¿Qué es la circulación? - Tipos de circulación sanguínea

Qué es la circulación

Todos los seres vivos que conocemos actualmente cuentan con cierta cantidad de sangre en su organismo. La forma en cómo la usan varía de una especie a otra, lo cual va en función del tipo de animal y el entorno en el que se encuentre. Gracias a las ciencias aplicadas, sabemos esto y cada descubrimiento que se consigue, se muestra al mundo y así conseguir más avances.

Si nos enfocamos en un aspecto de la biología, la sangre y la circulación de la misma a través de un cuerpo con vida resulta interesante. Lo curioso de todo esto, es que hay muchísimos datos sobre este tema que se desconocen. Así que hoy nos queremos enfocar en brindarte la información más precisa sobre el sistema circulatorio y cómo el cuerpo, junto con cada arteria, pulmones y tejidos, funcionan en conjunto.

Índice()
  1. Definición de circulación sanguínea
  2. ¿Qué tipos de circulación sanguínea existe?
    1. Circulación simple
    2. Circulación doble
  3. ¿Qué funciones tiene la circulación sanguínea en el cuerpo?
    1. ¿Qué pasa si hay una mala circulación?
  4. ¿Cómo se debe cuidar la circulación sanguínea del cuerpo para que sea saludable?
    1. Hacer ejercicio
    2. No consumir grasa
  5. ¿Cuáles son las principales válvulas que facilitan la circulación?
    1. Válvula tricúspide
    2. Válvula mitral

Definición de circulación sanguínea

Como su propio nombre lo indica, se trata de una forma en la que la sangre se desplaza por todo el organismo viviente constantemente. Por ende, se habla de circulación sanguínea cuando la especie es de origen animal, posea sangre y se encuentre vivo. De lo contrario, no existiría un transporte de sangre por todo el cuerpo.

Ahora bien, todo este proceso es posible a dos órganos principales en la mayoría de las especies animales, incluyendo a los seres humanos. Estamos hablando del corazón y de los pulmones. Estos se encuentran estrechamente relacionados con la circulación sanguínea. El corazón es el encargado de bombear y transportar la sangre rica en oxígeno al cerebro y el resto del cuerpo, mientras que los pulmones lo que hacen es darle los niveles adecuados de oxígeno a la sangre pobre.

Pero ¿Qué quiere decir esto? Que el corazón funciona como un sistema de bombeo y filtrado. Es decir, que se encarga de tomar la sangre rica en oxígeno y enviarla hacia el cerebro y cada parte del cuerpo. Sin embargo, no es la única función, puesto que la sangre pierde calidad en oxígeno. Es allí donde entran en jugo los pulmones. Al ser órganos capaces de manejar el oxígeno, lo que estos hacen es darle la dosis adecuada de esta molécula a la sangre para que vuelva a tener “nutrientes” y que pueda mantener al resto de órganos funcionales y en buen estado.

Cabe mencionar que la forma en cómo se consigue el transporte de la sangre es a través de las arterías y los vasos sanguíneos. Luego que esta llega a su punto final, es allí cuando las células del cuerpo y órganos se encargan de tomar el oxígeno y los nutrientes para su provecho y beneficio. Claro, existen otros órganos del cuerpo que se encargan de otros procesos como la limpieza de la sangre y eliminar el dióxido de carbono para darle nuevamente su calidad. En teoría, así es como funciona la circulación sanguínea de forma muy general.

¿Qué tipos de circulación sanguínea existe?

Es bastante complicado dar con una respuesta exacta en este tema, puesto que el sistema circulatorio depende de la especie y el nivel de evolución en el que se encuentra el mismo. De hecho, esto aplica perfectamente para el sistema nervioso de los animales, donde hay diferencias según el entorno en el que se encuentren. Es por esta razón que existen dos tipos de circulación sanguínea que se conocen como Simple y Doble. Al mismo tiempo, estas pueden ser completas e incompletas según cada caso.

Circulación simple

Se trata de un tipo de circulación en el que la sangre circula a través del corazón una única vez en cada vuelta que le da al cuerpo. De hecho, es un tipo de circulación que es más propio de animales acuáticos como peces, que de otro tipo de animal.  Estos en particular cuentan con un corazón en forma de curva, el cual está compuesto por un seno venoso. Este seno se encarga de recibir la sangre que hay y circula en el cuerpo.

Ahora bien, es necesario aclarar que los peces y los vertebrados que cuentan con una circulación simple también poseen una circulación incompleta y cerrada. Además, hay otras especies de animales, como todos los pertenecientes al grupo de los anfibios y los reptiles, que también comparten este tipo de circulación simple. Ahora bien, algunas especies, como los cocodrilos, son animales que presentan una circulación completa.

Circulación doble

A diferencia del primero tipo de circulación sanguínea, esta se destaca por pasar dos veces a través del corazón por cada vuelta. Esto quiere decir que hay sangre que no cumple en su totalidad el trayecto, mientras que está la otra parte que si lo hace. Esto lo podemos imaginar como un circuito eléctrico en el que hay un camino principal que rodea todo el circuito y está un camino adicional que pasa por un mismo punto. En este caso, podríamos decir que se trata de una circulación doble.

Este tipo de sistema circulatorio se ve en los animales vertebrados de origen terrestre. En cuanto al recorrido que estos tienen, todo inicia en el corazón para luego salir por el ventrículo izquierdo. En cuanto a la sangre que entra en esta primera fase, proviene de los tejidos que le han dado X cantidad de CO2 a la sangre. Es allí donde nuevamente la sangre entra al corazón, pero esta vez, lo hace mediante la aurícula izquierda. Luego de pasar por el ventrículo, el corazón se encarga de expulsar cierta cantidad de sangre cada segundo hacia todo el cuerpo, incluyendo manos, pies o extremidades, órganos y demás.

Cabe mencionar que la sangre que no tiene oxígeno llega a los pulmones para así poder recuperar la cantidad adecuada de la misma. Cuando esto se ha cumplido, la sangre se transporta por las arterias pulmonares para así poder llegar hasta el corazón nuevamente. Es decir, que el corazón se encarga de bombear sangre por una vía con todo el oxígeno necesario, mientras que, por otra entrada, está recibiendo sangre que ya no está oxigenada.

¿Qué funciones tiene la circulación sanguínea en el cuerpo?

En primer lugar, tenemos al corazón, el cual es el encargado de enviar cada minuto los niveles adecuados de sangre oxigenada por todo el cuerpo. Esto es posible, gracias a que hay un complejo sistema de arterias que funcionan como el camino para el transporte de la sangre. Claro, las venas también cumplen una función similar, por lo que no se puede ignorar.

Ahora bien, la función principal y quizás, la más relevante de todas, es que el sistema circulatorio es quien se encarga de llevar el oxígeno hacia los órganos y el cuerpo en general. Sin esto, sería imposible que el cuerpo de un animal X tuviera vida. Además, la circulación sanguínea también es la encargada de poder transportar nutrientes y hormonas.

Y si esto te parece poco o que no es suficiente, también tienes una función o beneficio adicional, el cual es eliminar los desechos que son nocivos para el cuerpo. Es decir, que la cantidad de CO2 en tu cuerpo tiende a ser menor cuando posees un sistema circulatorio efectivo y funcional. En caso de que tu cuerpo no oxigene la sangre, significa que las complicaciones en cuanto a salud comenzarán a aparecer y tu vida se verá afectada en gran medida con el paso del tiempo.

¿Qué pasa si hay una mala circulación?

¿Qué es bueno para mantener una mayor y mejor circulación en tu cuerpo y estar saludable? Esto es algo que toda persona debería tener presente, ya que, de no hacerlo, comenzarán los problemas que, en el peor de los casos, te puede llevar a la muerte. Los problemas de circulación no solo tienen que ver específicamente con el corazón o los pulmones, que son los encargados de llevar a cabo todo este proceso. También están implicadas las arterias, las venas y los capilares. En todo caso, mejor veamos cuáles son los problemas que están relacionados con una mala circulación.

  1. Comienzan a desarrollarse los aneurismas: se trata de una hinchazón localizada en alguna de las arterias en el cerebro. Por lo que los dolores de cabeza se hacen cada vez más constantes.
  2. Coágulos sanguíneos: son la acumulación y la solidificación de las plaquetas, proteínas y células que adquieren cierto tamaño y consistencia. Tener un problema de este tipo, implica dificultad a la hora de sanar una herida. Además, pueden llegar a provocar trombosis, problemas cardiovasculares y en los riñones, insuficiencia renal, entre otros más.
  3. Desarrollo de enfermedades en las arterias coronarias y la carótida. Aquí puede ocurrir una de las dos cosas que te mencionaremos en breve: que las arterias se vuelvan más estrechas, o que, de plano, exista un bloqueo en la misma. La causa principal de este terrible problema, se debe a la acumulación de placa en las arterias.
  4. Accidentes del tipo cerebrovascular. Esto no es más que un problema de gravedad en el que el cerebro deja de obtener un flujo de sangre constante. Esto puede conllevar a daños en el cerebro, puesto que no está recibiendo la cantidad de sangre y oxígeno adecuado, por lo que la degradación y los daños pueden ser temporales o permanentes.

Algo indispensable a tener en cuenta, es que estos problemas de circulación no solo se deben a una mala alimentación o llevar un estilo de vida poco saludable. Hay otros factores que también influyen en este tema, entre los cuales, podemos mencionar los siguientes:

  • Los genes que son transmitidos de generación en generación.
  • Enfermedades del corazón desarrolladas a raíz de un alto nivel del colesterol o por presión alta.
  • Automedicación
  • Infecciones y lesiones de gravedad.

¿Cómo se debe cuidar la circulación sanguínea del cuerpo para que sea saludable?

La buena noticia de todo este asunto del sistema sanguíneo y/o circulatorio, es que hay algunas cosas o hábitos que puedes aplicar a tu vida. Todo esto si es que tienes problemas circulatorios o en su defecto, quieres prevenir el desarrollo de alguna de sus afecciones. Ya sea por medicamentos que consumes, los genes que tienen, entre otras razones. En cuanto a las cosas que puedes hacer para mejorar la circulación de tu cuerpo, te podemos mencionar los siguientes puntos:

Hacer ejercicio

Esto es recomendable no solo para el sistema circulatorio, sino también para la parte linfática que todos tenemos en el interior de nuestro cuerpo. El hacer actividad física implica que tu corazón comenzará a trabajar y fortalecerse. Debemos mirar a este órgano como una especie de músculo. Al hacer actividad física y ejercicio como tal, estarás mejorando su condición y junto con ello, aumentarás su funcionalidad.

Ahora bien, no hace falta que practiques un deporte de alto rendimiento donde tienes que exigirte por varias horas al día. Con algo tan sencillo como una caminata a paso veloz durante 3 minutos al día, ya estarás potenciando la mejoría del tu corazón. Además, el hacer estiramientos, actividades como el yoga y demás, puede ayudarte a mejorar la circulación de la sangre en tu cuerpo. Sin embargo, es algo que se debe mantener como hábito, ya que, de hacerlo esporádicamente, no obtendrás los mismos beneficios que hacerlo durante todas las semanas.

Ten en cuenta que no bastará con hacer ejercicio todos los días, también tienes que crear hábitos saludables que fomenten la actividad física que estás haciendo. Esto implica dejar de consumir alcohol y cigarrillos, reducir la cantidad de comida chatarra y desvelarte todas las noches.

No consumir grasa

Lo más probable es que pienses que resulta muy complicado comer todos los días limitando el consumo de grasa en los almuerzos y demás comidas. Sin embargo, hay muchísimas opciones que no necesariamente tienen por qué llevar grasas o aceites que no son saludables para tu organismo. Algo tan sencillo como asar el pollo, la carne o incluso el pescado, ya esto supone una mejoría en cuanto a la alimentación.

Es por tal razón que se recomienda muchísimo comer alimentos más naturales, como frutas y verduras, frutos secos, pescado y pollo asados o al horno, consumo de carnes rojas sin grasa o muy poca cantidad. Las opciones están al alcance de cualquiera, solo es cuestión de ir adaptándose poco a poco a una dieta más saludable

¿Cuáles son las principales válvulas que facilitan la circulación?

A estas también se les conoce como válvulas cardíacas y se encargan de controlar la circulación que pasa por el corazón, al menos en el caso de los humanos. Cabe mencionar que existen 4 tipos diferentes cuyas funciones son muy específicas, pero que trabajan en conjunto para así mantener la operatividad cada minuto que pasa.

Válvula tricúspide

Esta es la válvula que se encarga de controlar la sangre que va desde la aurícula derecha y el ventrículo derecho. Lo interesante y peligroso de esta válvula, es que es susceptible a padecer de ciertas complicaciones médicas. La más común es la regurgitación, la cual es una dificultad de la válvula para cerrarse como tiene que ser. Es algo que no solo puede afectar a personas adultas, sino también a niños por igual. De hecho, de cierta manera puedes intuir que tienes un problema como este si presentas los siguientes síntomas:

  • Te sientes con mucha fatiga todos los días a pesar de descansar la cantidad de horas adecuada.
  • El ritmo cardiaco no es estable y comienzas a tener más arritmias.
  • Literalmente puedes sentir el pulso en tu cuello sin tener que poner tu mano o dedos.
  • Comienza a faltarte el aire y la respiración cuando estás en medio de alguna actividad física.
  • Presentas hinchazón en el área del abdomen y ciertas zonas de las piernas.

Válvula mitral

Esta es una válvula cuya función es mantener el flujo de la sangre en la dirección adecuada. Además, es la que se encarga de permitir el paso a la sangre que ya ha sido oxigenada, la cual proviene de los pulmones. En un mismo sentido, también permite que la sangre pase desde la aurícula izquierda hasta el ventrículo izquierdo.

Al igual que el caso anterior, esta válvula también está sujeta a presentar ciertos problemas de salud. A esta se le conoce como la enfermedad de la válvula mitral, por lo que también hay regurgitación y estenosis. En cuanto a los síntomas de esta enfermedad, son muy similares a la anterior, con la diferencia que es más común que padezcas de un soplo cardíaco y de latidos irregulares. Algo importante a mencionar, es que estas no son las únicas válvulas que existen, puesto que el ser humano tiene 4 en total. Los dos restantes se les conocen como válvulas pulmonares y aórticas.

Cómo citar:
"¿Qué es la circulación? - Tipos de circulación sanguínea". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/circulacion/. Consultado: 14-06-2024 12:05:56
Subir