¿Qué es un huracán? - Aprende todo sobre este fenómeno natural

Qué es un huracán

Los fenómenos naturales son eventos que suceden en la naturaleza y se crean por procesos físicos y químicos. Los huracanes, como muchos más, son un ejemplo de desastre natural que ocurren en los océanos. Son ciclones tropicales de gran intensidad que se originan en las zonas cálidas del mar y se mueven hacia tierra. Los huracanes surgen por la acumulación de calor y humedad en la atmósfera, y pueden causar daños significativos a la infraestructura y pérdida de vidas humanas.

https://www.youtube.com/watch?v=_s4fqEmnBzk

Índice()
  1. Definición y concepto de huracán
  2. ¿Cómo se producen los huracanes? - Causas
  3. ¿Cuáles son las características de un huracán?
  4. ¿Qué tipos de huracanes hay?
    1. Huracán categoría 1
    2. Huracán categoría 2
    3. Huracán categoría 3
    4. Huracán categoría 4
    5. Huracán categoría 5
  5. ¿Cómo funciona el ciclo de los huracanes?
  6. ¿Qué consecuencias tienen los huracanes?
    1. Katrina 2005
    2. Andrew 1992
    3. Mitch 1998
    4. Harvey 2017
    5. María 2017

Definición y concepto de huracán

Es un fenómeno meteorológico muy poderoso que se caracteriza por vientos muy fuertes y lluvias intensas. A lo largo de la historia, han causado daños significativos en muchas regiones costeras del mundo, incluyendo América Latina, el Caribe, el Golfo de México y el sureste de Estados Unidos. Durante la época colonial, a los huracanes se les llamaba 'tempestades del mar' y se consideraba que eran castigos divinos por los pecados de la humanidad.

La historia de los ciclones se remonta a muchos años atrás. La primera descripción detallada de un huracán fue en el siglo III a. C., cuando el historiador griego Polibio escribió sobre un ciclón que azotó la isla de Chipre.

Con el tiempo, el estudio de los huracanes se ha convertido en una ciencia, y se han desarrollado técnicas para medir la intensidad, la velocidad y la trayectoria de estos fenómenos. En 1851, el meteorólogo estadounidense William Redfield fue uno de los primeros en documentar los vientos ciclónicos y la circulación en los huracanes.

En el siglo XIX, el gobierno de Estados Unidos comenzó a establecer departamentos especializados para medir la presión barométrica y los vientos en las áreas costeras. En 1887, el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos (NWS) nació en pro de pronosticar y alertar sobre los huracanes.

Luego, en el siglo XX, se desarrollaron mejores técnicas para predecir estos fenómenos, como el uso de aviones que miden la presión barométrica y la velocidad del viento en el ojo del huracán. En 1953, se comenzó a utilizar satélites para monitorear los cambios de este fenómeno desde el espacio, todo con el fin de realizar mejores bitácoras y la recolección de información para el estudio de los huracanes.

Los huracanes son ciclones tropicales que se forman en el océano y se caracterizan por una gran cantidad corriente de aire y lluvia que se mueven en un patrón circular. Los vientos en el centro de un huracán pueden alcanzar velocidades de más de 150 millas por hora, y las lluvias grandes inundaciones.

Estos afectan a las comunidades costeras, ya que pueden causar daños enormes a la infraestructura y poner en peligro la vida de las personas. Los vientos fuertes y las inundaciones ocasionan accidentes y lesiones graves, también pueden morir muchas personas debido a la falta de servicios básicos como electricidad y agua potable.

Estos también pueden formarse en el océano Atlántico. La temporada oficial de huracanes en esta zona se extiende desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre, aunque los ciclones pueden ocurrir en cualquier momento del año.

La zona más propensa de tormentas tropicales en el Atlántico es el Caribe, el Golfo de México y el sureste de Estados Unidos, pero los ciclones también pueden afectar a otras áreas costeras del Atlántico, como las islas Canarias, las Azores y las Bahamas.

Los huracanes también pueden tener un impacto económico, estos ocasionan daños a la infraestructura y a las industrias, creando un grave problema en la moneda local y nacional.

Además, los eventos climáticos extremos como los huracanes pueden afectar de forma negativa a los cultivos y a las industrias agrícolas, dando un golpe fuerte en el suministro de alimentos y en los precios de los mismos.

En los últimos años, el cambio climático ha comenzado a tener más frecuencia e intensidad de los huracanes. Los científicos están investigando el aumento de las temperaturas globales y porque los patrones de viento cambian y afectan los ciclones.

¿Cómo se producen los huracanes? - Causas

Estos se originan en el océano cuando las aguas están cálidas y húmedas, iniciando una gran cantidad de viento que influye en el movimiento del mar. Estas condiciones generan nubes y lluvia, y la presión atmosférica en el centro de la depresión comienza a disminuir.

La formación de un huracán inicia cuando una depresión tropical se origina en el océano. Estas se forman en el mar a medida que se mueve hacia el oeste, al final se transforma en una tormenta tropical.

La tormenta tropical se convierte en un huracán cuando los vientos alcanzan velocidades de al menos 74 millas por hora. Durante esta etapa, la presión atmosférica en el centro de la tormenta sigue disminuyendo y los vientos se vuelven más intensos.

Como los huracanes nacen del agua caliente del mar, se convierte en vapor, se eleva y se concentra en las nubes. Esta condensación libera una gran cantidad de energía, que impulsa la brisa del huracán.

El movimiento de este desastre natural se rige por una serie de factores, como los patrones de viento y presión atmosférica, a la igual por la temperatura del agua del océano.

¿Cuáles son las características de un huracán?

Los huracanes, al ser un fenómeno meteorológico excesivamente poderoso, tienen muchas características y cualidades notables que lo diferencian de otros desastres naturales, estas características son las siguientes:

  • Vientos fuertes: estas corrientes de aire alcanzan velocidades de más de 150 millas por hora, lo que puede causar daños graves a la ciudad donde llegue y atenta contra la vida.
  • Lluvia intensa: este fenómeno es acompañado por una gran tormenta que puede causar inundaciones.
  • Ciclón: un huracán es un ciclón tropical, lo que significa que tiene un patrón circular de viento y lluvia.
  • Ojo del huracán: en este fenómeno natural, hay un área conocida como el ojo del huracán, donde las condiciones son más tranquilas, con menos corrientes de aire y lluvia.
  • Anillo de viento: alrededor del ojo del huracán hay un aro de brisa muy fuerte, conocido como el anillo de viento.
  • Marejadas ciclónicas: las tormentas tropicales pueden causar marejadas ciclónicas, que son olas muy grandes y poderosas, estas arman daños a los puertos y diques costeros.
  • Trayectoria: los huracanes se mueven hacia el oeste en las latitudes cálidas del océano, y su camino puede ser influenciado por los sistemas de alta y baja presión atmosférica.
  • Impacto en la comunidad: los huracanes tienen un golpe crucial en los grupos costeros, ya que pueden causar daños graves a zonas de puerto y turísticas. Colocando en peligro también a las personas que se encuentren cercanas al área, tanto habitantes como personas que realizan turismo tanto común como turismo alternativo.

¿Qué tipos de huracanes hay?

Las tormentas tropicales tienen dos tipos principales de huracanes: estos serían los ciclónicos y los anticiclónicos, a continuación, verás un breve concepto de cada uno de ellos:

Los huracanes ciclónicos o típicos, son los más comunes. Se caracterizan por tener vientos que soplan en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte y de forma correcta de las agujas en el hemisferio sur. Estos se desarrollan a partir de un sistema de baja presión que se genera sobre el océano.

Los huracanes anticiclónicos o huracanes inversos, se caracterizan por tener vientos que soplan en sentido de las agujas del reloj en el hemisferio norte y en sentido contrario en el hemisferio sur. Estos ciclones se desarrollan a partir de un sistema de alta presión que se forma sobre el océano.

Huracán categoría 1

Comienza este ciclón con vientos de 74-95 millas por hora (119-153 km/h). Causan daños menores o leves a las estructuras, árboles caídos y cortes de energía.

Huracán categoría 2

Este genera vientos de 96-110 millas por hora (154-177 km/h). Hace daños moderados a las estructuras, al igual que puede tumbar árboles y crear cortes de energía.

Huracán categoría 3

Esta clasificación inicia vientos de 111-129 millas por hora (178-208 km/h). Los daños que hace a las estructuras son graves, además de realizar cortes de energía extensos.

Huracán categoría 4

Estos ciclones son bastante peligrosos, tiene vientos de 130-156 millas por hora (209-251 km/h). Pueden causar daños devastadores a todo lo que se encuentre, al igual que pone en peligro cualquier vida que este involucrada.

Huracán categoría 5

Esta última categoría es la más extrema, genera vientos de 157 millas por hora o más (252 km/h o más). Los daños que ocasiona son catastróficos y en algunos casos hasta irremediables.

¿Cómo funciona el ciclo de los huracanes?

El tiempo de un huracán es un proceso complejo que comienza con la formación de una depresión tropical en el océano. Estas condiciones crean una gran cantidad de nubes y lluvia, y la presión atmosférica en el centro de la depresión comienza a disminuir.

A medida que la depresión continúa moviéndose, se convierte en una tormenta tropical. Durante esta etapa, la presión atmosférica en el centro de la tormenta sigue disminuyendo y las corrientes de aire comienzan a ser más rápidas. Si los vientos alcanzan velocidades de al menos 74 millas por hora, la tormenta pasa a convertirse en un huracán.

Una vez que una tormenta tropical se ha formado, se mueve en dirección al oeste a medida que se desplaza hacia el océano. Cuando se acerca a la costa, los vientos se intensifican y las lluvias se vuelven más intensas. Los huracanes también generan marejadas ciclónicas y tormentas con brisa que ocasionan daños significativos a las zonas de la costa.

Después de tocar tierra, un huracán se debilita y la presión atmosférica en su centro comienza a aumentar. Los vientos disminuyen de velocidad y las lluvias se hacen menos intensas. A medida que el huracán se mueve hacia el interior, se vuelve cada vez más dé débil, hasta que desaparece.

¿Qué consecuencias tienen los huracanes?

Tienen consecuencias devastadoras. En primer lugar, los vientos muy fuertes que acompañan a los ciclones causan daños significativos a las estructuras de construcción, como casas, edificios y puentes.

Además, estos vientos pueden derribar árboles y causar cortocircuitos en las líneas de energía eléctrica. Dejando sin luz a las personas durante varios días o semanas.

Los huracanes también pueden causar inundaciones debido a la gran cantidad de lluvia que cae durante estos eventos. Creando daños a las propiedades y colocando en peligro la vida de las personas. Además, los huracanes ocasionan marejadas ciclónicas que hacer daños significativos a los puertos y diques costeros.

Otra consecuencia de los huracanes es la pérdida de vidas humanas. Los vientos fuertes y las inundaciones pueden causar accidentes y lesiones graves, además la muerte de personas por falta de servicios básicos, los cuales serían electricidad y agua potable.

También, los eventos climáticos extremos como los huracanes pueden afectar de forma negativa a los cultivos y a las industrias agrícolas, causando un impacto en el suministro de alimentos y en los precios de los mismos. Es por esto que debemos saber tomar las medidas preventivas para un huracán, estas reglas incluyen:

  • Mantenerse informado del pronóstico del tiempo y las últimas noticias sobre el ciclón.
  • Preparar un kit de emergencia con suministros básicos como agua, alimentos, medicinas y primeros auxilios.
  • Identificar un lugar seguro donde protegerse durante el huracán, refugios o un edificio de concreto sirven.
  • Establecer un canal de comunicación con las personas necesarias para ti.
  • Asegurar la propiedad, recogiendo objetos que puedan volar y colocando protección en las ventanas.
  • Tener un plan de emergencia para los animales de compañía.
  • Obedecer las órdenes de evacuación emitidas por las autoridades.
  • Si en las noticias hay informes sobre posibles huracanes y quieres saber más, la Agencia Nacional de Océanos y Atmosfera (NOAA) cuenta con un sitio web en donde puedes ver más detalles acerca de las tormentas tropicales.

También es importante recordar cuales fueron algunos de los huracanes más peligrosos en la historia reciente, los más importantes podrían ser los siguientes:

Katrina 2005

El huracán Katrina de categoría 3 fue en la ciudad de Nueva Orleans, causando inundaciones y dejando a miles de personas sin hogar. Fue considerado como uno de los peores desastres naturales en la historia de Estados Unidos, con un saldo de más de 1,800 muertes y daños por valor de más de $ 125 mil millones.

Andrew 1992

Este huracán de categoría 5 azotó el sur de Florida y el Golfo de México, causando un gran número de muertes y dejando a miles de personas sin hogar. Fue el segundo ciclón más costoso en la historia de Estados Unidos en ese momento, con daños por valor de más de $ 26 000 millones.

Mitch 1998

Era una tormenta tropical de categoría 5 que afectó a Centroamérica, fue uno de los peores desastres naturales en la historia de América Latina, con un saldo de más de 11,000 muertes y daños por valor de más de $ 6.000 millones.

Harvey 2017

Fue un huracán de categoría 4 que azotó el sureste de Texas, causando inundaciones de gran extensión y dejando a miles de personas sin hogar. Fue considerado como uno de los peores desastres naturales en la historia de Texas, con un saldo de más de 100 muertes y daños por valor de más de $ 125 mil millones.

María 2017

Este huracán de categoría 4 golpeó a Puerto Rico, causando destrucción de materiales y dejando a gran parte de la población sin electricidad y sin servicios básicos. Fue considerado como uno de los peores desastres naturales en la historia de Puerto Rico, con un saldo de más de 3,000 muertes y daños por valor de más de $ 90.000 millones. La isla se encuentra en una posición geográfica que la hace vulnerable a los huracanes que se originan en el Atlántico.

Es importante señalar que estos son solo algunos ejemplos y en cada caso, dependiendo del contexto, la intensidad, la velocidad y la trayectoria del huracán, los daños y las muertes pueden variar mucho. Es importante estar preparado y seguir las recomendaciones de las autoridades en caso de un huracán.

Cómo citar:
"¿Qué es un huracán? - Aprende todo sobre este fenómeno natural". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/huracan/. Consultado: 14-06-2024 19:36:02
Subir