¿Qué es ninfomanía en psicología? - Descubre las características de este trastorno

Qué es ninfomanía

La ninfomanía desde tiempos antiguos ha sido un tema un tanto polémico. Aunque, hoy en día, con los avances en medicina mental y psicología, se ha dado a conocer como un trastorno que puede ser tratado.

Índice()
  1. ¿Cuáles son los síntomas de la ninfomanía?
    1. Fantasías sexuales
    2. Conductas sexuales
    3. Impulsos sexuales incontrolables
  2. ¿Cómo se origina la ninfomanía según la psicología?
  3. ¿Cómo afecta este trastorno sexual a la vida de una persona?
    1. Ninfomanía y vida social
    2. Ninfomanía y autoestima
    3. Ninfomanía y vida en pareja
  4. ¿Cómo se diagnostica la adicción al sexo o ninfomanía?
  5. ¿Cómo se puede tratar la ninfomanía según la psicología?

¿Cuáles son los síntomas de la ninfomanía?

La ninfomanía era un término discontinuado que se utilizaba para describir la excesiva e incontrolable libido de algunas mujeres que padecían este trastorno. Pues bien, hoy en día, esta expresión ya no se emplea en la clasificación médica y es considerada desactualizada.

El caso es que, ahora, se usan términos como trastorno del deseo sexual hiperactivo, Hipersexualidad o adicción al sexo. Con la finalidad, de describir el tipo de conductas, fetiches o comportamientos, compulsivos o excesivos. De tal forma, que los síntomas de este trastorno del deseo sexual varían de una persona a la otra, pero algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Pensamientos e impulsos sexuales de gran intensidad y frecuencia.
  • Participación en relaciones sexuales excesivas o compulsivas, con asiduidad, sin prever las consecuencias negativas.
  • Incapacidad para controlar e incluso detener este tipo de conductas.
  • Requerir continua búsqueda de nuevas experiencias sexuales o estímulos mucho más intensos para satisfacer sus deseos.
  • Destinar una buena cantidad de tiempo y energía a pensamientos y actividades de esta índole, interfiriendo de este modo en otras áreas de la vida cotidiana.
  • Poseer sentimientos de angustia, culpa o vergüenza asociados con la conducta sexual.
  • Tener dificultad para mantener relaciones personales o interpersonales debido a esta adicción.
  • Problemas en el desarrollo psicosexual

Por último, es importante destacar que la ninfomanía es una condición un tanto compleja y está relacionada con trastornos de la salud mental, como pueden ser:

  • La ansiedad
  • Depresión
  • Autoestima baja
  • Traumas del pasado.
  • Alteración de los impulsos.

Por ello, si estás preocupado por tu propia conducta sexual o de algún conocido cercano, lo más recomendable es que busques ayuda de un profesional, en el caso un psicólogo capacitado en la materia.

Fantasías sexuales

El término se define como pensamientos o imágenes eróticas que una persona desea o quiere tener durante el acto sexual o posee como parte de su imaginación. Cabe señalar, que algunas personas con ninfomanía tienden a tener este tipo de fantasías con frecuencia debido a su alta libido.

En este sentido, es importante señalar que todas las personas que las tengas tienen que ser por obligación ninfómana. Debido a que, las sexuales son una forma natural y saludable de demostrar la sexualidad y no por ello deben indicar un trastorno.

Algunas fantasías sexuales que pueda tener una persona ninfómana, incluyen las siguientes:

  • Participación de encuentros sexuales con varios individuos al mismo tiempo.
  • El deseo de experimentar con roles y juegos de poder, tales como dominación y sumisión.
  • Practicar sexo en lugares públicos o prohibidos.
  • Querer explorar distintas prácticas sexuales, como pueden ser el BDSM, fetichismo o el voyeurismo
  • Participar en orgías o encuentros sexuales en grupos grandes.

En el caso de que, creas que estés experimentando ninfomanía o si alguna de tus fantasías sexuales se encuentra afectando negativamente tu vida, es importante buscar ayuda profesional. Pues bien, lo recomendable es que sea un terapeuta sexual o un psicólogo, quien te puede brindar el apoyo necesario y ayudarte a manejar tus deseos de manera saludable.

Conductas sexuales

Como ya se sabe que la ninfomanía es aquel hombre o mujer que manifieste un deseo erótico, excesivo e incontrolable, dando lugar a distintas conductas sexuales. Pues bien, estas tienden a variar en cada individuo y no todos los se comportan de la misma manera. Por ello, a continuación, te presentamos algunas posibles conductas sexuales de una persona ninfómana, entre las que se incluyen:

  • Deseo sexual constante: es común que presenten un anhelo erótico, insaciable y perseverante, incluso yendo más allá de la frecuencia que se considera normal.
  • Actividad sexual excesiva: este tipo de individuos se encuentran constantemente involucrados en ejercicios sexuales. Pues bien, en forma de masturbación habitual, sexo con distintas personas o relaciones sexuales muy frecuentes.
  • Búsqueda de estimulación sexual: la ninfómana, al ser incapaz de mantener controlado su deseo carnal, puede buscar situaciones o excitación que le produzcan placer. De tal forma, participan en actividades eróticas grupales o la búsqueda de encuentros casuales.
  • Impulsividad sexual: la persona ninfómana tiende a actuar de esta manera precipitada por su mismo trastorno, sin considerar las consecuencias que acarrea.
  • Dificultades para establecer relaciones íntimas: el deseo sexual incontrolable con el que vive una persona ninfómana dificulta en gran medida el establecimiento de relaciones sentimentales duraderas y comprometidas. Debido a que, su enfoque principal se orienta al sexo y la gratificación instantánea.

Impulsos sexuales incontrolables

La ninfomanía se trata de las personas que tienen una necesidad compulsiva e incontrolable de realizar el coito. Debido a esto, presenta impulsos sexuales que se le dificulta controlar, ya que vienen de forma repentina y suelen ser fuertes. De tal manera, hace que la persona sienta una necesidad inmensa de tener que buscar satisfacción sexual.

Los impulsos sexuales incontrolables tienden a ser un problema para la persona que los experimenta. Por el hecho de que, tienen dificultad para controlar sus propios deseos y comportamientos sexuales. Puesto que, lleva a diferentes consecuencias como son:

  • Búsqueda compulsiva de relaciones sexuales
  • Promiscuidad
  • Dificultad en las relaciones personales
  • Problemas laborales
  • Impactos negativos en la calidad de vida.

Por último, es de suma importancia destacar que, si una persona siente un impulso sexual incontrolable y le está causando problemas en su vida diaria, debe buscar ayuda de un profesional en la salud mental.

¿Cómo se origina la ninfomanía según la psicología?

Esta alteración, también es conocida como trastorno del deseo sexual hiperactivo femenino o Hipersexualidad femenina. Ya que, es un término médico que se usa para describir un deseo sexual excesivo o una necesidad compulsiva de mantener relaciones sexuales en las mujeres.

Por otra parte, desde el punto de vista de la psicología, la ninfomanía no se considera como un diagnóstico oficial en la actualidad. Aunque, en el pasado se utilizaba para describir el comportamiento sexual compulsivo en las mujeres.

Pues bien, antes se creía que la ninfomanía se origina a partir de:

  • Problemas emocionales que no fueron resueltos.
  • Baja autoestima.
  • Abuso sexual en la infancia o traumas sexuales.

Por ello, es importante añadir que las teorías sobre la ninfomanía han ido evolucionando y revisadas en los últimos años. En la actualidad, la psicología se enfocó más en entender y tratar la Hipersexualidad como un síntoma de otros trastornos subyacentes, como pueden ser:

  • Bipolaridad
  • Trastorno de personalidad límite
  • Trastornos del control de los impulsos.

Independiente del caso, lo fundamental es buscar ayuda de un profesional de la salud mental cualificado si se experimenta un deseo sexual excesivo que pueda causar molestias o dificultades en la vida diaria.

¿Cómo afecta este trastorno sexual a la vida de una persona?

La Hipersexualidad puede ser problemática para la vida cotidiana de quien la padece de diversas formas. Por ello, a continuación, te describimos algunas posibles repercusiones que la ninfomanía tiene en la vida de una persona:

  • Deterioro en relaciones personales: la persona que presenta Hipersexualidad tiende a tener dificultad para mantener relaciones íntimas a largo plazo. Puesto que, su deseo sexual compulsivo puede generar tensión y conflictos en su pareja. Cabe señalar, que es difícil establecer una conexión sentimental significativa con su pareja debido a su enfoque excesivo en el aspecto sexual.
  • Conductas de riesgo: debido a la búsqueda continua de encuentros sexuales, esto lleva a la persona a participar en comportamientos que resulten peligrosos. Debido a que, pueden tener relaciones sexuales sin protección o tener múltiples parejas sexuales sin poseer conocimiento de su historial médico, incrementando el riesgo de contagiarse con alguna infección de transmisión sexual o ITS.
  • Dificultades en el trabajo o los estudios: el deseo erótico persistente puede afectar la capacidad de la persona para concentrarse en otras áreas de su vida, bien sea la laboral o educativa. Debido a que, puede llevar a tener un rendimiento bajo en su trabajo o académicamente, e incluso llegar a perder oportunidades únicas por descuidar sus responsabilidades.
  • Pérdida del autocontrol: la ninfomanía en la mayoría de los casos genera un comportamiento impulsivo en la persona, lo que puede llevar a tomar decisiones apuradas y poco saludables. Por ello, puede tener consecuencias negativas tanto a nivel sentimental como físico.
  • Sentimiento de culpa y vergüenza: esto puede llevar a que la persona con ninfomanía tenga una baja autoestima debido a su incapacidad para controlar su deseo sexual. Ya que, puede llegar a afectar su bienestar sentimental y la calidad de vida.

Por último, es importante señalar que la Hipersexualidad o ninfomanía es un trastorno que tiene un impacto significativo en la vida de una persona, pero se trata de una condición tratable. Pues bien, si un individuo se siente afectado por este trastorno, lo recomendable es que busque ayuda profesional de un psicólogo o terapeuta sexual especializado en disfunciones sexuales.

Ninfomanía y vida social

La Hipersexualidad puede afectar negativamente las relaciones sociales de las personas. Aunque, algunos pueden tener distintas formas de manejar o controlar su deseo sexual. Pero, esto no quita que puedan tener dificultad para establecer relaciones sentimentales duraderas debido a sus necesidades sexuales impulsivas.

Puesto que, tienden a buscar encuentros sexuales casuales o presentar múltiples parejas para satisfacer su deseo. De tal forma, llega a afectar su vida social y producir conflictos en sus relaciones personales o amorosas.

Si bien es cierto que, es posible que una persona con un alto libido pueda manejar su vida social con equilibrio. Llegando a establecer relaciones íntimas, saludables y satisfactorias, encontrando formas de canalizar su energía sexual en actividades, bien sean creativas o sociales. En definitiva, la forma en que un individuo maneje su deseo sexual y su vida social depende de su comportamiento hacia el sexo, sus valores personales y sus circunstancias propias.

Ninfomanía y autoestima

La autoestima siempre ha tenido un aspecto importante en la vida de una persona, la cual puede verse afectada por diversos factores, incluido el comportamiento sexual. Por ello, alguien que experimenta un deseo sexual aumentado o incontrolable, puede provocar un impacto negativo en la autoestima si dicha persona se encuentra:

  • Avergonzada
  • Penosa
  • Culpable
  • Sin control de su comportamiento sexual.

Por ello, es importante conocer que la autoestima no se relaciona directamente con el deseo sexual como tal. Sin embargo, si alguien se siente bien consigo misma y mantiene una actitud positiva hacia su físico y su sexualidad, es mucho más probable que su autoestima sea buena, independiente de su grado de anhelo sexual.

Ninfomanía y vida en pareja

Este trastorno puede llegar a afectar las relaciones de novios de distintas formas, puesto que el deseo sexual permanente crea cierta tensión y conflicto en la pareja.

Habría que añadir que, estar con una novia ninfómana puede ser un tanto incómodo y hasta agotador. Ya que, esta tiene una alta demanda constante de sexo, dificultando de este modo un equilibrio en la relación y otros aspectos de la vida diaria.

Aunque, puede provocar problemas de intimidad y conexión sentimental, puesto que el enfoque primordial es el acto sexual. Se debe agregar que, los novios que presentan este desafío buscan apoyo profesional, de igual forma acudir a terapia de pareja o psicoterapia. Del mismo modo, un terapeuta ayuda a las parejas a:

  • Explorar y comunicar mejor sus necesidades y deseos.
  • Establecer límites.
  • Buscar formas saludables de satisfacer el deseo sexual de la persona ninfómana.
  • Mantener una relación equilibrada.

¿Cómo se diagnostica la adicción al sexo o ninfomanía?

La hipersexualidad femenina es un concepto muy controvertido y no se reconoce de manera formal como un trastorno en el manual de diagnóstico y estadios de los trastornos mentales (DSM-5). Pues bien, no hay un método exacto para diagnosticar claramente esta adicción sexual o ninfomanía.

Aunque, algunos profesionales de la salud mental llegan a emplear ciertos criterios con el fin de evaluar la hipersexualidad. Cabe señalar, que se basan en patrones de conductas impulsivas y problemáticas en relación con la sexualidad. Entre ellos, podemos encontrar los siguientes:

  • Pérdida de control: esto se debe a las dificultades para controlar los impulsos sexuales y la frecuencia de la actividad sexual.
  • Interferencia en la vida cotidiana: este tipo de conducta interfiere en las actividades diarias, como pueden ser el trabajo, la escuela o las relaciones personales.
  • Deterioro del bienestar: la adicción sexual o ninfomanía causa cierto malestar tanto sentimental como físico significativamente.
  • Consecuencias negativas: estas se tratan más que todo de problemas legales, dificultades financieras o infecciones de transmisión sexual debido a este trastorno.
  • Incapacidad para detenerse: para las ninfómanas es difícil reducir la conducta sexual compulsiva, a pesar de que se esfuerzan porque no sea así.

Por último, es importante señalar que solo los profesionales en la salud mental se capacitan para realizar un diagnóstico adecuado y de esta forma determinar si la persona sufre o no de adicción sexual. Por ello, es fundamental considerar distintos factores o aspectos, como la presencia de otras afecciones a la salud mental concomitantes, antes de dar un diagnóstico certero.

Por ello, si crees que tú o un conocido están experimentando una conducta sexual compulsiva o tienes ciertas preocupaciones al respecto, te recomendamos que busques ayuda de un profesional en la salud mental que se especialice en este tema.

¿Cómo se puede tratar la ninfomanía según la psicología?

La ninfomanía, también conocida como adicción sexual o hipersexualidad femenina, es un término que se emplea para describir un aumento de nivel sexual en las mujeres. Por ello, es de suma importancia tener en cuenta que esta definición en sí no es considerada como un diagnóstico médico oficial según la comunidad psicológica.

Pues bien, si una persona está experimentando un alto deseo sexual que le esté causando molestia o de otro modo interfiriendo con su vida cotidiana, se recomienda buscar ayuda profesional.

Cabe señalar, que los psicólogos o terapeutas sexuales se encargan de prestar ayuda con el fin de abordar las causas subyacentes de la adicción sexual. Puesto que, gestionan el desarrollo de estrategias para resolver de manera saludable una mejora en la vida de las personas.

Pues bien, el tratamiento de la hipersexualidad incluye en la mayoría de los casos los siguientes métodos:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): esta tiene un enfoque terapéutico comúnmente utilizado en el tratamiento de algunos trastornos del tipo sexual. De tal forma, que se trabaja en intentar identificar y modificar los pensamientos disfuncionales o distorsionados que se asocian a la hipersexualidad. Por ello, la terapia también ayuda a mejorar las habilidades para oponerse a los impulsos y deseos sexuales y a manejar el malestar sentimental ocasionado.
  • Terapia de pareja: si la ninfomanía crea conflictos en la relación, es de utilidad participar en este tipo de sesiones. Ya que, el terapeuta ayuda a que ambos miembros de la relación se comuniquen de manera efectiva, establezcan límites y encuentren soluciones mutuamente aceptables para abordar el acto sexual.
  • Terapia grupal de apoyo: integrarse en grupos de apoyo con otras personas que también sienten hipersexualidad es muy beneficioso. Por el hecho de que, estos equipos proporcionan un espacio positivo para compartir experiencias y de esta forma recibir apoyo.
Cómo citar:
"¿Qué es ninfomanía en psicología? - Descubre las características de este trastorno". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/ninfomania/. Consultado: 13-07-2024 12:49:34
Subir