¿Qué es el feudalismo? - Aprende toda la historia y características del feudalismo

Qué es el feudalismo

Un sistema político se refiere a un conjunto de instituciones, leyes y normas prácticas. Estas organizan y rigen el funcionamiento del poder político en una sociedad, el cual suele ser ejercido por el gobierno o estado, que a su vez se representa a través de una autoridad que tomará las decisiones.

El feudalismo fue el sistema político establecido en Europa durante la Edad Media, abarcando desde el siglo IX hasta el XV, si quieres aprender más sobre este sistema, continúa leyendo.

https://www.youtube.com/watch?v=YNwtgDbR3nQ

Índice()
  1. Concepto y definición de feudalismo
    1. ¿Qué es el feudalismo europeo?
    2. ¿Qué es el feudalismo político?
  2. ¿Cuándo surgió el feudalismo?
    1. ¿Por qué se creó el feudalismo?
  3. ¿Cuáles son las características del feudalismo?
  4. ¿Cómo funciona el feudalismo?
  5. ¿Qué relación hay entre el feudalismo y el esclavismo?
  6. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas del feudalismo?

Concepto y definición de feudalismo

Es un sistema político, en donde el poder se encuentra en manos de los señores feudales, quienes gobernaban territorios y tenían súbditos en nombre del rey. En el feudalismo, los vasallos trabajan la tierra y además pagan tributos a sus señores, a los cuales les debían lealtad y servicio militar a cambio de protección y derecho a vivir en este terreno.

El pago del vasallo se realizaba en forma de servicio, este podía ser de militar o a través de una cuota periódica de dinero o productos. Es por esto que la economía del feudalismo se basaba en la agricultura y la ganadería, ya que los campesinos trabajar la tierra para pagar estos tributos.

En su estructura social, la nobleza ocupaba la cima, y su base eran los vasallos. Esta estaba compuesta por caballeros nobles y los señores feudales, quienes ejercían el control militar y político. Por otro lado, los vasallos se trataban de personas libres que trabajaban la tierra y se encontraban bajo la protección de los señores feudales.

¿Qué es el feudalismo europeo?

Se desarrolló durante la edad media en Europa, se trató de un sistema económico, político y social, que se caracterizó por una estructura de jerarquías. A su vez, el poder político y militar se encontraba bajo el mando de los señores feudales, los cuales gobernaban sobre territorios y súbditos en nombre del rey.

Este sistema se extendió por toda Europa, y tuvo algunas variaciones dependiendo de la región. Los señores feudales eran dueños de las extensiones de tierra y tenían bajo su protección a vasallos, quienes les debían lealtad y servicio militar. Por otro lado, estaban los siervos libres, que eran campesinos que trabajaban la tierra y aunque se consideraban hombres libres, el señor feudal tenía decisión y palabra sobre sus asuntos personales y sus bienes.

En cuanto a la economía en el feudalismo europeo, las principales fuentes de ingreso eran la agricultura y la ganadería. Además, trabajaban para producir alimentos a su familia, y pagar tributos.

La religión desempeñó un papel importante, la iglesia católica tenía una gran influencia en la vida y creencias de las personas. Es por ello que los señores feudales y los nobles eran los patrocinadores de la iglesia, a cambio de influencia en la sociedad y de protección divina.

En Europa, este sistema tuvo gran impacto en la historia de esta región, puesto que, otorgó una estructura social y política estable durante un periodo en que existían una gran cantidad de guerras e invasiones constantes. Así mismo fomento el desarrollo del derecho consuetudinario, es decir, las leyes que se establecen a través de costumbres y tradiciones.

Sin embargo, a medida que el feudalismo fue evolucionando, surgió una nueva clase social: la burguesía, la cual estaba compuesta por comerciantes y artesanos. La creciente influencia de esta nueva clase social y la aparición del capitalismo en los siglos XVI y XVII, fueron factores que contribuyeron al fin del feudalismo en Europa.

¿Qué es el feudalismo político?

El feudalismo se encontraba dividido en escalones sociales diferenciados, en el cual la mayoría de las relaciones se basaba en la lealtad personal, y el servicio. En este la cúspide era el Rey, y abajo de él se ubicaban otros títulos, estos son:

El clero: su autoridad era el papa, que se encontraba en Roma y gobernaba su propio estado, conocido como ‘Estados Pontificios’, de él se desprendían el Alto clero y el Bajo clero. Estas figuras contaban con un gran poder de influencia entre la nobleza y la monarquía.

En el alto clero se encontraban los cardenales, obispos y abades, que contaban con los mismos privilegios de los nobles. Y el bajo clero, compuesto por sacerdotes, monjes y frailes, los cuales servían a la iglesia manteniendo una vida parecida a la de un campesino.

La nobleza: eran las personas más privilegiadas de este sistema, pero no todos se encontraban en el mismo nivel de poder. Poseían tierras que contaban con grandes extensiones de terreno, las cuales eran adquiridas como pago por su servicio militar o heredadas.

Se les otorgaban títulos que los ubicaban en la sociedad feudal, en este escalón existía la alta nobleza a la cual pertenecían duques, marqueses y condes o a la baja nobleza, como barones, caballeros, vizcondes.

En su mayoría se dedicaban a la guerra, desde niños sus padres los llevaban a servir a otro noble como escudero o pajes, y de esta forma se entrenaran en el arte de la guerra y el combate. Una vez cumplían la mayoría de edad, se les investía como caballeros en una ceremonia, y eran elegibles para formar parte del ejército en nombre del rey.

Luego de la guerra regresaban a su feudo, y ayudaban a mantener la autoridad en los reinos, cobraban los tributos de sus vasallos y se encargaban de administrar las tierras que se les fueron otorgadas.

Vasallos y campesinos: Se formaba a través de un contrato de obligaciones entre el señor y el vasallo. Estos últimos juraban lealtad a un señor feudal a cambio de protección y tierras, además se comprometían a servirles en caso de guerra o crisis. La relación entre ellos se formalizaba a través de una ceremonia donde juraban su fidelidad, y si aquel no cumplía con su juramento, podía perder las tierras otorgadas.

Los vasallos ejercían poder local sobre su territorio, siempre que existiera la aprobación de su señor, debían pagar tributos y se encargaban de defender las tierras que ocupaban de posibles invasiones.

¿Cuándo surgió el feudalismo?

Su origen etimológico proviene del latín medieval ‘feudalis’ que significa cuota, y la palabra ‘feodum’ que significa feudo.

Según los historiadores se originó en la edad media, en Europa, durante los siglos IX y X. Luego de la caída del imperio romano existió una falta de organización tanto social, como económica. Es por ello que al buscar una forma de controlar la situación, se originó el feudalismo.

Tras la muerte de Carlomagno o Carlos I El Grande, sus sucesores no lograron mantener el imperio unificado, y a partir de ese momento él fue decayendo, lo que abrió paso para las invasiones bárbaras. Durante un tiempo los monarcas no lograron controlar la situación, y no contaban con los medios de proteger a los súbditos, cobrar los impuestos y mantener el ejército.

Los reyes acudieron a los nobles en busca de apoyo, a cambio de cederles terrenos en los cuales ejercían un poder casi absoluto. En retribución a este y los bienes que se les otorgaba, la monarquía solicitaba los servicios militares para la defensa por parte de musulmanes, vikingos y magiares.

¿Por qué se creó el feudalismo?

Luego de la caída del imperio romano, y de la inestabilidad que se generó a raíz de esa situación en las regiones de Europa, la monarquía se encontró en la obligación de crear un sistema político, en donde contara con el apoyo de sus súbditos para la defensa y funcionamiento del reino, entre las razones más destacas están:

Protección y seguridad: uno de los principales motivos de su creación, debido al entorno peligroso en el que se encontraban, además no contaban con una autoridad centralizada. Es por ello que los señores feudales se convirtieron en los protectores de los campesinos y demás habitantes de sus feudos.

Descentralización del poder: después de la caída del Imperio Romano, el estado se fragmentó en múltiples reinos y el señorío feudal. De esta forma, la monarquía lograba recaudar los impuestos a través de estos y conseguía la protección necesaria contra las invasiones.

Como consecuencia de esta delegación del poder, los dueños de los feudos se encargaban de impartir la justicia y administrar las tierras que le fueron otorgadas en nombre del rey.

Invasiones bárbaras: las cuales sacudieron toda Europa en la Edad Media, debido a que estaban surgiendo cambios políticos. Como consecuencia, la monarquía se encontraba débil para defender los territorios, descubriendo la solución a través de la creación de feudos.

¿Cuáles son las características del feudalismo?

Se caracterizó por la definición que existió sobre la organización de la sociedad y las relaciones entre clases sociales, a continuación se detallan algunas de sus principales características:

  • División social y jerarquías marcadas, entre ellas la nobleza, el clero y los vasallos, cada uno cumplía una función específica en este sistema.
  • Predomino la construcción de castillos que contaban con murallas.
  • Guerras frecuentes por la constante invasión de otros pueblos y las disputas entre territorios.
  • El pago de tributos por la tenencia de las tierras otorgadas a los vasallos.
  • La iglesia católica como una figura de grandeza e influencia política y social.
  • Aparición de la descentralización del poder político. El cual se encontraba repartido entre los señores feudales, no existía una autoridad que controlara todo el territorio.

¿Cómo funciona el feudalismo?

Se basó en el esparcimiento del poder, en el que, a los nobles, el rey les otorgaba el señorío sobre un terreno extenso, el cual, a su vez, se cedía a los vasallos, quienes trabajaban la tierra y vivían de ella. Debian pagarle al señor feudal mediante protección en caso de alguna guerra o invasión, y en forma de tributo, que podía ser monetario o especie.

El acto en el cual se realizaba el pacto constaba de dos partes, el homenaje, el vasallo se colocaba de rodillas ante el señor y juraba fidelidad, y luego la investidura, en donde el señor entregaba a su vasallo un objeto que simbolizaba la concesión material de un territorio o feudo.

La economía se concentró en la agricultura, en la cual participaba un escalafón social más abajo que el vasallo, conocido como la servidumbre, al que también se le llamaba siervo. Este escalón compuesto por campesinos, eran hombres libres, pero estaban sujetos al trabajo físico de la tierra.

A cambio de estos beneficios brindados por los señores feudales, los vasallos y campesinos debían acudir al llamado de guerra o defensa de las tierras en nombre de su señor o del rey. No podían negarse a este, puesto que antes habían jurado lealtad y servicio a su superior.

¿Qué relación hay entre el feudalismo y el esclavismo?

El esclavismo es un sistema en el que una persona es propiedad de otra, además se encuentra obligado a trabajar para su amo y no recibe ningún tipo de pago. Los esclavos no cuentan con derecho a la libertad y a la propiedad, y además su situación es hereditaria.

Existen algunas similitudes en ambos sistemas, por un lado, se observa una relación de dependencia entre aquellos con el poder que serían los señores feudales, y los que trabajan para ellos, como los vasallos y campesinos. Además, los vasallos no son dueños de las tierras que laboran, sino que estas son propiedad de su señor feudal.

Por otro lado, aunque los campesinos se consideraban hombres libres, estos se encontraban sujetos a la tierra que trabajaban, y su señor tenía decisión sobre su vida.

Aunque el feudalismo y el esclavismo se pueden confundir, y presentan algunas similitudes en como funciona cada una, ambas tienen importantes diferencias entre ellos. Ya que estas figuras existieron en épocas distintas, además el esclavo se consideraba un objeto, en cambio, en el feudalismo, los vasallos y señor feudal compartían derechos y deberes recíprocos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas del feudalismo?

Entre las ventajas del feudalismo encontramos:

  • Protección: existía una asistencia recíproca entre los señores feudales y sus vasallos, los primeros eran responsables de la defensa del territorio.
  • Estabilidad: proporciono cierto equilibrio en la política y lo social, en un periodo donde las guerras e invasiones eran usuales.
  • Comunidad: existía un apoyo mutuo entre los miembros de las jerarquías sociales.

Entre las desventajas se pueden nombrar:

  • Desigualdad: había falta de equilibrio, tanto económico y como social entre los miembros de la sociedad.
  • Estancamiento: favorece la conservación de tradiciones y se resistieron al cambio, lo que limitaba la innovación y el avance.
  • Abuso de poder: en algunos casos los señores feudales explotaban a sus vasallos, exigiéndoles más trabajo o tributos de los que estos podían costear.
Cómo citar:
"¿Qué es el feudalismo? - Aprende toda la historia y características del feudalismo". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/feudalismo-historia/. Consultado: 14-06-2024 19:06:46
Subir