¿Qué es la clorofila? - Conoce su función en las platas

Qué es la clorofila

La clorofila, es también llamada sangre de las plantas. Este es un químico que da el pigmento de color verde a las plantas, algas y bacterias. A través de ella se da la fotosíntesis en la vegetación y su tonalidad se produce porque las clorofilas absorben luz que se refleja luego en este tono. Es por esto que es necesario para las plantas tener buen aporte de luz, pues de esta forma se puede producir la clorofila necesaria. Ellas contienen una molécula para poder desarrollar la fotosíntesis, la cual es la transformación de la luz solar a energía. Si quieres saber cómo funciona, en este artículo te lo enseñaremos.

Índice()
  1. Concepto y definición de la clorofila en biología
  2. ¿Cuál es la función de la clorofila?
    1. ¿Para qué sirve la clorofila en las plantas?
  3. ¿Cómo funciona la clorofila?
  4. ¿Qué relación hay entre la clorofila y los cloroplastos?
  5. ¿Cuántos tipos de clorofila existen?

Concepto y definición de la clorofila en biología

Es un pigmento fotosintético que modifica la energía luminosa a energía química, a través de un proceso que se conoce como fotosíntesis. La molécula de la clorofila está estructurada en dos partes: un aro de porfirina y una gran cadena de fitol. La clorofila se encuentra presente en las membranas de los tilacoides y también en los plastos de las células eucariotas y se insertan a estas membranas por medio de una cadena lateral integrada por fitol asociado a proteínas y algunos pigmentos con los cuales se forman los fotosistemas.

La clorofila trae beneficios para la salud de los seres humanos, ya que tiene propiedades oxigenantes y además la posibilidad de eliminar metales pesados. También es de gran ayuda para la regeneración de la flora intestinal y tiene usos antiinflamatorios y desintoxicantes. Se puede obtener de forma líquida o en ciertos vegetales como la lechuga, perejil, espinaca, acelga, rúcula, berro, cilantro, apio, espárragos, pimientos y algas.

Ahora bien, fue conocida en el año 1817, por dos químicos franceses llamados Joseph Caventou y Pierre Pelletier. Ellos desarrollaron métodos disolventes que ayudaron a aislar no solamente la clorofila, sino otras sustancias de gran importancia en la medicina como la cafeína.

¿Cuál es la función de la clorofila?

Cumple una función importante llamada clorofílica, en ella absorbe fotones de luz y puede obtener la excitación de un electrón. Este traspasa su energía y así vuelve a su estado natural o a un pigmento diferente donde se repite el fenómeno. De esta forma, el electrón excitado procura la disminución de una molécula, quedando completado el cambio de energía luminosa a química. Dándose de esta manera una de las principales funciones de la fotosíntesis.

Aunque lo normal es que la pigmentación de la clorofila sea verde, esta puede darse también en otras tonalidades. Por ejemplo, en otoño las plantas dejan de producir clorofila para poder entrar en un estado de reposo en invierno. Entonces prevalecen los colores como el amarillo, marrón, rojo y ocre.

Ahora bien, hay teorías que indican que las plantas usan estos pigmentos auxiliares en su beneficio, como es el caso de los carotenoides, que absorben la luz verde —azulada y violeta y se refleja en tonos naranjas, marrones y amarillos. Estos carotenoides tienen como función captar la energía solar, pues de esta manera disuelve el excedente de energía, es decir, que cuando una planta recibe mucho sol de forma directa y fuerte, ese exceso puede dañar las hojas. Es por eso que ese pigmento carotenoide transforma esa energía extra en calor residual.

¿Para qué sirve la clorofila en las plantas?

Todos los organismos que realizan la fotosíntesis tienen cloroplastos, órganos celulares que se encargan de la transformación de la energía luminosa a química. Los cloroplastos se ubican en el citoplasma, específicamente en la pared celular. Y en su interior se acumulan pigmentos con una base incolora, que hacen posible la fotosíntesis

Es por esto que la función de la clorofila en las plantas es muy importante y vital, pues se extrae la energía solar. Y gracias a la fotosíntesis, las plantas pueden transformar el dióxido de carbono en combinación con el líquido vital como el agua, oxígeno y carbohidratos. Este, combinado con diversas vitaminas y minerales, provoca que las plantas puedan respirar, tomar el alimento y a su vez generar energía útil para el ser humano.

La clorofila, sobre todo la de tipo A, se encuentra en grandes cantidades en las células vegetales que forman el tejido foliar de las plantas. Además, en las células eucariotas hay orgánulos y plastos. En el cloroplasto, hay un espacio llamado estroma, donde está presente el tilacoide. La membrana tilacoidal es la que se encarga de la fotosíntesis, pues allí se encuentran las clorofilas, sobre todo de tipo A.

Ahora bien, si no se produjera la clorofila, no se podría dar la fotosíntesis y si no se da, las formas de vida aeróbicas se extinguirían. De esta manera se aceleraría el efecto invernadero. Y aumentaría la temperatura global.

¿Cómo funciona la clorofila?

La clorofila funciona de una forma muy particular, donde se sintetiza en el cloroplasto. Y en su primera fase, el ácido glutámico se convierte en delta-aminolevulínico. Desde este momento, varias fases se requieren para que se puedan formar los cuatro anillos que contienen los tetrapirroles. En este trayecto metabólico, la presencia de luz es muy importante mientras se da la reacción que produce la protoporfirina IX.

Cuando se germina una planta, sus hojas se van desarrollando y van recibiendo luz solar. Esto hace que el cloroplasto forme las enzimas y los tilacoides, que son sáculos que posee la clorofila en su membrana. Ahora bien, cuando la planta se germina en un lugar donde no le llega luz, las enzimas no se pueden desarrollar y el cloroplasto nace como etioplasto. De esta forma la clorofila se vuelve protoclorofila y no se genera la fotosíntesis.

Por otro lado, es importante determinar los picos de absorción que se dan en el espectro. Uno se da en entorno de la luz azul, que es de 400-500 Nm de longitud de onda. Otra se da en la zona roja del espectro de 600-700 Nm. Aunque la más nutrida y parecida al color verde es 500-600 Nm. Por ello el verde de la clorofila que tienen las plantas.

¿Qué relación hay entre la clorofila y los cloroplastos?

La clorofila se encuentra en los cloroplastos de todas las células vegetales. Estos cloroplastos son orgánulos que se localizan en el estroma de las células vegetales y en ellas se encuentran las tilacoides llamadas grana, es decir, que la clorofila se encuentra en las membranas de la tilacoides.

Por lo tanto, su relación radica en que ambos son elementos de las células vegetales y de allí es posible la fotosíntesis. Ahora bien, aunque la clorofila se encuentra en casi todos los organismos vegetales que tienen cloroplastos, también se pueden encontrar en algún organismo de tipo procariota. Es decir, aquellos que no poseen cloroplastos, como es el caso de las cianobacterias y las bacterias púrpura y verdes.

El papel que tiene la clorofila dentro de los cloroplastos es de gran importancia. Debido a su capacidad de absorción de la luz solar, es posible que las plantas realicen la función clorofílica. Además, el proceso fotosintético no se podría ejecutar. Si esta molécula no hubiese evolucionado tanto. Y así adquirir la capacidad de conversión de energía.

¿Cuántos tipos de clorofila existen?

Hay que tener en cuenta que no existe solo un tipo de clorofila, sino que es todo un grupo de pigmentos. Entre ellos se encuentran:

  • Clorofila A: todas las plantas y algas que puedan realizar la fotosíntesis, contienen este tipo de clorofila. Esta se encuentra en los cloroplastos, que a través de su función de absorber la luz posibilita el cambio de energía luminosa a química.
  • Clorofila B: funciona como un receptor de energía de los fotones, para traspasarla a la clorofila A. Este tipo está presente en árboles y algas.
  • Clorofila C: su función es ayudar con la absorción de energía solar a la clorofila A, al igual que el tipo B. La diferencia radica en que solo se presenta al inicio del proceso fotosintético. Se caracteriza por sus tonalidades marrones y rojizos, de hecho, el mar rojo debe su color a la gran cantidad de organismos de este tipo. Está presente en cloroplastos de algas pardas, haptófitos y diatomeas.
  • Clorofila D: Se ha estudiado de forma aislada en una alga roja, aunque también se encontró en una cianobacteria distinguida como “acaryochloris marina', capaz de expandir la luz del espectro rojo.
  • Clorofila F: Se descubrió de una cianobacteria en el año 2010. Está presente en estromatolitos y absorbe la luz roja con mayor facilidad que cualquiera de los demás tipos.
Cómo citar:
"¿Qué es la clorofila? - Conoce su función en las platas". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/clorofila/. Consultado: 23-04-2024 05:06:34
Subir