¿Qué es un biopolímero? - Conoce sus usos

Qué es un biopolímero

En nuestro cuerpo y en el mundo, existen muchos procesos que se van generando a lo largo del paso del tiempo. Permitiendo la permanencia de ciclos que van ocurriendo de manera frecuente. De esta forma, dichos procesos se efectúan por medio de compuestos químicos que se mantienen en un estado de continuidad frecuente. Esto da paso a reacciones químicas que siguen formando parte de ese ciclo.

Uno de los compuestos que se encuentran dentro y fuera de nuestro organismo son los biopolímeros, los cuales se involucran en papeles importantes en el cuerpo humano. Es por ello que aquí te vamos a decir toda la información acerca de este compuesto. También sobre las variantes que puede generar dentro y fuera de nuestro organismo.

Índice()
  1. Definición de biopolímeros en química
  2. ¿Para qué sirven los biopolímeros?
    1. ¿Qué hacen los biopolímeros en el cuerpo?
  3. ¿Cuáles son las características de los biopolímeros?
  4. ¿Qué tipo de biopolímeros existen?
    1. Polisacáridos
    2. Proteínas
    3. Polinucleótidos
  5. ¿Qué ventajas y desventajas tiene usar los biopolímeros en el cuerpo?
  6. ¿Qué consecuencias tiene usar biopolímeros en el cuerpo?
  7. ¿Los biopolímeros causan alguna enfermedad?
  8. ¿Cuando es necesario retirar los biopolímeros del cuerpo?

Definición de biopolímeros en química

Este compuesto ocupa una función importante dentro de los procesos de los seres vivos, a través de diferentes sustancias que influyen en el cuerpo humano. Así, podrá tener un buen y adecuado funcionamiento en todo el organismo.

Por otro lado, la palabra “biopolímero” tiene un significado detrás, mismo que se escucha al dividirla en dos. Por ende, se compone del prefijo “Bio”, que hace alusión a todos los organismos vivos y de origen natural. Y, por último, del complemento “polímero”, que es una referencia a un tipo específico de moléculas.

Dichas macromoléculas vienen presididas de moléculas más pequeñas en el cuerpo humano, que se juntan entre sí para formar el polímero. Dicho esto, un buen ejemplo, vendría siendo una escalera, ya que está compuesta de diferentes escalones y soportes que se unen entre sí para formar el objeto.

Es decir, que una molécula de biopolímero nace de la unión de varios “monómeros”. Estos se entrelazan entre sí a través de muchos enlaces químicos. Asimismo, los biopolímeros son los que dan paso a algunas sustancias en el cuerpo humano que cumplen un rol específico en nuestro sistema.  Por eso, las que pueden generar se distribuyen entre las que son de origen natural y sintético. Las primeras se establecen en función del cuerpo humano, y las segundas son creadas por ello, a través de procesos químicos.

¿Para qué sirven los biopolímeros?

Cómo se ha dicho de manera anterior, la variedad de compuestos que producen los biopolímeros poseen funciones específicas. Es por ello que los explicaremos según los papeles que cumplen en el organismo, y las propiedades que ofrece de forma sintética.

Lo primero que hay que hacer es verlos como una opción para reducir el impacto ambiental en el planeta. La razón es que, no es un secreto que la industrialización ha hecho que los niveles de consumismo en el mundo sean muy elevados. Dicho esto, anualmente se llegan a producir alrededor de 60 millones de toneladas de material plástico, una cifra sin precedentes.

De esta forma, el uso de los biopolímeros en el campo de la química podría ayudar a reducir el impacto ambiental que el plástico tiene en la tierra. Explicado de otra forma, serviría como un reemplazo.

Asimismo, algunas empresas han optado por el uso de los biopolímeros artificiales para tener una manera de poder reducir el uso de compuestos más dañinos al ambiente. Por ahora el porcentaje es poco (menor a 1%), pero con el paso de los años, los biopolímeros se volverán más comunes en las prácticas de industria.

En otro orden de ideas, los biopolímeros forman parte de procesos naturales del cuerpo humano que permiten su correcto funcionamiento. Es decir, se encuentra dentro de una gran variedad de organismos y seres vivos en el planeta. Estos trabajan a través de sustancias más complejas que dan paso a determinados procesos.

Bajo este concepto, en el campo de la medicina se usan mucho, que van desde fines estéticos hasta usos en procesos quirúrgicos. Es por ello que hace alusión a la regeneración de tejidos en el paciente o posibles arreglos por medio de la aplicación de biopolímeros.

Además, al formar parte de una gran cantidad de sustancias que se encuentran en la tierra, es común nombrar la palabra “biopolímeros” al referirnos a una en específico. Así, puede estar relacionado a distintas en el planeta tierra. Estas van desde los crustáceos, hasta los artrópodos, pasando por los insectos y, también, el ser humano.

¿Qué hacen los biopolímeros en el cuerpo?

Aquí empezamos a tocar rasgos más negativos de los biopolímeros. Ello se debe a que, aunque son muy amigables con el medio ambiente, al aplicarlos de forma artificial en el cuerpo humano puede producir consecuencias negativas a largo plazo.

Lo primero que hay que acotar es que los biopolímeros artificiales se utilizan mucho en asuntos que tienen que ver con la apariencia estética del cuerpo. Es decir, para que no haya arrugas o imperfecciones en la piel, debido a las propiedades que posee. El proceso consiste en la inyección de los biopolímeros en el área que se desea “reparar”, para que su aspecto sea más pulido.

Sin embargo, esta práctica puede generar un daño colateral en el futuro. La razón es que, estos como el cemento óseo, la silicona líquida, aceite de industria o la parafina pueden ocasionar dolor en la zona de aplicación, molestias o un tono rojizo en el área. Eso sí, hay que acotar que esto ocurre en una cantidad reducida de casos, y también depende de lo profesional que sea el médico.

Entre los síntomas más graves luego de la aplicación, se puede encontrar hasta pus en la zona afectada. Así como una hinchazón en el área.

Ahora bien, si nos enfocamos lejos de su uso artificial, los biopolímeros forman parte de un montón de compuestos de gran importancia para el ser humano y otras especies y reinos. Uno de ellos es el almidón, el cual es un compuesto que se encuentra en las plantas.

El proceso de las plantas consiste en absorber energía solar y reservar la que no usan a través del almidón. Este compuesto se usa mucho en la industria de la panadería, y se forma por dos clases de biopolímeros: la amilosa y la amilopectina. Otro polímero importante es el glucógeno, que cumple la misma función de almacenamiento de energía del almidón. Sin embargo, la diferencia radica en que este se relaciona con los animales.

En el caso de los seres humanos, se encuentra reservado en las células del hígado. De esta forma, es el primer recurso de energía que utiliza nuestro cuerpo cuando pasamos por un período de gasto de actividad física.

¿Cuáles son las características de los biopolímeros?

Aunque ya hemos mencionado varias a lo largo del texto, la cantidad de propiedades que poseen los biopolímeros es demasiada. Por ende, se puede clasificar de acuerdo al impacto que tiene con relación al ambiente. También a los procesos internos de varios organismos y a las aplicaciones artificiales. Habiendo dicho esto, las características generales de los biopolímeros son las siguientes:

  • Son materiales biodegradables: Por ende, son muy amigables con el medio ambiente, y su aplicación en reemplazo del plástico reduciría, en un nivel importante, la contaminación ambiental.
  • Son relevantes en procesos naturales de muchos seres vivos: que van desde plantas, animales y humanos. Los más importantes ayudan a la reserva de energía en el cuerpo.
  • Pueden ser creados de forma sintética: y tienen propiedades que permiten la reducción de arrugas al ser inyectado en la en los tejidos capilares. No obstante, podría generar, en un futuro, consecuencias negativas en la salud (en la menor cantidad de casos).

¿Qué tipo de biopolímeros existen?

Debido al alto rango de aplicaciones y usos que los biopolímeros contienen, se pueden dividir de acuerdo a las categorías en las que realiza sus funciones. También las relacionadas a los procesos y cambios estéticos en el ser humano.

En el primer extremo, su clasificación se puede dividir en 3 grupos distintos. Estos son:

  • Biopolímeros que forman parte de los recursos renovables.
  • Biopolímeros que son biodegradables.
  • Biopolímeros que se sintetizan en función del ser humano (sean de forma orgánica o artificial).

En la primera categoría, encontramos a los biopolímeros como el almidón y la celulosa, que se hallan en plantas. En la segunda podemos mencionar al ácido láctico y aceites vegetales. Por último, en la tercera vendría estando el glucógeno en representación de sustancias orgánicas, y elementos como el polietileno en relación con su uso artificial. Esto sin contar sus aplicaciones estéticas en el cuerpo humano.

Por otra parte, también se pueden dividir en 3 grupos importantes de biopolímeros. Su clasificación se basa en las características y funciones que cumplen cada uno de ellos. Estos son: los polisacáridos, las proteínas y los polinucleótidos.

Polisacáridos

Los polisacáridos son compuestos que se forman por monosacáridos unidos entre sí. Dicha unión viene ocurriendo a partir de una cadena o enlace conocido como O-glicosídicos. Esta conexión produce la pérdida de moléculas de agua a través de cada enlace. Es decir, mientras más monosacáridos hallan en el compuesto, más ausencia del líquido habrá. El número puede variar desde los cientos, hasta los miles de sacáridos.

Dentro de este grupo se encuentran compuestos como el almidón y, a su vez, se divide en otras dos subcategorías:

  • Los Homopolisacáridos.
  • Los heteropolisacáridos.

En la primera rama están todos los polisacáridos que se conforman por un solo tipo de molécula. Aquí vendrían entrando compuestos como la pectina, el almidón, el glucógeno y la celulosa. Mientras, en el otro grupo se hallan los que se crean por más de una clase de monosacáridos, tales como los mucopolisacáridos, la hemicelulosa, gomas y agar-agar.

Proteínas

Son los biopolímeros más conocidos a nivel mundial. Además, son uno de los más importantes en el cuerpo humano, debido a que son de gran repercusión para la función de los tejidos y organismo de nuestro sistema. Asimismo, también ayuda a mantener la estructura y regulación de procesos en las personas.

En otro orden de ideas, son moléculas con una complejidad muy definida, debido a la amplia variedad de biopolímeros que parten de las proteínas. Su composición radica en la unión de monómeros más pequeños denominados aminoácidos, reunidos a través de una cadena que forman la molécula de proteína. La cantidad de aminoácidos en una sola de ellas varía entre cientos y miles.

Algunas de las proteínas más importantes en el cuerpo humano son:

  • La Inmunoglobulina, que funciona como un anticuerpo.
  • La Fenilalanina hidroxilasa, que se produce en enzimas y se encargan de varias reacciones químicas.
  • La hormona del crecimiento, que influye en el tamaño del cuerpo humano).

Polinucleótidos

Los polinucleótidos son un compuesto que forma parte del material genético de una persona. Es decir, que es una pieza de la estructura del ADN (Ácido Desoxirribonucleico) y del ARN (Ácido Ribonucleico). De esta forma, contienen importancia en el hecho del desarrollo en los procesos de estimulación y revitalización biológica. Por ende, también se usa de manera artificial en la industria de la estética médica.

Al aplicar los polinucleótidos en la piel humana, los procesos dentro del paciente estimularán la creación de colágeno, ácido hialurónico y otras sustancias (la elastina). Esto provocará la reducción del envejecimiento en la piel humana. Además, también ayuda como complemento estético que reduce marcas de cicatrices y da más firmeza y elasticidad al color del tejido del paciente.

Adicionalmente, en la industria cosmética los polinucleótidos se utilizan a partir de peces que son puestos bajo un tratamiento de salubridad muy estricto. Por ende, derivan en productos artificiales confiables que sólo deben omitirse en personas que poseen alergias a los mariscos o pescados.

¿Qué ventajas y desventajas tiene usar los biopolímeros en el cuerpo?

Como ya hemos mencionado anteriormente, los biopolímeros poseen un amplio rango de aplicaciones médicas en el cuerpo humano. Estas van desde las que son causadas por medio de los procesos de nuestro organismo, hasta las que son creadas de forma sintética para reducir el envejecimiento. Todo esto sin contar el impacto ambiental que tiene.

Entre sus ventajas generales, tenemos el uso de los biopolímeros como un buen sustituto del plástico para la reducción de la contaminación en la naturaleza. Esto se debe a que sus propiedades permiten una mejor relación con el medio ambiente, ya que no requería de muchísimos años para su descomposición.

Por otra parte, los biopolímeros forman una pieza fundamental de muchos procesos naturales de la vida en la tierra. Gracias a ellos, las plantas pueden reservar varios niveles de energía de los rayos del sol. Asimismo, cumplen la misma función en los cuerpos de animales y humanos, solo que a través de diferentes compuestos de polinucleótidos.

No obstante, sus grandes desventajas radican en la parte médica que tiene que ver con la estética de una persona. Y es que, aunque la mayoría de procesos de aplicación de polinucleótidos para reducción del envejecimiento salen muy bien, existen riesgos de salud.

Aunque, eso sí, no está mal hacerse estos tratamientos para reducir la piel, pero es importante que entiendas el riesgo que esto puede llevar (en una menor medida, claro está).

¿Qué consecuencias tiene usar biopolímeros en el cuerpo?

Si se usa de forma artificial, puede haber repercusiones buenas y malas. Todo en base a la apariencia del paciente y su salud. A muchas personas no les gusta ver su piel envejecida o decaída cuando llegan a una edad muy mayor. Por ende, buscan a través de tratamientos estéticos evitar que su apariencia se vea afectada. Esto es una práctica muy normal y debe hacerse de forma segura para tener los resultados deseados.

Por otro lado, tienes que tomar en cuenta los riesgos que podrías conseguir al someterte a esta clase de tratamientos, ya que podría causar daños en la salud. Estos van desde un dolor en el área donde fue inyectada la sustancia artificial, hasta hinchazón u otros síntomas.

No obstante, dichos síntomas no aparecen en la mayoría de casos que se inyectan polinucleótidos para lucir más rejuvenecido. De hecho, es un porcentaje menor de lo que ocurre. Pero, existe la posibilidad, y debes estar al tanto de lo que podría conllevar esta práctica.

¿Los biopolímeros causan alguna enfermedad?

En un período a largo plazo, los biopolímeros sí podrían provocar enfermedades, que varían de acuerdo a daños indefinidos del tejido capilar e infecciones comunes. Aunque, también está el riesgo de que la sustancia artificial de polinucleótidos se mude a otra parte del cuerpo y cause estragos en la salud.

En los casos más graves, podrían ocurrir afectaciones relacionadas con el sistema inmunológico del cuerpo humano. Esto causaría enfermedades como el Hipotiroidismo o el Lupus.

¿Cuando es necesario retirar los biopolímeros del cuerpo?

Por fortuna, puedes quitar de tu cuerpo los biopolímeros que se hayan inyectado, mediante un procedimiento médico. De esta forma, el caso para realizarlo es cuando sientas algún síntoma de incomodidad o dolor en el cuerpo. También deberías proceder si presentas ardor en la zona perjudicada, hinchazón, e inconvenientes inmunológicos.

Adicionalmente, si los biopolímeros te afectan en tu forma de vida y causan crisis, también deberías considerar retirar el compuesto. O bien, cuando se haya detectado la presencia de biopolímeros artificiales en otras regiones del cuerpo. Estos casos son más delicados.

Cómo citar:
"¿Qué es un biopolímero? - Conoce sus usos". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/biopolimero/. Consultado: 18-04-2024 08:28:49
Subir