¿Qué es el Circo romano? - Objetivo, función y características

Qué es el Circo romano

Desde tiempos remotos, el Imperio Romano nos ha mostrado una gran cantidad de imponentes edificaciones. Recordemos que la esclavitud y sumisión ante el emperador, mantenía a miles de plebeyos construyendo varias estructuras como teatros, anfiteatros y el Circo Romano.

Siendo este último un icono entre todos los demás, por el hecho de que se destinaba al entretenimiento de los más poderosos y del pueblo romano en general. Porque, podíamos ver fuertes jinetes o gladiadores enfrentarse en competencias similares a las que hoy hace un triatleta, pero llenas de violencia, incluso la muerte.

No obstante, la creación del Circo Romano nos revela una estrategia política muy persuasiva, ya que, su principal finalidad no era la diversión del emperador. Al contrario, buscaba distraer al pueblo de tantos atropellos a través de un rato de entretenimiento. A continuación te contaremos más detalles sobre esta enorme estructura, su origen y verdadero objetivo.

Índice()
  1. ¿Qué era el Circo romano?
  2. ¿Cuál es la historia de los Circos romanos?
    1. ¿Quién creó el Circo romano?
    2. ¿Cuándo surge el Circo romano?
  3. ¿Qué objetivo tenía el Circo romano? - Función
    1. ¿Qué se hacía en los Circos romanos?
  4. ¿Cuáles son las características de los Circos romanos?

¿Qué era el Circo romano?

Desde el punto de vista físico, podemos decir que el Circo romano es un edificio destinado al entretenimiento de los habitantes de la región. Puesto que, lo usaban para la realización de actividades deportivas, como por ejemplo: las carreras de aurigas. Por ello, su finalidad era el entretenimiento, similar al Coliseo Romano, ya que, los anfiteatros y teatros también forman parte de esas estructuras destinadas a la diversión.

Asimismo, cabe destacar que la construcción de estos espacios simulaban los conocidos estadios de la Antigua Grecia, similar a los famosos hipódromos pero de enormes magnitudes. La estructura del Circo romano era alargada, donde disfrutaban de carreras de caballos y grandes espectáculos, en su mayoría deportivos.

Tomando en cuenta que la llegada del Cristianismo trajo un menaje de paz y repudió la violencia, los teatros y anfiteatros disminuyeron su fama. Puesto que, en ellos se llevaban a cabo duras peleas de gladiadores. Fue en ese momento que el Circo romano consiguió el tope de receptividad, convirtiéndose en el principal sitio de entretenimiento para los locales por las carreras de caballos.

En conclusión, estos recintos eran una especie de hipódromo, pero mucho más grandes que los de la Antigua Grecia, con una forma alargada y redondeada en las puntas con gradas en el centro para acoger a los espectadores. Era una manera de diversión ideada por el emperador con el fin de mejorar su imagen política y mantener contentos a sus seguidores a pesar de los atropellos y violación de derechos que sufrían a diario.

¿Cuál es la historia de los Circos romanos?

Su origen se remonta a 200 a.C. y su principal objetivo era mantener contenta a la plebe con enormes celebraciones y espectáculos de gran envergadura. La verdad es que esa estrategia política, aumentaba la popularidad de los gobernantes, por esa razón, surge la famosa frase ‘pan y circo’ que todos conocemos en la historia.

Por el hecho de que, desde la antigüedad, los romanos, no solo median la popularidad de sus gobernantes por el número de conquistas de territorios. Puesto que, además, era muy importante la repartición de trigo a la plebe y la realización de grandes espectáculos para mantenerlos contentos y aumentar su popularidad.

De hecho, estas celebraciones eran motivo de competencia entre quienes estaban en el poder, ya que, su rivalidad era visible para ver quien hacía un evento más ostentoso que el otro. Entonces, tomaron la idea de los hipódromos de la Antigua Grecia y procedieron a crear una estructura mucho más grande e imponente para sus celebraciones deportivas.

Lo más impresionante es que no fue hasta el siglo XIX que pudimos ver estructuras tan enormes como esas, con la aparición de los materiales metálicos y otros artefactos. Pues, los Circos romanos constaban de madera, concreto y granito, su construcción ameritó grandes inversiones a muy bajo costo. Pues, la mano de obra fue gratuita, gracias a la explotación de miles de esclavos.

¿Quién creó el Circo romano?

Según detalles de la historia, el Circo Máximo fue el primero de los Circos romanos en ser construido, su principal finalidad era celebrar en épocas de cosecha y otras festividades. Por lo general, su creador, el rey de Roma, Lucio Tarquino Prisco, hacía grandes fiestas anuales con eventos deportivos, carreras de cabellos y carruajes para el entretenimiento de todos.

Este circo sufría constantes deterioros, en especial sus partes de madera, por ello ameritaba muchas reparaciones. De ese material eran los asientos elevados que construyó el rey Lucio Tarquino Prisco para acoger a las personas del estrato social más alto de Roma. Además, ordenó la incorporación de toldos en esa área para mayor comodidad de los más privilegiados.

Cabe destacar, que años más tarde, su nieto Tarquino el Soberbio, decidió incorporar los asientos destinados para la plebe, ampliando la capacidad de espectadores en la estructura. De esa manera, todos tendrían una mejor visión de la arena y disfrutarían de todos los detalles que el espectáculo tenía.

¿Cuándo surge el Circo romano?

Según datos registrados, creemos que el Circo romano antiguo apareció 200 a.C. como parte de las festividades de los emperadores de la región. Sin embargo, dichos datos puede variar dependiendo el edificio en cuestión, ya que los mismos sufrieron grandes modificaciones a lo largo de los años, hasta convertirse en los que conocemos en la actualidad.

Como te lo hemos mencionado, el Circo romano forma parte de los espacios de entretenimiento de los romanos, junto con los teatros y anfiteatros, todos destinados a la diversión de los gobernantes y la plebe. En principio, para celebrar fechas importantes y triunfos, luego, se convirtió en una estrategia para complacer al pueblo.

Pero fue durante el reinado de Lucio Tarquino Prisco, cuando surge el Circo romano Máximo, siendo el precursor para la posterior construcción de otros espacios de entretenimiento similares. Con el pasar del tiempo, conseguimos muchos más Circos con sus arenas de juego, algunos con palcos especiales y asientos de mármol para los más poderosos.

¿Qué objetivo tenía el Circo romano? - Función

La finalidad principal era el entretenimiento de pobres y ricos, puesto que su origen nos revela que se usaban para celebraciones especiales. En el caso del Circo romano Máximo, albergaba más de 150.000 personas para divertirse con las carreras de carruajes y caballos.

Buscaron copiar el tipo de evento de los hipódromos de la Antigua Grecia con la construcción de los mismos. Además, organizaban juegos anuales, muy esperados por la población en épocas de cosecha o celebraciones religiosas. Sin embargo, con el tiempo el objetivo del Circo cambió, pues, su finalidad era manipular a la plebe con momentos de diversión.

Puesto que, los gobernantes competían por ganar popularidad a través de la realización de estas grandes fiestas para el pueblo. De igual manera, limpiaban su imagen política regalando trigo a sus habitantes, manteniéndolos contentos con ‘pan y circo’. Así, lograban que el pueblo ignorara los grandes atropellos a los que eran sometidos, una estrategia muy común en algunos gobernantes y dictadores de la actualidad.

¿Qué se hacía en los Circos romanos?

El principal evento deportivo en estos recintos eran las cuadrigas, las cuales consistían en una carrera de carruajes y caballos, conducidos por los aurigas. Cabe destacar que los 4 participantes portaban cuatro colores diferentes, rojo, blanco, azul y verde. Siendo esos dos últimos los que representaban a las clases altas y a la plebe, por ende, las más aclamadas por el público.

Otra de las celebraciones más concurridas en el Circo romano antiguo eran las Naumaquias o batallas navales.  Las mismas eran batallas de mucha importancia y con ostentosas fiestas. Estos recintos también albergaban peleas entre gladiadores y espectáculos con animales o bestias exóticas. Además, servía para llevar a cabo ejecuciones con el fin de terminar con la vida de los traidores en frente de todo el mundo.

¿Cuáles son las características de los Circos romanos?

Estas edificaciones poseen aspectos muy destacables, como su capacidad para unos 300.000 espectadores. Asimismo, veíamos enormes gradas para plebeyos y la realeza. Además, el mismo se conforma por tres partes fundamentales: la cávea, la arena y la spina.

Por su parte, la cavea son las gradas donde se ubican los espectadores, las mismas cuentan con conexión a las salidas del Circo. En el caso de la arena, es la zona de juego, es decir, el sitio donde se lleva a cabo el espectáculo. Y, la spina es la curva que permitía girar con los carruajes a la hora de competir, cuya característica principal era su decoración con mosaicos y estatuas.

Cómo citar:
"¿Qué es el Circo romano? - Objetivo, función y características". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/circo-romano/. Consultado: 18-04-2024 11:31:54
Subir