¿Qué son los jeroglíficos? - Explicación, características y usos

Qué son los jeroglíficos

En el antiguo Egipto se desarrolló una forma de escritura única y creativa. Ellos se comunicaron a través de símbolos y signos complejos, mediante los cuales se expresaban e inmortalizaban la historia, la vida cotidiana y sus creencias.

En la actualidad, se utiliza este término para referirse a cualquier símbolo misterioso o difícil de interpretar. Si quieres saber más sobre que son los jeroglifos, en este artículo lo encontraras.

Índice()
  1. ¿En qué consisten los jeroglíficos?
  2. ¿Cuál es la historia de los jeroglíficos?
    1. Jeroglíficos mayas
    2. Jeroglificos aztecas
    3. Jeroglíficos egipcios
  3. ¿Cuáles son las características de los jeroglíficos?
    1. ¿Qué materiales se usaban para hacer jeroglíficos?

¿En qué consisten los jeroglíficos?

Se trata de un sistema de escritura pictórico, lo que significa que no se plasma a través de algún signo fonético o alfabético común, es decir, en vez de emplear palabras, se dibujan con figuras o símbolos. Se conoce como jeroglíficos al sistema que inventaron santiguos egipcios para escribir.

Por su gran parecido también se le suele llamar jeroglíficos a los signos que observamos en otras formas de escritura de civilizaciones antiguas, como por ejemplo la maya, los aztecas o los hititas, que al igual que los egipcios, representaban las palabras a través de símbolos y figuras.

El origen etimológico de jeroglífico, proviene del griego, y su significado es ‘grabados sagrados'. Los egipcios denominaban a su escritura ‘Medu Necher’, que significa ‘palabras divinas’, ya que ellos tenían la creencia de que el conocimiento se transmitió gracias a Thot, dios de la sabiduría y el escriba de los dioses.

Los egipcios utilizaron este sistema de escritura en el 3200 a.C. hasta el siglo IV d.C. Encontrado en su mayoría escrito en papiros, templos o monumentos. Aunque se puedan observar objetos específicos, su significado es simbólico o abstracto, cada uno de ellos representa una idea.

Hay 3 tipos de jeroglíficos:

  • Los ideogramas, que simbolizan conceptos concretos.
  • Los fonogramas representan sonidos que se usan como método de formar palabras y nombres.
  • Los determinativos, que se aplican para indicar el contexto en que se emplea una palabra.

Son un sistema de escritura muy complejo e interesante, y aunque ya no se practica, poseen una gran belleza artística y un extraordinario valor, que los convierte en parte importante de la historia de la humanidad. Es objeto de estudio no solo de lingüistas, sino de otras ciencias como la arqueología.

¿Cuál es la historia de los jeroglíficos?

Se comenzó a emplear en el 3200 a.C., al mismo tiempo surgió la escritura cuneiforme en Mesopotamia. Esta se encontró vigente por un periodo de más de 3600 años y fue un sistema creado por los egipcios para registrar su historia, religión, leyes y todo aquello que consideraran valioso.

Los primeros jeroglíficos se grabaron en cerámica y su fecha data del 2920 a.C. Más adelante, al comienzo del Imperio Antiguo, se empleaban en las paredes de templos, lapidas y estatuas. También para relatar hechos históricos como batallas, y del mismo modo, escribir música y oraciones.

En un principio, los jeroglíficos los usaban sacerdotes y escribas. A través de ellos plasmaban ritos, creencias religiosas y documentos oficiales. Luego con el tiempo se extendió a la población en general y de este modo se convirtieron en un medio de comunicación valioso.

Aun en el periodo Romano se empleaban, pero cada vez eran menos personas quienes escribían, solo los sacerdotes estudiaban su escritura. Cuando los egipcios se convirtieron al cristianismo, durante los siglos II y III d.C., el conocimiento de estos fue desapareciendo.

Aunque los jeroglíficos egipcios son los más populares, existen otro tipo de escrituras pictóricas como lo son las utilizadas por los mayas y los aztecas.

Jeroglíficos mayas

Los mayas desarrollaron un sistema de escritura con pictogramas, a los cuales se les llamó jeroglíficos, por los europeos que exploraron Mesoamérica. Estos no entendían su significado, pero encontraron puntos similares con los egipcios. Aunque estas dos civilizaciones antiguas nunca se relacionaron.

Datan del siglo III a.C. Y se utilizó hasta el XVI, cuando llegaron los conquistadores españoles. Estos se sorprendieron al ver que estas civilizaciones poseían una especie de libros o pergaminos, en los que se registraba los acontecimientos más destacados.

Entre los sistemas de escritura de Mesoamérica es el que se ha logrado descifrar de la mejor forma. Aunque estos se vieron afectados, ya que al no entender los símbolos, los españoles quemaron gran parte de los pergaminos al señalarlos como falsas y referentes a demonios.

A diferencia de los egipcios, los mayas se componen de una compleja combinación de logogramas y glifos silábicos. Un logograma es un glifo o una imagen que representa una idea completa, como un objeto o una acción, mientras que los silábicos se refieren a sonidos. En su mayoría se han encontrado en piedras talladas y papel amate plegable.

Descifrarlos ha significado un desafío para los lingüistas y arqueólogos durante décadas, al ser tan complejo y debido a la falta de ejemplos escritos. Pero a través de la investigación continua se han logrado avances significativos.

Uno de los mayores descubrimientos fue el Códice de Dresden, un antiguo libro maya que data del siglo XI. En su contenido se encuentran algunos textos sobre, calendarios, ilustraciones de la mitología e historia. También ha ayudado al entendimiento de esta escritura.

Jeroglificos aztecas

Su lengua oficial era el náhuatl. También conocida como escritura mexica. No solo fue utilizada por el gran imperio azteca, sino también por muchos pueblos dominados por estos.

Los glifos empleaban para expresar sus ideas a través de imágenes. Plasmaban y registraban la historia, las creencias religiosas e incluso contabilidad. Solo la elite podía usar la escritura, pero cerca de la conquista de los españoles, se tiene registro de que la emplearon escribas, campesinos y comerciantes.

Al igual que la escritura maya, fue sometida a un proceso de destrucción por parte de la iglesia católica y el gobierno colonial. Ya que se creía que eran ideas demoniacas. Algunos documentos sobrevivieron y son valiosos para estudiar el significado de los glifos.

Uno de los códices más famosos es el Vergara, que contenía varios fonetismos. También se encuentra el Códice Florentino, que fue creado por el fraile franciscano Bernardino de Sahagún el cual contiene información detallada sobre esta civilización y su religión

A pesar de su poca compresión, son una fuente muy interesante de investigación, y proporciona información valiosa sobre la historia de la antigüedad de las culturas mesoamericanas.

Jeroglíficos egipcios

Se trata de uno de los sistemas más organizados en cuanto a escritura del mundo antiguo. Se comenzó a emplear hacia el 3200 a.C. y fue utilizada por más de 3000 años. Han encontrado jeroglíficos que datan incluso del siglo XXIII a.C.

Esta escritura estaba permitida solo a la elite, como sacerdotes y escribas. Se plasmaba en monumentos reales, palacios o templos. No por estética, también tenían un valor simbólico y mágico, así que se tallaban en joyas, muebles y amuletos.

Un jeroglífico está compuesto por varios ideogramas, que representaban ideas o conceptos abstractos, tales como la vida o la muerte. Por ejemplo, en el caso de Anubis, guardián de las tumbas y uno de los dioses más antiguos, se representaba a través de un perro recostado en el suelo o encima de una capilla.

Este sistema era muy complejo y contaba con más de 700 caracteres diferentes. Es por ello que solo unos cuantos eran capaces de leer y escribir de forma correcta, pero esto no fue impedimento para que empleara en todo Egipto y se mantuviera por más de 3000 años.

Uno de los descubrimientos más importantes que contribuyeron a descifrar esta escritura fue la Piedra Rosetta. Una roca que contenía un escrito en 3 idiomas diferentes. En la parte superior estaba escrito en jeroglíficos egipcios; en el centro en egipcio demótico, que fue el idioma y escritura predominante en la etapa final del Antiguo Egipto; y en el inferior se encontraba el griego antiguo.

Esta piedra fue hallada en 1799 en una expedición liderada por Napoleón Bonaparte, cuando se localizaban en la región de Rosetta en Egipto. La misma fue esencial para lograr una adecuada interpretación de los jeroglíficos. De esta tarea se encargó Jean François Champollion, con la ayuda de Thomas Young en 1823, ambos conocían el idioma griego y lograron descifrarla.

A través de estos se comprende de forma más profunda la cultura, religión y la historia de Egipto, aunque se trata de un sistema muy complejo y en desuso, sin embargo, se ha logrado su compresión, lo que ha enriquecido la comprensión de la humanidad.

¿Cuáles son las características de los jeroglíficos?

Los jeroglíficos Mayas:

  • Se escribe en bloques y se leen de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo.
  • Son más fonéticos, es decir, los símbolos representaban sonidos.
  • Son más decorativos, contienen diseños más elaborados.

Los jeroglíficos Aztecas:

  • También se escribe en forma de bloques y se leen de izquierda a derecha al igual que los mayas.
  • Utilizan combinaciones de caracteres tanto ideográficos como fonéticos.
  • Se enfocaban más en plasmar escenas de batallas y sacrificios humanos.

Los jeroglíficos Egipcios: 

  • Se escriben de derecha a izquierda, o al revés, según la dirección que el escritor quisiera seguir.
  • Se trata de una combinación de símbolos: que representan ideas, son fonéticos y determinativos. Estos últimos se encargaban de facilitar información sobre el significado de una palabra.
  • Eran decorativos, con diseños cuidadosos, era usual encontrar imágenes de animales y plantas.

¿Qué materiales se usaban para hacer jeroglíficos?

En la cultura maya, se empleaba el papel amate, que se hacía a partir de la corteza de este árbol, se ablandaba en agua caliente y se martillaba hasta obtener una forma plana y suave. También utilizaban superficies como piedra caliza, el basalto y la jadeita.

La cerámica, así mismo, era empleada por esta civilización, con un punzón tallaban la arcilla húmeda antes de pasarla por un proceso de cocción. En cuanto a la pigmentación, esta se obtenía de plantas y minerales que luego se mezclaban con agua.

En la cultura azteca, se trabajaba como superficie el papel de amate, al igual que los mayas. También empleaban la piedra, la cerámica, la madera y textiles. Como tinta utilizaban plantas y minerales, que les proporcionaba colores desde el rojo, el amarillo, el negro y hasta el azul.

En la cultura egipcia, se empleaba como superficie distintos materiales, entre estos el papiro, hecho a base de una planta común en las riberas del Río Nilo. Estas hojas eran prensadas y luego se secaban para convertirse en un material resistente y flexible.

También la piedra, el barro o incluso metales, como grabados en amuletos y joyas. De tinta utilizaban hollín y agua, a estos se les agregaba goma arábiga y resina para más consistencia.

Cómo citar:
"¿Qué son los jeroglíficos? - Explicación, características y usos". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/jeroglificos/. Consultado: 18-04-2024 06:51:09
Subir