¿Qué son los residuos orgánicos? - Clasificación de la basura e importancia

Qué son residuos orgánicos

Existen todo tipo de residuos, producidos tanto por el humano, como por la naturaleza. En esta ocasión te hablaremos un poco sobre los residuos orgánicos, uno de los más producidos, así como también uno de los tipos de residuos que más se puede aprovechar. ¿Quieres leer al respecto?, pues estás en el lugar indicado.

Índice()
  1. Definición de residuos orgánicos
  2. ¿Cómo se suelen generar los residuos orgánicos?
  3. ¿Cómo se clasifican los residuos orgánicos?
    1. ¿Qué son los residuos sólidos orgánicos?
  4. ¿Cómo se deberían gestionar los residuos orgánicos?
    1. ¿Cómo se separan los residuos orgánicos e inorgánicos?
  5. Ejemplos de residuos orgánicos

Definición de residuos orgánicos

Los residuos orgánicos son todos aquellos desechos biológicos producidos por los seres vivos, sean humanos, plantas y animales, tanto salvajes, como domésticos. Tienen la principal característica de desintegrarse, para luego transformarse en otra materia orgánica.

Los desecho orgánico incluyen residuos de plantas, restos de comida como conchas de frutas y verduras, cáscaras... Todos aquellos restos de comida que no están en condiciones para el consumo. Estos desechos pueden utilizarse como abono orgánico, que servirá como un gran alimento para la tierra y las plantas que están sembradas allí.

Es necesario clasificar los distintos desechos orgánicos para así poder darle otro uso. En un grupo tenemos los restos de comida como conchas y cáscaras de frutas y verduras. Tenemos también los restos de plantas como palos y hojas secas que se pueden reciclar, para aprovechar estos materiales en la elaboración de otros objetos.

La principal ventaja de los residuos orgánicos es que tienen la capacidad de descomponerse rápidamente, siendo posible reciclarlos. Este reciclado es posible siempre que los residuos orgánicos procedentes de la comida, no lleven ningún producto químico y se conserven de manera natural. Por ejemplos, como son los restos de alimentos, las conchas de frutas y verdura, estas se descomponen muy rápidamente en un lapso de cuatro semanas para convertirse en abono orgánico natural.

Hay otros tipos de materia orgánica que no se descompone de manera natural y requieren de la ayuda de algunos productos químicos para su descomposición, como es el caso de las hojas de los árboles y la madera. Estas últimas son recicladas para la elaboración de otros productos. También tenemos otros desechos que tardan mucho más tiempo en descomponerse.

¿Cómo se suelen generar los residuos orgánicos?

Los residuos orgánicos tienen un origen biológico, puesto que vienen de los residuos de origen animal y vegetal. Los residuos orgánicos son generados por las personas y animales, en su gran mayoría se producen en los hogares, como resultado de las actividades que se realizan en las labores domésticas.

Una persona puede producir 400 gr en un día, producto de los desechos que salen de su consumo en su gran mayoría de alimentos. Todos estos desechos pueden ser reciclados con la finalidad de ayudar a la naturaleza y evitar la contaminación ambiental. Una familia de cuatro personas puede generar 1.6 toneladas de basura al año, entre desechos orgánicos e inorgánicos.

¿Cómo se clasifican los residuos orgánicos?

En beneficio de la conservación del medio ambiente es muy importante clasificar los residuos sólidos, para el cuidado de todo el ecosistema que nos rodea. Lo debemos organizar de forma que se puedan separar los desechos que se puedan reciclar, para dar otro uso y los que hay que desechar definitivamente. Esto se hace para saber cuáles pueden entrar en una planta de tratamiento de residuos sólidos. Existen varias formas de clasificar los residuos:

  • Según su origen: Tenemos los desechos industriales, los de construcción, los comerciales, los hospitalarios, los domésticos, los radioactivos, los mineros, los municipales.
  • Según su biodiversidad: orgánicos e inorgánicos.
  • Según su peligrosidad: Tenemos los desechos peligrosos, los desechos no peligrosos, y los desechos inertes.

Entre las ventajas de clasificar los desechos tenemos la reducción de la contaminación, el ahorro de energía y recursos naturales, donde más de un 80 %, pueden ser aprovechados como materia prima, con una reducción de gastos en las industrias, generar empleos, clasificando desechos sólidos. En algunos países, más de 12 millones de personas trabajan en el sector de reciclaje, sobre todo en países como China, Brasil y Estados Unidos.

¿Qué son los residuos sólidos orgánicos?

Los residuos sólidos orgánicos son todos aquellos de origen animal y vegetal, que tienen la capacidad de descomponerse rápidamente. Entre la clasificación de los residuos sólidos tenemos dos grupos: los residuos sólidos peligrosos y los residuos sólidos no peligrosos. Los residuos sólidos peligrosos son todos aquellos desechos químicos, que pueden ser tóxicos para el medio ambiente, debido a sus propiedades corrosivas y contaminantes. Los residuos no peligrosos son todos aquellos provenientes de nuestros hogares, como bolsas, botellas plásticas, residuos de alimentos.

En general, todos los residuos sólidos tienen un fuerte impacto en la contaminación atmosférica. 

Es muy importante separar los distintos materiales de desechos sólidos, ya que algunos pueden ser utilizados nuevamente, como es el caso de las conchas de frutas y verduras y algunos desperdicios de comida. Las heces de algunos animales que sirven como abono para las plantas.

¿Cómo se deberían gestionar los residuos orgánicos?

La mejor manera de gestionar la eliminación de residuos orgánicos es concientizando a las personas al reciclaje, la separación y clasificación de los desechos. Es muy importante saber que la mayoría de los desperdicios de alimentos son un gran aporte para la elaboración de abono orgánico natural, muy bueno para las plantas y su nutrición. La otra forma es separando el plástico, el papel, cartón, metal y otros materiales sólidos de los desperdicios de comida, ya que ellos también pueden ser reciclados. En la actualidad en casi todos los países existen diferentes contenedores donde se puede ir clasificando la basura y todos los desperdicios que se van desechando.

¿Cómo se separan los residuos orgánicos e inorgánicos?

La mejor manera de separar los residuos será en botes de basura y bolsas de distintos colores identificadas para desechar los distintos materiales, una identificada para desechos orgánicos y la otra para desechos inorgánicos. En el bote de basura orgánica se desechan todos los residuos biodegradables, que se descomponen rápidamente gracias a sus microorganismos. Otro bote donde se desechan basura inorgánica que son materiales que no se descomponen o que tardan mucho tiempo en hacerlo.

También es muy importante tomar conciencia en el momento de hacer las compras y optar por productos donde sus envases puedan ser reciclados y reutilizados nuevamente, hacer uso de bolsas reciclables de tela, en vez de usar las bolsas plásticas que tardan años en descomponerse.

La separación de los residuos orgánicos e inorgánicos trae múltiples beneficios, sobre todo para el medio ambiente, ayuda a eliminar la contaminación ambiental. Por ende, colabora a que podamos vivir en un ecosistema más limpio, trayendo consigo beneficios para la salud de personas, plantas y animales que viven en el planeta.

Ejemplos de residuos orgánicos

Los residuos orgánicos son los desperdicios que vienen de otros seres vivos como personas, plantas y animales. Entre los principales ejemplos de residuos orgánicos tenemos:

  • Cáscaras de frutas y verduras.
  • Cáscaras de huevo.
  • Hojas de plantas.
  • Palos secos.
  • Semillas de frutas y verduras.
  • Plumas de animales.
  • Escamas de pescado.
  • Excrementos de animales.
  • Frutas podridas.
  • Huevos podridos.
  • Leche en mal estado.
  • Cáscaras de cebolla.
  • Orina de origen animal y humana.
  • Raíces secas de los árboles y plantas.
  • Pelo de animal.
  • Uñas de humanos y animales.

Todos estos ejemplos nombrados anteriormente son los residuos más producidos en los hogares domésticos del mundo. De allí es donde sale la mayoría de los residuos orgánicos e inorgánicos que existen. El excremento de los animales es uno de los principales ejemplos que podemos tener de residuos orgánicos, que sirven como abono en la tierra.

La borra del café es muy útil y no se debe botar porque sirve para el abono de las plantas, para la limpieza de algunas piezas de la cocina y hasta para fines estéticos como para la elaboración de mascarillas para la limpieza de la piel. En algunas culturas, las cáscaras de huevos de distintos animales son recicladas con fines decorativos. Algunos pelos de animales también son utilizados para la elaboración de materiales textiles y distintos accesorios como llaveros, pulseras, zarcillos y collares.

Cómo citar:
"¿Qué son los residuos orgánicos? - Clasificación de la basura e importancia". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/residuos-organicos/. Consultado: 17-04-2024 17:59:53
Subir