¿Qué es una escofina? - Función y tipos de esta herramienta

Qué es una escofina

Las herramientas que empleamos en ciertos ámbitos han evolucionado con el propósito de ser más eficaces y fáciles de usar según el trabajo que deseemos hacer. Podemos tomar como claro ejemplo de ello las herramientas de sujeción, mejorando el agarre y disminuyendo la fuerza que se emplea para sujetar un objeto. Incluso las maquinas máquinas de corte, las cuales cada vez cuentan con mayor potencia y resistencia en sus hojas. Ahora bien, cuando hacemos énfasis en el área de la carpintería y bricolaje, podemos hallar todo tipo de implementos necesarios para moldear, cortar y desgastar la madera y así darle la forma que deseamos.

En este caso, nos referimos a la escofina, la cual es una especie de lima que sirve para desgastar superficies que no sean muy sólidas. Entre las más destacadas se encuentra la madera parota, de roble, pino y otros materiales. A continuación, te mostraremos todo lo relacionado con esta herramienta de desgaste tan empleada en ámbitos como la carpintería o el bricolaje.

Índice()
  1. ¿Para qué sirve una escofina?
  2. ¿Cuántos tipos de escofina hay?
    1. Escofina plana
    2. Escofina redonda
  3. ¿Cómo se usa una escofina?

¿Para qué sirve una escofina?

Ahora, se sabe bien que dentro de las industrias que manipulan la madera para ser moldeada, existe una enorme cantidad de máquinas, herramientas y métodos que se emplean para darle la forma y dimensiones deseadas. Una de las más empleadas dentro del ámbito de la carpintería y el bricolaje es la escofina. Se trata de una especie de lima que, por lo general, está fabricada de un material bastante resistente como lo puede ser el metal. En este mismo, se encuentran bordes dentados o patrones que forman cuadrados.

Todo ello con el propósito de desgastar la superficie en la que se está trabajando. Además de ello, cuenta con un mango que facilita el agarre y permite una mayor firmeza al momento de hacer la función de lima. Esta se emplea bastante en los acabados finales de la madera o material a trabajar. Su utilidad puede ser reducir imperfecciones en el marco de una puerta, hacer más pequeña una pieza de mdf, plástico o similares, entre otros.

Cabe destacar que, muchas personas tienden a confundir la escofina con una lima. Puede que ambas herramientas tengan bastantes similitudes, tanto en su aspecto físico, como en la utilidad que se les da. Por lo general, la lima cuenta con bordes más pequeños y menos filosos para desgastar en menor medida el material que se está trabajando. Es decir, se emplea para pulir y darle un mejor acabado a la superficie, mientras que la escofina posee dientes más gruesos y filosos, los cuales se usan para desgastar en gran medida la madera, siendo bastante similar a una caladora manual.

¿Cuántos tipos de escofina hay?

Por otro lado, dependiendo del trabajo que vamos a efectuar dentro del ámbito del bricolaje o la carpintería, podremos encontrar distintos tipos de escofina. Estas mismas se emplean para efectuar mejores acabados en los distintos tipos de madera, darle formas cuadradas, redondas e incluso esculpir una figura. Puede que las escofinas se fabriquen con materiales como el metal para ser más resistentes y causar un mayor desgaste al momento de emplearlas. Sin embargo, en el mercado nos podemos encontrar con dos tipos de la herramienta en cuestión.

Se trata de la escofina plana y la cuadrada, las cuales se enfocan en principio en el desgaste de la madera u otro material, para así esculpirlo y darle la forma que más nos guste. De hecho, es probable que nos hayamos cuestionado alguna vez cómo hacen los carpinteros para darle esas formas tan atractivas a los marcos de las camas o mesas que son de madera. Es aquí donde entran los tipos de escofina, los cuales te los mostraremos a continuación.

Escofina plana

Ahora bien, primero podemos comenzar con uno de los tipos más empleados de esta herramienta en el ámbito del bricolaje y la carpintería. Se trata de la escofina plana, la cual es empleada con el propósito de desgastar la madera u otra superficie similar, de una manera más brusca. Esta misma posee una forma aplanada, la cual permite desgastar superficies abarcando un gran campo de esta misma. Las podemos encontrar en distintos tamaños y grosores y se emplea en piezas de gran tamaño.

El mango que posee está diseñado de una manera ergonómica que permite un buen agarre y así desgastar más fácil la madera. En este tipo de casos también es posible emplear una caladora manual para así reducir las imperfecciones de gran tamaño que se observen. Sin embargo, la escofina plana brinda una mayor precisión y puede desgastar una gran parte de la superficie de una manera más rápida y eficaz. Cabe destacar que, este tipo de escofina se suele ver más en la creación de objetos como sillas, mesas, estantes, puertas y camas de madera.

Escofina redonda

De una manera bastante similar nos encontramos con este tipo de herramienta, la cual se observa más al momento de esculpir la madera en el ámbito de la carpintería. Nos referimos a la escofina redonda, la cual está fabricada en un metal bastante tolerable al desgaste y la podemos encontrar en presentaciones finas o gruesas. Una de las características principales que posee este tipo de lima, es su forma redondeada y alargada, la cual es idónea para esculpir la madera y darle formas únicas que no se pueden lograr con la escofina plana.

Uno de los ejemplos más claros que podemos encontrar sobre el uso de la escofina redonda son los marcos de las camas, escaparates e incluso las esculturas de madera. Se trata de esas formas tan características como los patrones que posee, detalles y relieves de mencionados objetos. Algunos aspectos como el mango o la forma de la hoja son bastante distintos a la plana. Además de esto, suele tener un grosor y potencia de desgaste más ligero en comparación a la escofina común. Esto debido a que se suele usar más que todo en la creación de detalles y relieves sobre la madera.

¿Cómo se usa una escofina?

La manera en la cual se suele emplear este instrumento, es bastante sencilla e intuitiva. Eso sí, debemos tener cierta experiencia para efectuar ciertos acabados, patrones o técnicas en la superficie que vamos a trabajar, por lo general, al momento de usar una escofina, debemos empezar por elegir el tipo de herramienta que se adapte más a lo que vamos a hacer. Además de seleccionar la medida y grosor correcto para así dar un mejor acabado. Si nos referimos al ámbito del bricolaje, lo idóneo es emplear una escofina que sea plana y que no tenga la piedra muy gruesa.

Lo siguiente que se debe hacer, es tomarla por el mango y comenzar a ejercer presión sobre la madera o superficie que vamos a descartar. Esto lo debemos hacer con un movimiento continuo y con los dientes de la escofina apuntando hacia lo que vamos a limar. Aunque también nos podremos encontrar con escofinas que tienen distintos grosores en cada lado. Ahora solo nos queda desgastar la superficie hasta donde lo consideremos. Lo más probable es que quede imperfecta, por lo que en este punto es donde podemos hacer uso de una lima fina, para así darle un acabado más adecuado a la pieza con la que trabajamos.

Cómo citar:
"¿Qué es una escofina? - Función y tipos de esta herramienta". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/escofina/. Consultado: 23-04-2024 05:05:37
Subir