¿Qué es el autoconocimiento emocional? - Aprende a manejar tus emociones

Qué es el autoconocimiento emocional

Todas las personas experimentamos día a día diferentes emociones, las cuales pueden ser tanto positivas como negativas. Estas afectan de distintas maneras nuestra vida, por ello es de suma importancia tener un autoconocimiento sobre ellas. De este modo, aprender a manejarlas y conocerlas a profundidad es de gran relevancia, ya que así seremos personas con un mejor comportamiento siendo más agradables nuestra familia, amigos y lo más importante, para nosotros mismos.

Índice()
  1. ¿Qué son las emociones según la psicología?
  2. ¿Qué son los pensamientos y las reacciones?
  3. ¿Qué es la inteligencia emocional?
  4. ¿Qué es la salud mental y emocional?
  5. ¿Cómo podemos reconocer nuestras emociones según la inteligencia emocional?
    1. ¿Cuáles son los tipos de emociones?
  6. ¿Cómo podemos manejar nuestras emociones para vivir en bienestar?
    1. ¿Cómo manejar las emociones positivas?
    2. ¿Cómo manejar las emociones negativas?

¿Qué son las emociones según la psicología?

La definición etimológica de este término hace referencia al impulso que induce una acción. Pero hay que tomar en cuenta que según distintos autores del área de psicología, las emociones se definen de las siguientes formas:

Ramos (2005), explica la emoción como un sentimiento o percepción de distintos elementos y relaciones en la realidad o la imaginación. Por ello, este sentimiento se demuestra físicamente por medio de alguna acción fisiológica como pueden ser cambios en:

  • La respiración.
  • Sudoración.
  • Pulso cardiaco.
  • Enrojecimiento.

De igual manera se incluyen algunas reacciones conductuales entre las que se encuentran:

  • Relajación.
  • Bienestar.
  • Ansiedad.
  • Estrés.
  • Depresión.
  • Agresividad.
  • Llanto.
  • Tristeza.

Por otro lado Kail y Cavanaugh (2006) se refieren a las emociones como procesos neuroquímicos y cognitivos que se relacionan con la arquitectura de la mente, bien sea memoria, atención, percepción, entre otros.

Llegando al punto de ser perfeccionadas por medio de la selección natural como respuesta ante las necesidades de reproducción y supervivencia humanas.

Ahora podemos definir de una manera más sencilla lo que es una emoción. Esta no es más que reacciones psicofisiológicas que reflejan los modos de adaptación que presentan los individuos ante ciertos estímulos. De tal forma, que estos pueden prevenir o ser percibidos de:

  • Un objeto.
  • Una persona.
  • lugares importantes.
  • Un suceso bien sea alegre o trágico.
  • Recuerdos significativos.

Las emociones cumplen tres funciones muy importantes que son:

  • Función adaptativa: Mediante esta función el organismo se prepara para actuar, siendo así una de las características más significativas, por ello, tenemos la capacidad de lograr comportarnos de una manera más útil y eficiente.
  • Función social: Con ella podemos expresar el estado de ánimo y proporcionan la interacción. Se debe agregar que aparte de la comunicación oral, la expresión no verbal cobra importancia, puesto que con las emociones se pueden expresar muchas cosas, sin necesidad de conversar.
  • Función motivacional: Representa la retroalimentación existente entre la motivación y la emoción. Por ello, cualesquiera que sean las conductas que se tomen producen una reacción emocional, dando como resultado que dicha emoción impulse a una motivación. Un ejemplo de ello es si nos juntamos con una persona y nos genera alegría, en algún otro momento nos sentiremos con ganas de volver a verla.

¿Qué son los pensamientos y las reacciones?

Los pensamientos son la acción intelectual de carácter propio que se ocasiona a partir de procesos de la razón. De esta forma, se destacan por ser productos que se originan en la mente, que ocurren voluntariamente por una orden racional o involuntariamente por medio de un estímulo externo. Por ello tenemos, que todo tipo de obra, bien sea artística o científica, se origina a partir del pensamiento.

Cabe destacar que el pensamiento en las personas presenta una serie de cualidades, siendo acumulativo y teniendo un desarrollo a lo largo del tiempo. El caso es que funciona mediante estrategias de intelecto, que se van añadiendo ayudando a buscar soluciones para problemas planteados.

Habría que añadir que los pensamientos se dividen en distintos tipos, entre los que tenemos:

  • Pensamiento inductivo: Se basa en una particularidad mediante la cual termina extrapolando y transformando en una generalidad. De este modo, si una cosa es cierta en algunas ocasiones, puede que también lo sea en otras similares.
  • Pensamiento deductivo: Se origina de una generalidad y la emplea en cada particularidad.
  • Pensamiento interrogativo: Se utiliza a menudo en el momento en que se presenta una inquietud. Se debe agregar la forma en que será planteada la pregunta para conseguir justamente la respuesta anhelada.
  • Pensamiento analítico: Este se encarga de categorizar las ideas y, por otro lado, el sistémico es el que las interrelaciona.
  • Pensamiento creativo: Descrito de manera sencilla, es la fuente de todo proceso de este tipo, puesto que no presenta límites y está abierto a la producción de cosas nuevas.
  • Pensamiento crítico: Este es capaz de valorar el paradigma con el que se originan todos los demás. Se basa en evaluar la manera en la que se desentraña el conocimiento, asegurando de esta forma una mayor autonomía a la hora de ejercer el pensamiento.

Algunas ciencias que se encargan de estudiar el pensamiento son las siguientes:

  • La lógica.
  • La filosofía.
  • La psicología.
  • La psiquiatría.

Por otro lado, las reacciones se representan como modos de adaptación a diversos estímulos que llegan al individuo. Estos estímulos o inducciones se ocasionan por la percepción de algún objeto, persona, lugar o ciertos sucesos de suma importancia.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Es definida como un conjunto de destrezas que una persona obtiene por nacimiento o que va aprendiendo en el transcurso de su vida. Pues bien, de esta manera se llegan a destacar, la empatía, la motivación personal, el autocontrol, el entusiasmo e igual de importante un buen manejo de las emociones.

El término y definición de inteligencia emocional se utilizó por primera vez en 1990 por los psicólogos norteamericanos Peter Salovey y John Mayer. A partir de esto luego se trasladó a un libro homónimo creado y escrito por Daniel Goleman.

Las personas con un alto grado de inteligencia emocional llegan a presentar las siguientes características:

  • Prestan atención a sus emociones.
  • Conocen sus sentimientos y no los reprimen.
  • Analizan sus proyectos y sueños.
  • Tienen un balance constante en sus acciones.
  • No se toman nada personal.
  • Son autocríticos con lo que realizan.
  • Se fijan en las emociones de personas cercanas.
  • Conocen mucha gente nueva, pero solo se rodean con aquellos en los que sienten una conexión.
  • No tienen que juntarse con personas tóxicas.
  • Se motivan a sí mismos constantemente.
  • Meditan regularmente.

Cabe señalar que no existe una sola clase de inteligencia emocional, puesto que abarca distintos tipos. De esta manera, cada uno destaca por tener características que se definen por el coeficiente intelectual o (CI) de una persona. Por ello, se dividen en cinco clases básicas:

  • Empatía: Se trata de entender cómo se llegan a sentir los demás y de esta manera aprender a comunicarse correctamente. Dado que cada persona reacciona de distinto modo a ciertos estímulos dependiendo su experiencia o el contexto en que se encuentre.
  • Habilidades sociales: Tener buenas relaciones interpersonales ayudan a guiar a las personas al éxito. De tal modo, pueden lograr más cosas con un gran liderazgo, gestión de conflictos, cooperación y un trabajo en equipo excelente.
  • Autoconocimiento: Consiste en la habilidad para reconocer los sentimientos propios y la manera en que estos afectan las acciones que se puedan realizar. Por ello, un buen desarrollo de la conciencia emocional y la confianza son vitales para esto.
  • Motivación: A menudo se relaciona con el compromiso de cumplir con los objetivos que uno mismo se llega a plantear. De igual manera, se mantiene el positivismo ante los desastres y la iniciativa que se plantea una persona para plasmar sus metas.
  • Autorregulación: El autocontrol o autoayuda es esencial en la inteligencia emocional, puesto que con ello se logra controlar la duración de las emociones propias. Las cuales influyen en la toma de decisiones, volviéndose vital en este tipo de inteligencia emocional.

¿Qué es la salud mental y emocional?

La salud mental es definida como una afectación en la forma en que pensamos, sentimos y actuamos a la hora de afrontar nuestra vida. Cabe señalar que ayuda al momento en que determinamos el manejo del estrés, las relaciones con los demás y cómo tomamos decisiones. Por ello, la salud mental incluye nuestro bienestar tanto emocional, psicológico y social, siendo de suma importancia en todas las etapas de la vida.

Por otro lado, la salud emocional se define como la capacidad mediante la cual expresamos nuestros sentimientos, adaptarnos a desafíos sentimentales, tolerar la frustración y algo muy importante como es disfrutar de la vida. Dentro de esta se de incluir:

  • La manera en la que conocemos nuestras fortalezas y cómo las mejoramos.
  • Como persistimos posterior a un fracaso y el retroceso.
  • El modo de vida y el trabajo por cuenta propia.
  • De igual manera, estar abiertos a recibir ayuda de otras personas de vez en cuando.

¿Cómo podemos reconocer nuestras emociones según la inteligencia emocional?

Según la inteligencia emocional, podemos reconocer nuestras propias emociones siguiendo la serie de pasos que estamos por demostrar:

  • Se debe entender que las emociones son parte vital de nuestra vida y no podemos suprimirla.
  • Reconocer e identificar las emociones propias.
  • Analizar la causa u el origen de la emoción.
  • Aprender a controlar los sentimientos.
  • Acoplar cambios positivos para mejorar la calidad de vida.

¿Cuáles son los tipos de emociones?

Según diversos autores, las emociones se pueden clasificar de distintas maneras. Un ejemplo de ello, es lo que estableció el psicólogo Pal Ekman como los 6 tipos de emociones básicas:

  • Ira: Es conocida como uno de los sentimientos más fuertes que se puedan sentir y es descrita como un sentimiento de enfado o indignación.
  • Alegría: Es la emoción primaria, la más buscada es la felicidad. La alegría puede ser experimentada por las personas mediante distintas razones, como puede ser un sentimiento de bienestar, satisfacción o simplemente agradable.
  • Asco: Se desarrolló como una manera de ayudar a las personas a diferenciar entre alimentos comestibles y los dañinos. Aunque hoy en día se conoce como un sentimiento de repugnancia y desagrado.
  • Tristeza: Se definió como un estado transitorio que representa desesperanza, pena o depresión. Cabe señalar que si la tristeza aparece con mucha frecuencia, se puede convertir en una depresión crónica.
  • Sorpresa: Se trata de un momento breve de conmoción que ocurre tras un acontecimiento inesperado. Puede ser definida como una sensación de desdicha o infelicidad, aunque también llega a ser todo lo contrario.
  • Miedo: Es una emoción de las más importantes que tenemos que nos puede ayudar en un estado de supervivencia. La cual es percibida como una sensación de dolor, peligro o amenaza.

¿Cómo podemos manejar nuestras emociones para vivir en bienestar?

La manera en la que nosotros aprendemos o podemos manejar nuestros sentimientos radica en los siguientes pasos:

  • Reconocer nuestras emociones, ser consciente de nuestras emociones es importante para aprender a manejarlas.
  • Aceptar nuestras emociones, debemos entender que no existen emociones malas o buenas, solamente son emociones, por ello se deben aceptar como una respuesta natural a reacciones psicofisiológicas.
  • Expresar nuestras emociones de manera apropiada: manteniendo de esta manera un equilibrio.
  • Enfocarse en lo positivo, lo mejor para cualquier persona es enfocarse en lo optimista y buscar soluciones para los problemas.
  • Practicar la empatía, para mejorar nuestras relaciones sociales, debemos aprender a entender y respetar las emociones de otros.

¿Cómo manejar las emociones positivas?

Las emociones positivas, al contrario de las negativas, afectan a nuestro cerebro y aumentan nuestro nivel de conciencia, atención y memoria, contrarrestando de este modo los efectos colaterales de las emociones negativas.

Este tipo de sentimientos nos ayudan a absorber más información, tener variedad de ideas en mente y comprender la diferencia entre cada una. Las personas que presentan en su vida muchas emociones positivas suelen ser más felices, saludables, aprenden mejor y se llevan bien con los demás.

Los científicos describen dos hallazgos muy importantes que nos ayudan a sacar más provecho a nuestras emociones positivas. Entre ellas encontramos las siguientes:

  • Dejar que las emociones positivas sean más que las negativas.
  • Poner en práctica una actitud positiva todos los días.

¿Cómo manejar las emociones negativas?

Las emociones negativas son parte de nuestra vida, siendo las que nos alertan de amenazas o de los desafíos que debemos afrontar. Aunque un exceso de emociones negativas puede hacernos sentir abrumados, exhaustos, ansiosos o estresados.

A todo esto debemos aprender a manejar nuestras emociones o sentimientos negativos. Porque un aumento de estas se produce al dedicar tanto tiempo pensando y sintiendo estas emociones. Ya que puede llegar a causar problemas psicológicos, como por ejemplo la depresión.

Aunque reconociendo estas emociones, podemos darnos cuenta de que no todas son peligrosas, al contrario, pueden ser de gran beneficio. Ejemplo de ello, es el temor que nos ayuda a mantenernos alerta frente a una amenaza. Aparte de eso, también tenemos el enfado que lo podemos interpretar como una señal al saber el momento en que debemos actuar para defendernos.

Cómo citar:
"¿Qué es el autoconocimiento emocional? - Aprende a manejar tus emociones". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/autoconocimiento-emocional/. Consultado: 17-06-2024 22:21:51
Subir