¿Qué es amensalismo en biología? - Aprende sobre esta interacciones biológicas

Qué es amensalismo en biología

Dentro del terreno de la biología, existen diferentes reacciones y organismos que las ocasionan. Dichas capacidades permiten que fluya el correcto orden natural de las especies que habitan en la tierra. Por ende, todos los organismos unicelulares y pluricelulares, que formamos parte del sistema biológico, desempeñamos un papel fundamental. Y, además, mantenemos el ciclo natural a flote.

Sin embargo, hay casos en los que determinadas reacciones no causan un efecto mayor entre un organismo y otro. Quedándose en algo quieto y estable, sin ningún cambio significativo. Hoy explicaremos acerca de lo que trata el amensalismo en biología. De la función cumple dentro de su campo, así como los distintos tipos que hay en nuestro ecosistema.

Índice()
  1. Definición de amensalismo en biología y ecología
  2. ¿Cuando se produce el amensalismo?
  3. ¿Qué diferencia hay entre amensalismo y competencia?
  4. ¿Qué tipos de amensalismo existen?
    1. ¿Qué es amensalismo en una especie?
  5. Ejemplos de amensalismo animal
    1. Ejemplos en Hongos
    2. Ejemplos de Plantas
    3. Ejemplos en Animales

Definición de amensalismo en biología y ecología

Primero que nada, hay que entender que el amensalismo se rige en un solo significado. Bajo el lente de varios campos distintos (pero relacionados entre sí).

En este sentido, nos explica que es aquel proceso en que hay una interacción entre dos organismos distintos que no genera ninguna reacción consecuente. Sin embargo, lo que sí ocasiona es que un ser vivo afecta a otro durante dicha interacción. Dependiendo de cuál es el dominante y quién termina siendo el que cede en la relación de poder.

Bajo este concepto, es importante aclarar el hecho de que el animal o ser vivo dominante no tiene claridad o intención al momento de afectar de forma negativa a otro organismo. Lo hace simplemente por instinto natural y no por una razón mayor (a menos que estén involucrados humanos, eso sí).

El amensalismo también se conoce como antagonismo. Que hace referencia al “organismo antagónico” que afecta al otro durante la acción. Irónicamente, es una actividad neutral que no da un cambio de valores de mayor rango. O, dicho de otra forma, no es una transformación radical entre el estado inicial del ser dominante, justo antes de la interacción.

No obstante, el ser vivo afectado sí que podría tener problemas a largo plazo. Esto se debe a que el ser dominante no permitiría una correcta función biológica dentro de la población que se vio afectada.

¿Cuando se produce el amensalismo?

Esta relación ocurre al momento en que una especie u organismo dominante consigue una interacción con el ser vivo afectado. En este sentido, las sustancias tóxicas que deja soltar el primero de manera espontánea, influyen de modo perjudicial (mayormente a largo plazo) de las funciones del segundo.

De esta forma, la convivencia que hay entre ambos seres vivos no permite que uno pueda lograr existir por encima del otro, o incluso a la par. Lo que, en un período de tiempo largo, podría ocasionar una reducción significativa de la población de los organismos reprimidos. Inclusive, hay riesgo de llegar al punto de la extinción.

Esto puede ocurrir en varias formas de vida y en cualquier reino. Desde el reino de los animales afectando al reino vegetal, o los hongos afectando al reino de las plantas. Ejemplos hay muchos, tantos que podemos llegar incluso a diseccionar el amensalismo que existe entre los organismos microscópicos, y que no notamos a nuestra vista.

De esta forma, el organismo dominante consigue la apropiación dentro del territorio en que se ha establecido. Esto lo hace manteniendo un estado neutral.

¿Qué diferencia hay entre amensalismo y competencia?

En la biología o la ecología, existen determinados términos que se llegan a confundir. Todo esto se debe a las similitudes que presentan bajo la lupa de una mirada superficial al contexto.

Muchas personas compaginan y relacionan el amensalismo y la competencia dentro de un solo cajón. Cuando, en realidad, pertenecen a diferentes compartimentos (aunque sí en un mismo escritorio).

Por un lado, tenemos al amensalismo, que consiste en la apropiación de un determinado hábitat por parte de una especie u organismo. Esta llegada ocasionará que las especies no dominantes que yacen en el lugar serán perjudicadas en un largo período de tiempo, dirigiendo una reducción de su población.

En el otro extremo se encuentra la competencia. Esto ocurre cuando dos organismos dan pelea y buscan obtener las propiedades que un determinado lugar o ecosistema les beneficia. Dicho de otro modo, se establece una batalla campal para adquirir los recursos y poder beneficiarse.

Como podrán notar, la diferencia es sutil, pero se entiende. En el caso de amensalismo, la carga que posee la fuerza o ser vivo dominante se establece de manera neutral. Este no representa ningún beneficio o cambio radical en su estado (a una posible excepción perjudicial del organismo afectado).

Mientras, la competencia establece una búsqueda de hacerse de recursos entre dos seres vivos distintos. Por lo que siempre van a haber cambios positivos o negativos por una y otra especie, pero nunca neutral (a menos que la batalla termine).

¿Qué tipos de amensalismo existen?

Aunque no lo creas, no hay como tales diferentes tipos de amensalismos. No obstante, varían de acuerdo a las prácticas, especies o reinos involucrados en el caso. En este sentido, el amensalismo forma parte de los tipos de interacciones que hay entre los distintos reinos en el mundo (plantae, protista, mónera, animalia y fungi). De esta forma, podemos clasificar algunos de los tipos de interacciones que existen de la siguiente manera:

  • Amensalismo: Como ya habrás leído, trata de una interacción en la que el organismo dominante afecta de forma indirecta al organismo disminuido. Y, partiendo de este concepto, el ser vivo dominante no contendrá ningún cambio significativo de su estado, a diferencia del ser vivo que se afecta por la acción del otro.
  • Depredación: En esta se establece un estado negativo definido para la presa y un estado positivo relacionado con el cazador. Es decir, que trata del beneficio de un individuo vivo o especie que afecta directamente al otro ser vivo involucrado. En estos casos, la presa termina en manos de su depredador y, posteriormente, muriendo en el acto (a menos que logre escapar). De ella salen subcategorías como la herbivoría o el parasitismo.
  • Herbivoría (depredación): Funciona con relación a una variación negativa parcial en parte del afectado y un positivo enfrente de la dominante. De esta manera, consiste en consumir no completo a un ser vivo, pero permitiendo que este pueda seguir sus funciones a posterior o largo plazo.
  • Parasitismo (depredación): Primero que nada, hay que aclarar que los parásitos no son formas de vida como tal. Sin embargo, sí pueden llegar a afectar de manera negativa a sus “huéspedes”. Esto se debe a que son entes que buscan alimentarse a partir de los recursos o propiedades que les ofrece otro organismo. En general, se establecen a largo plazo y no causan, en la mayoría de los casos, la muerte de su huésped.
  • Comensalismo: Es una de las interacciones más amigables que existen entre especies. Consisten en el beneficio de un ser vivo a un estado positivo, mientras el otro queda en un estado neutro. Este caso ocurre más que todo en las interacciones de las plantas y sus lugares de crecimiento.
  • Mutualismo: Es la intervención más sana y fructífera para ambos organismos que se relacionan entre sí. Es decir, que los dos obtienen un cambio a valor positivo a través de su interacción. De esta forma, buscan sus beneficios por medio de una simbiosis (o no), y de interacciones que deben ocurrir de manera predeterminada (ley natural)., o de modo opcional, pero que permita una mayor ampliación entre ambos seres vivos.
  • Simbiosis: Se relaciona con el mutualismo, y consiste en la interacción de ambas especies a través de una fusión. Es decir, ambas se complementan y siguen sus mecanismos a través de sus dos cuerpos compactados entre sí (no confundir con interacción sexual).
  • Neutralismo: Es el estado de quietud en su máxima expresión. Aquí, ninguno de los organismos que están interactuando entre sí reflejan un valor positivo o negativo entre ambos, simplemente mantienen sus valores.
  • Competencia: Como ya mencionamos de forma anterior, se trata de la variación de valores positivos o negativos en torno a la apropiación de los recursos entre un organismo y otro. No obstante, a la larga termina siendo perjudicial para ambas especies (a menos que una se haya hecho con el dominio de la otra).

¿Qué es amensalismo en una especie?

Hay que tener en cuenta la diferencia entre especie y organismo. De esta forma, en las ciencias naturales o en la biología, un organismo puede tener diferentes tipos de especies en su haber. Muchas especies yacen a partir de un esquema originario de la forma de su organismo preestablecido. Y, dicho precepto, viene dado por la existencia de los 5 reinos naturales.

Bajo este concepto y diferenciación, es importante recalcar el hecho de que el amensalismo se puede dar entre un organismo y otro sin importar que sean de diferentes especies o reinos. Por ende, esto le da un poco más de complejidad al amensalismo, debido a los distintos niveles en los que funciona a través de la naturaleza y de acuerdo al comensal.

Ejemplos de amensalismo animal

Es uno de los más comunes. Esto se debe a que los seres humanos entramos en este grupo, y que los seres de este reino pueden desplazarse de forma libre por el mundo.

La interacción más común que se puede ejemplificar es en las sustancias excretadas por los cuerpos de este grupo al ambiente. El esparcimiento de heces puede ocasionar reacciones negativas al otro organismo que esté involucrado (reino plantae o fungi).

Asimismo, la contaminación que ocasionamos los seres humanos a cualquier hábitat tiene un enorme peso dentro de estos ejemplos. La razón es que, no sólo afecta a un territorio, sino a muchas especies u organismos a un largo plazo muy marcado (incluidos nosotros).

Ejemplos en Hongos

Dentro del reino fungi, existen diversas variantes de hongos que pueden resultar inofensivas para el entorno. No obstante, también está la contraparte ofensiva. Esta tiene la característica de segregar sustancias químicas a través de sus propios procesos. Dichos mecanismos terminan afectando a organismos microscópicos, como una bacteria. Las cuales se verían parcial o completamente erradicadas del entorno en que se encuentren.

Ejemplos de Plantas

El amensalismo en plantas se relaciona con organismos de otros reinos y a través de especies del mismo grupo de seres vivos. De esta forma, cuando un animal o un ser humano pisamos algún pasto natural de forma consecutiva, estamos impidiendo su correcto crecimiento y desarrollo. Estas características le permiten cumplir cada una de sus funciones y procesos. También se puede aplicar para vegetales y hortalizas.

Por otra parte, hay algunas especies de plantas que segregan sustancias químicas capaces de ahuyentar e impedir el crecimiento de otros tipos de plantas a su alrededor. De hecho, si la planta dominante se apropia de un territorio de plantas afectadas, terminaría por exterminar cualquier ser vivo que esté plantado a su máxima cercanía.

Ejemplos en Animales

En el caso de los animales, ejemplos hay demasiados. Uno de ellos radica en ingerir determinados nutrientes para alimentarse o bañarse de forma espontánea. Dichas acciones ocasionan la erradicación parcial o total de las bacterias que se encuentren dentro de su organismo o en su cuerpo.

Por otro lado, están los que buscan comida de la producción de un animal, sin afectar directamente, pero sí a su entorno. Por ejemplo, los osos que ingieren miel y dañan los panales de las abejas obligándoles a empezar de nuevo su trabajo en el medio ambiente.

Cómo citar:
"¿Qué es amensalismo en biología? - Aprende sobre esta interacciones biológicas". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/amensalismo/. Consultado: 18-04-2024 10:39:35
Subir