy, hay personas que desconocen mucho del sol. Que no te avergüence la cantidad de información es abrumadora e incluso nosotros, no lo sabemos todo. Por suerte, llegaste al lugar correcto si es que quieres saber más sobre el sol y si es el único que existe en nuestra galaxia. Así que hoy podrás conocer los datos más importantes de este tipo de estrellas, desde su importancia y características, hasta las partes que seguramente desconocías.

Índice()
  1. Definición científica de Sol
  2. ¿Qué importancia tiene el Sol?
  3. ¿Qué características tiene el Sol?
    1. ¿Cuánto mide el Sol?
    2. ¿Cuál es el origen del Sol?
    3. ¿Qué temperatura tiene el Sol?
  4. ¿Cuáles son las partes del Sol?
    1. Núcleo
    2. Zona radiante o radiativa
    3. Zona de transición (tacoclina)
    4. Zona convectiva
    5. Fotosfera
    6. Manchas solares
    7. Prominencia solar
    8. Atmósfera
    9. Cromosfera
    10. Corona solar
    11. Protuberancias solares
    12. Región de transición solar
  5. ¿Cuántas veces es más grande el Sol que la Tierra?

Definición científica de Sol

Se trata de uno de los diferentes tipos de estrellas que existen en el universo y que es el centro de nuestro sistema solar. Cabe mencionar que un sistema solar se compone de una estrella y de planetas con sus lunas girando alrededor de este cuerpo celeste. Claro, no todos los sistemas son iguales, puesto que hay variaciones en cuanto al tipo de estrella y energía que este emite, así como las características del mismo.

Es decir, que no todas las estrellas existentes en nuestra galaxia cuentan con las mismas características. Están aquellas que son más grandes, otras serán súpermasivas y algunas pocas se consideran como enanas blancas, las cuales son un tipo de estrellas muy jóvenes que emiten cierta radiación electromagnética.

El sol se considera como el motor principal de nuestro sistema solar que, gracias a su poder gravitacional y energía que emite, puede mantener en órbita a 8 planetas con sus respectivas lunas. Hay que tener en cuenta que, pese a que puede existir otras estrellas como la nuestra, no es un indicativo de que exista vida en uno de sus planetas en órbita. Hay otros factores que influyen en el desarrollo de la vida en un planeta, pero principalmente se debe a la distancia a la que se encuentra un planeta de su estrella.

Para que te hagas una pequeña idea, el sol representa alrededor del 99% de toda la masa que existe en nuestro sistema solar. Así que, responder a la pregunta de qué es el sol, ya queda bastante claro con este punto tan importante y curioso. Por otro lado, es un cuerpo celeste el cual está a una altísima temperatura y que mientras más se adentre al centro de la misma, mayor será la temperatura. En cuanto a los elementos que la componen, son el hidrógeno y el helio. Se estima que tiene alrededor de casi 4560 millones de años de antigüedad.

Antes de pasar al siguiente punto, queremos destacar algunos aspectos importantes que quizás te interese saber:

  1. El sol no es un cuerpo celeste masivo que se encuentra estático en el espacio. Se está moviendo constantemente alrededor de la galaxia en la que vivimos.
  2. Su poder gravitacional es tan potente, que puede llegar a enorme distancia, por lo que Plutón logra mantenerse en órbita.
  3. Con cada segundo que pasa, en el sol ocurre un proceso de transformación en el que alrededor de 4 millones de toneladas de materia sufren cambios.
  4. La corona del sol es la parte menos caliente, mientras que su interior está a una altísima temperatura.
  5. La energía resultante, luego de un proceso químico nuclear, proviene desde el interior de la estrella y se esparce por todo el espacio.

¿Qué importancia tiene el Sol?

Hablar sobre la importancia que tiene el sol o cualquier otra estrella de características similares es bastante complicado, ya que es algo relativo. Es decir, que su importancia dependerá de qué se esté hablando. Por ejemplo, el sol es de vital importancia para la vida en nuestro planeta, puesto que, sin esta, no existiría ningún tipo de organismo viviente. Para que te hagas una idea más clara del impacto del sol en nuestro planeta Tierra:

  • Todas y cada una de las plantas que existen directa e indirectamente del sol.
  • Sin la fotosíntesis, no existiría oxígeno con el cual se pueda respirar.
  • Y sin oxígeno, el ser humano, así como todo tipo de especies animales, no existirían como lo conocemos hoy en día.

Como verás, todo se encuentra relacionado entre sí y en instancias mayores, es gracias la presencia del sol y la energía que este emite que todo se encuentra en equilibrio. Ahora bien, en el aspecto tecnológico, que exista este cuerpo celeste nos permite tener una fuente de energía limpia y prácticamente inagotable. Además, la radiación electromagnética que esta emite permite que los sistemas de comunicación en el planeta funcionen. De hecho, quizás te preguntes “¿qué tiene que ver el sol con la forma en cómo nos comunicamos digitalmente?”.

Imaginemos el caso de que no existe el sol, pero, aun así, prevalece la vida. Lo más probable es que los grandes pensadores, matemáticos, físicos y otros profesionales no hayan dado con las ecuaciones físicas que conocemos al día de hoy. Sin esto, lo más probable es que la tecnología no se haya desarrollado. Todo a raíz de la ausencia de ondas electromagnéticas que emite el sol. De hecho, lo más probable es que nadie se haya tomado la molestia de hacer un calendario solar, ya que no habría nada que estudiar por años. Así que aquí tienes otro punto válido que nos permite ver la gran importancia que tiene esta estrella para nosotros los seres humanos.

Ahora bien, para hacer las cosas un poco más resumidas, veremos los siguientes puntos que están relacionados con la importancia del sol.

  1. Los planetas que pertenecen a nuestro sistema solar saldrían disparados por el espacio y andarían sin rumbo por el universo.
  2. Los planetas y las lunas de los mismos no habrían podido condensarse en los cuerpos celestes que son actualmente.
  3. La medianoche, así como los días soleados, no existirían.
  4. Los planetas no tendrían la temperatura que conocemos ahora. Todos serían frías bolas de materia vagando por el espacio.
  5. La vegetación no podría crecer en ninguna parte.
  6. En términos de salud, nuestra piel y la cantidad de vitamina en nuestros sistemas como seres vivientes serían deficientes.
  7. El movimiento de rotación y traslación de la Tierra, así como de otros planetas, no sería posible si el sol no existiera.

¿Qué características tiene el Sol?

En este, punto siguen existiendo aspectos que desconoces, por ende, es necesario detallar cada una de las características del sol que son de las más importantes, al menos para nosotros. Así pues, el primer aspecto a mencionar, es que no se trata de una bola de materia sólida, sino más bien de plasma que constantemente produce energía electromagnética. Lo curioso de todo esto, es que el movimiento no es uniforme e igual en su superficie, sino que hay distintas velocidades y en distintas direcciones.

Es decir, imagina que el sol es una pelota y le agregas anillos alrededor del mismo. En su parte central o en el ecuador, la velocidad de rotación es tal, que puede completar un ciclo o una vuelta entera en 25 días terrestres. Sin embargo, en cada polo de la estrella la velocidad y la rotación varían a tal punto, de completar un ciclo en 36 días terrestres. A esto es a lo que nos referimos cuando decimos que las velocidades en la superficie del sol no es la misma.

Otra de sus características, es que el sol no posee ninguna luna orbitando alrededor de sí misma.  Esto es un aspecto que, por lo general, se les atribuye a los planetas y no a estrellas. Lo que sí es evidente, es la cantidad de asteroides, cometas, planetas que giran alrededor de este. Ahora bien, vamos a pasar a detalles más puntuales que tienes que conocer sí o sí sobre el sol.

¿Cuánto mide el Sol?

Si comparamos nuestro sol con cada uno de los planetas, posee un tamaño monumental. Sin embargo, es pequeño en comparación con estrellas más cercanas a nuestro sistema solar. Este cuenta con un diámetro de 1.392.000 km, es decir, que es 109 veces más ancho que nuestro planeta Tierra. Sin embargo, sigue siendo un tamaño relativamente mediano, puesto que existen estrellas más masivas y que son 100 veces más grandes que la nuestra.

Para que te hagas una idea más clara, si incluimos planetas dentro de esta esfera, podríamos albergar más de 1 millón de tierras dentro de sí.

¿Cuál es el origen del Sol?

Nuestra estrella tiene su origen a raíz de un colapso gravitacional que ocurrió hace miles de millones de años. Este colapso generó una gran nube de materias o moléculas que se fueron condensando en un punto hasta alcanzar cierto diámetro. Toda esta masa se fue acumulando y poco a poco comenzó a adquirir mayor densidad y temperatura. Llegados a cierto punto, nuestra estrella se “encendió” y comenzó a brillar. Todo esto fue gracias a la fusión nuclear de sus elementos más abundantes.

Actualmente, cuenta con poco menos de la mitad de su vida, por lo que todavía le queda miles de millones de años más. Sin embargo, este irá aumentando su tamaño a tal punto de convertirse en una gigante roja, para luego explotar en una nebulosa y terminar por convertirse en una enana blanca hasta que su brillo deje de emitirse. Hay que tener en cuenta que cada tipo de estrella no posee el mismo ciclo de vida. Algunas se convertirán en una nebulosa, otras más masivas pasarán a ser agujeros negros. Todo esto dependerá en gran medida del tamaño y la cantidad de materia que posea la estrella. Lo bueno es que es posible identificar su tipo según su color, tamaño y otras características como temperatura y elementos que constituyen la estrella.

¿Qué temperatura tiene el Sol?

Por más increíble que te pueda parecer lo siguiente, no toda la superficie o partes del sol cuentan con la misma temperatura. Si bien es cierto que está constituida por elementos como el helio y el hidrógeno, no todas las partes poseen la misma temperatura. Es decir, que la misma varía según la región en la que te encuentres, sin embargo, todas cuentan con un alto valor.

Por ejemplo, en el núcleo de la estrella se estima que la temperatura se encuentra a unos 15 millones de grados centígrados. Sin embargo, en su superficie la cosa es totalmente distinta, puesto que la máxima temperatura se encuentra entre los 5000°C y 5500°C. De hecho, esta última es una de las zonas más “frías” y se le conoce como fotosfera. Lo único tan caliente, o que se le acerca a este valor, sería el centro o núcleo de nuestro propio planeta.

Cabe mencionar que las manchas solares no poseen altas temperaturas como se cree. De hecho, se ha registrado un nivel máximo de alrededor de 4000°C. Claro, que, si le damos una escala a cada parte del sol, tendríamos que considerar la cromosfera, el cual se ubica entre los 4300 y 4400 grados centígrados.

¿Cuáles son las partes del Sol?

En este punto ya hemos hablado de puntos muy importantes, sin embargo, seguimos sin conocer cuáles son las partes del sol. No se trata de una simple bola de plasma caliente a altas temperaturas, posee diferentes partes las cuales, son importantes estudiar.

Núcleo

Esta es la parte o la zona más caliente de la estrella y su temperatura puede superar los 15 millones de grados centígrados. Este es el lugar donde se produce cada reacción de fusión nuclear que da lugar a la luz que se emite al espacio exterior. De hecho, aquí es donde el hidrógeno pasa a ser helio y tal cambio, provoca una liberación de energía. Toda esta energía pasa por diferentes capas, en todas las direcciones hasta llegar a la superficie.

Como dato curioso, cada segundo ocurre una fusión nuclear, es decir, que cada segundo que pasa en este momento, una partícula de hidrógeno se está convirtiendo en helio y comienza a viajar a la superficie a la velocidad de la luz. Ahora multiplica eso por millones y millones de partículas que hacen exactamente lo mismo a la vez. Otro dato interesante, es que la fusión nuclear generada en el sol no es exactamente la misma que se obtiene en una planta de energía nuclear.

Zona radiante o radiativa

Esta es una zona que rodea el núcleo del sol. Este comprende alrededor del 45% del radio total de la estrella. Al estar más alejado del punto central, su temperatura es inferior a lo que mencionamos hace un momento, sin embargo, sigue estando bastante caliente. Se le conoce por este nombre, puesto que es donde da inicio a la radiación térmica del sol.

Zona de transición (tacoclina)

Esta es una especie de capa que se encarga de separar la zona radiante o radiativa, de la zona convectiva. Esta parte del sol tiene su origen gracias a la rotación diferencial de la misma estrella. De hecho, existen algunas hipótesis en las que se comenta que el campo magnético del sol tiene su origen en este lugar.

Zona convectiva

De todas las capas que existen por debajo de la superficie solar, esta es la superior de todas y se estima que tiene una extensión de 200 mil kilómetros por debajo de la superficie. Es este lugar donde los gases se pueden mover libremente y donde se crean enormes burbujas de plasmas a altísimas temperaturas. Es gracias a este movimiento o actividad, que en la superficie hay energía irradiada en forma de luz y calor.

Como dato curioso, en este punto del sol los gases que se han generado en capas o zonas más internas de la estrella dejan de estar ionizados. De esta forma, los fotones tienen mayor dificultad para escapar hacia el exterior. Esto de cierta manera provoca un desequilibrio en términos de temperatura, por lo que los chorros de materia y energía no cuentan con la misma temperatura.

Fotosfera

De todas las partes del sol, esta es la más conocida por la gran mayoría de las personas, puesto que es una zona “visible”.  La misma cuenta con una forma bastante peculiar, puesto que no es lisa o uniforme, sino que tiene forma de gránulos súper brillantes y que se encuentran sobre un espacio más oscuro. Para entenderlo mejor, imagina la superficie de la luna y sus cráteres. En este caso, los cráteres serían los gránulos o la fotosfera como tal. Cabe mencionar que es en esta zona en donde se producen las manchas solares. Esto, en gran medida, se debe a las sustancias que existen en tal lugar.

Manchas solares

Podríamos considerar las manchas solares como el resultado de perturbaciones que sufre el sol, junto con el nacimiento o la aparición de poros que poco a poco se van multiplicando. Es precisamente esta ampliación de los poros lo que provocan las manchas solares. Aquí suele tener lugar explosiones de gas y emisiones de ondas electromagnéticas.

Prominencia solar

Podríamos considerar esto como una especie de ola de materia súpercaliente que se extiende por toda la superficie del sol. Si lo comparamos con algo en nuestro planeta, lo más parecido serían las olas del mar cuando chocan con las piedras. Esa materia que se esparce por todos lados es lo que se conoce como prominencia solar y es lo que da lugar a los vientos solares.

Atmósfera

Al igual que la tierra, es una zona que rodea gran parte del sol, solo que está se encuentra por encima de la fotosfera de la estrella.

Cromosfera

Según estudios y estimaciones que se han hecho a lo largo de las décadas, se estima que esta parte tiene un espesor de alrededor de 10 mil kilómetros. En su gran mayoría, está hecha de espículas y es el lugar donde muchos fenómenos naturales o solares tienen lugar. Cabe destacar que cuando ocurre un eclipse solar, se puede ver esto con un tono un tanto rojizo.

Corona solar

Pertenece a la capa más externa de la estrella y, por lo tanto, la menos caliente en comparación de las anteriores mencionadas. Resulta curioso para estudiosos y científicos que, en este lugar, la densidad de la materia es muy baja, sin embargo, la intensidad de los campos magnéticos es muy potente. Todo esto sin olvidar que la velocidad a la que se mueve la materia y la energía es muy elevada. Es gracias a todo esto, que se tiene una fuente constante e “interminable” de rayos X y todo tipo de radiación electromagnética.

Protuberancias solares

Se trata de estructuras que están hechas de plasma con una gran densidad y que tienen la capacidad de levitar por encima de la superficie del sol. Algunos científicos aseguran que el campo magnético de la estrella evita que el plasma caiga hacia la superficie debido a su gran peso. De hecho, son estructuras que tienen la capacidad de almacenar grandes cantidades de energía y, una vez que se liberan, causan erupciones de materia hacia el espacio exterior.

Región de transición solar

Se trata de una región la cual se encuentra entre la cromosfera y la corona solar. Esta es de las pocas partes del sol que se pueden ver a simple vista, solo que es imperativo hacer uso de un telescopio dotado de un sensor de rayos ultravioleta.

¿Cuántas veces es más grande el Sol que la Tierra?

En párrafos anteriores mencionamos el tamaño del sol como uno de muchos astros en el universo. Para que te hagas una idea estimada, el sol como tal, cuenta con un diámetro de 1400 millones de km, mientras que la tierra solo cuenta con un diámetro de 13 mil km. Así pues, nuestra estrella es 100 veces más grande que nuestro planeta. Es como si comparáramos una naranja promedio con la punta de un alfiler. Por un lado, tenemos la naranja (el sol) y la cabeza del alfiler (la tierra), así de diferente son en tamaño ambos cuerpos celestes.

Con esto, pensaríamos que se trata de una enorme diferente, pero todo es relativo. Es decir, que el tamaño va a depender de con qué vayas a comparar nuestro sol. En comparación con las estrellas más vecinas, los papeles cambiarían y nuestra estrella pasaría a ser del tamaño de un alfiler. Mientras que la otras estrellas pueden tener el tamaño de una pelota de básquet o más grandes que este.

Cómo citar:
"¿Qué es el Sol? - Partes, características y origen del Sol". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/sol/. Consultado: 23-04-2024 04:46:43
Subir