¿Qué es el arte helenístico? - Características y período de este arte

Qué es el arte helenístico

El arte se puede expresar de muchas formas, como literatura o la música, pero al hablar de civilizaciones antiguas destacan la escultura, la pintura y arquitectura. En este artículo se explica lo que es el arte helenístico y de dónde proviene. De igual manera, se nombran algunas de las obras de este periodo que sobrevivieron hasta nuestros días, así como otras ya desaparecidas pero relevantes.

Índice()
  1. ¿En qué consiste el arte helenístico?
  2. ¿Cuáles son las características del arte helenístico?
    1. Arquitectura helenística
    2. Pinturas helenísticas
    3. Esculturas helenística
  3. Ejemplos del arte helenístico

¿En qué consiste el arte helenístico?

El arte antiguo tiene una gran importancia en el mundo, porque por medio de este se formó la cultura occidental de la actualidad. En ese sentido, cuando se habla del comienzo de la cultura, siempre se coloca el foco en el periodo heleno o helenístico. Pues, la sociedad griega fue la que impulsó el desarrollo de las sociedades occidentales. Aunque, hubo un periodo en el que el arte helenístico se consideró como pagano o impuro, no por una figura crítica, como un comisario de arte, sino por la iglesia y el estado.

Lo primero que hay que aclarar es que al hablar de arte helenístico se hace referencia a todo tipo de expresión artística que se inspira en la antigua Grecia. Pues, los griegos se solían llamar helenos, debido a que los aqueos vivían en una ciudad cuyo título era Hélade. De modo que, el título de cultura o arte heleno y griego tienen el mismo significado.

No obstante, a pesar de que en la antigua Grecia se vio el inicio de estas expresiones, el arte helenístico no solo incluye las obras que se realizaron en la época de las guerras y el imperio griego. En ese sentido, el periodo helenístico es extenso en el tiempo e incluye cualquier obra que tenga inspiración en dicho arte, como la famosa Venus de Milo. Por lo que, se puede decir que comienza en el siglo IV aC con la conquista de Alejandro Magno en Grecia, mientras que finalizó en tiempos de los romanos en el siglo II DC

¿Cuáles son las características del arte helenístico?

El arte helenístico se compone por una gran cantidad de obras que buscaban transmitir la historia y cultura de la Antigua Grecia a futuras generaciones. Sin embargo, la mayoría del arte que compone este periodo no se creó en el auge de la civilización griega. Por el contrario, se generó tiempo después, teniendo en cuenta las historias y relatos de esa época. Veamos entonces las características más importantes.

  • Uno de los elementos más relevantes de la cultura de la Antigua Grecia era la religión, tanto que los romanos la adoptaron. Por lo que, gran parte del arte heleno tenía la función de representar a los dioses.
  • Así, cualquier escultor creaba obras en honor a Zeus, Poseidón, Ares, Afrodita o Hera. También se plasmaban mosaicos o rostros de héroes como Aquiles u Odiseo, al igual que semidioses como Hércules.
  • El arte helenístico representa el tercer periodo en la línea temporal de la historia del arte, ya que antes lo preceden el periodo arcaico y el clásico.
  • Se trata de un tipo de arte considerado como ecléctico, puesto que se enfoca en reunir varias características y elementos de distintos lugares. En ese sentido, reúne datos e información de la cultura europea occidental y la asiática.
  • Esto fue consecuencia de la expansión del imperio de Alejandro Magno, que abarcó gran parte del mundo. También los romanos hicieron algo parecido, pero el punto de similitud es que ambos imperios tenían como referente a la cultura griega.

Arquitectura helenística

En cuanto a la arquitectura, el periodo helenístico intentó reunir elementos asiáticos con europeos. En esta época se levantaron grandes ciudades que tomaron mucha inspiración de ciudades de la Antigua Grecia, pero también se fijaron en las construcciones de Babilonia. Aquí hay que destacar la construcción de Alejandría y Antioquía, dos lugares que tuvieron mucha importancia para el imperio de los romanos, en especial el Imperio Bizantino.

De igual manera, en este periodo del arte se levantaron las edificaciones que dieron origen a la ciudad de Pérgamo. Allí, se formó un gran urbanismo que conducía por sus calles hasta la gran fortaleza de los reyes, la acrópolis. También destaca un ágora o plaza polis similar a la de las ciudades griegas antiguas, por último, hay que mencionar el altar de los doce dioses. Otro gran diseño arquitectura en lo que es el arte helenístico lleva el nombre del segundo templo de Apolo, el cual cuenta con una gran estructura de columnas jónicas.

Pinturas helenísticas

La pintura griega o helena no se difundió tanto como otras obras de arte, puesto que la mayoría se perdió y se destruyó. En ese sentido, los murales helenos destacaban por ser mosaicos frescos, algunos de los ejemplos son los de Herculano y el de la ciudad Pompeya. Se dejó de lado los retratos de personas vestidos con pieles genuinas y se comenzaron a emplear otros recursos. La técnica del mosaico se comenzó a desarrollar en este periodo y ganó de forma rápida popularidad entre los artistas. Consiste en el uso de piedras, cerámica y vidrio para crear dibujos.

Esculturas helenística

El modelo de escultura griega tuvo una evolución con respecto al tipo de arte clásico. Pues, el escultor dejó de hacer obras sencillas con el fin de buscar mayor expresividad. En ese sentido, aquí nace lo que es el patetismo del arte, el cual hace referencia a retratos de personas que generan conmoción en los espectadores. De modo que, los rostros esculpidos exponían agonía y un estado de dolor o sufrimiento.

Otro punto característico de las obras de arte helenístico es que el escultor comenzó a fijarse más en los detalles. Así que, aquí se observa la influencia del individualismo y el naturalismo. Las esculturas destacaban por la piel lisa, los detalles en los músculos con ensión y la atención puesta en el cabello. Una de las esculturas más importantes fue la que creó Cares de Lindos, que pasó a la historia como el Coloso de Rodas, su maestro Lisipo hizo un Zeus gigante. No obstante, la escultura más conocida es el popular Venus de Milo, que representa la imagen de Afrodita, pero sin los brazos.

Ejemplos del arte helenístico

En los ejemplos que sobrevivieron de la pintura del arte helenístico hay que hacer referencia al mosaico de Alejandro. La que se muestra en la actualidad es una copia bien lograda de la batalla que se sostuvo en Issos enfrentando a Alejandro el grande con el rey Darío III. De igual manera, se encontró otro del mismo emperador cazando a un enorme león. Hay que destacar que, con el cristianismo, se ordenó destruir muchas esculturas y pinturas en la que se mostraban a los dioses griegos porque se consideraba pagano.

En Berlín es posible encontrar el Altar de Pérgamo, un monumento que se construyó en el 188 aC y que tenía fines religiosos. La parte central muestra la lucha entre los gigantes y los primeros dioses de la cultura griega, la cual se denomina gigantomaquia. Se estima que el altar era en honor a Atenea, pero también se piensa que allí veneraban a Zeus.

La escultura de Laocoonte y sus hijos es otra de las obras famosas del periodo helenístico. Esta muestra el castigo de los dioses al troyano laoconte que murió ahogado por serpientes junto a su descendencia.  Otra escultura es la victoria alada de Samotracia, que representa a la diosa de la victoria Nike. La lista también debe incluir a los ya mencionados Coloso de Rodas, que era una de las maravillas del mundo antiguo, y la Venus de Milo.

Cómo citar:
"¿Qué es el arte helenístico? - Características y período de este arte". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/arte-helenistico/. Consultado: 20-04-2024 23:29:48
Subir