¿Qué es la contaminación atmosférica? - Descubre como se mide y qué hacer para evitarla

Qué es contaminación atmosférica

El aire es uno de los elementos fundamentales para que la vida se dé en el planeta tierra, la contaminación del mismo puede generar efectos nocivos en el mundo y en los seres vivos, causando enfermedades, contaminaciones biológicas y produciendo un cambio climático no favorable. Los agentes contaminantes suelen ser variados, dependen del tipo que los provoca y la gravedad del mismo.

Es a través de una modificación de las prácticas de los individuos y grandes empresas que se puede realizar un cambio significativo para mejorar el estado de la atmosfera. Por lo tanto, si quieres saber sobre la contaminación y descubrir los métodos que existen para evitarla, en este artículo de qué es te lo enseñaremos.

Índice()
  1. Definición de contaminación atmosférica según la OMS
  2. ¿Qué causa la contaminación atmosférica según autores?
    1. Smog
    2. Humo de los hogares
    3. Industria
  3. Tipos de contaminación atmosférica que existen
  4. ¿Qué consecuencias tiene la contaminación atmosférica?
  5. ¿Cómo se mide la contaminación atmosférica?
  6. ¿Cuál podría ser la solución a la contaminación atmosférica?

Definición de contaminación atmosférica según la OMS

Es uno de los temas más importantes que en la actualidad, ya que debido a ella, se ha determinado cambios radicales en el medio ambiente. Según la organización mundial de la salud, la define como una situación en la que la atmósfera exterior es expuesta a niveles de materiales nocivos para el ser humano y el entorno que nos rodea.

¿Qué causa la contaminación atmosférica según autores?

En el mundo existen diferentes agentes, algunos de ellos son provocados por las prácticas individuales, sin embargo, a través de las grandes empresas y las industrias se ocasionan daños graves a la atmósfera. Cada una de ellas tiene un impacto diferente sobre el planeta y el aire.

Smog

Es el resultado de las emisiones de fábricas, automóviles y combustión de carbón, creando una niebla de humo, qué es más notable en las grandes ciudades. En general, es más frecuente en verano, puesto que aparece cuando el óxido de nitrógeno del ambiente reacciona con la luz del sol, por lo tanto, el ozono entra en contacto con agentes contaminantes convirtiéndose en un elemento muy tóxico.

Por otra parte, el sulfuroso se conoce como lluvia ácida y común en ciudades con un gran complejo industrial. Este se forma cuando el carbón qué es usado en las fábricas deja el aire con partículas de óxido de azufre que al combinarse con el agua de la lluvia crea el ácido sulfuroso, es decir, la lluvia ácida

Este tipo de contaminación atmosférica tiene consecuencias nocivas en la salud de los individuos, sobre todo para los más vulnerables. Estos son los de la tercera edad, niños y personas con problemas pulmonares o cardíacos. Esto es porque irrita las vías respiratorias y empeoran las alergias, hasta pueden ocasionar una contaminacion fisica.

También puede generar patologías como gripes, daños en la piel y anemia por el monóxido de carbono conocido por smog, evitando que la sangre y los pulmones renueven el oxígeno. Otra de las consecuencias graves es el impacto negativo que genera en el medio ambiente, creando un efecto invernadero que aumenta cuándo suben las temperaturas, creciendo una neblina de alta toxicidad en las ciudades.

Humo de los hogares

Este suele ser uno de los contaminantes en interiores relacionados con diversas enfermedades por la inhalación. Un ejemplo es el humo de carbón, leña, kerosén, entre otros, que se utilizan en países envías de desarrollo al momento de cocinar. Este tipo de contaminación suele ser muy peligrosa para las personas que conviven en el hogar, sobre todo si no tienen ventilación y si se usa en estufas con combustible sucio.

En cuanto al daño al medio ambiente, es el segundo factor más perjudicial en el cambio climático, ya que cuando los contaminantes del exterior interactúan, produce la formación de ozono a nivel del suelo y este afecta de manera directa los cultivos y el tiempo atmosferico del lugar.

Por ello es necesario que los hogares tengan acceso a energía segura y moderna, de esta forma se reducirá la pérdida de la biodiversidad a causa del uso de madera. También disminuyendo la degradación forestal y las emisiones de dióxido de carbono, metano y monóxido de carbono contaminantes para el medio ambiente.

De esta manera se podrán reducir las muertes relacionadas con este tipo de contaminación utilizando combustibles como biogás, etanol y gas de petróleo. Por otro lado, fuentes de energías renovables y un hogar idóneo que garantice una ventilación adecuada.

Industria

La industrialización excesiva es uno de los autores de la misma porque a mayor demanda de productos más serán los efectos negativos para el medio ambiente. A través de la quema de carbón, empleo de solventes, diesel y demás estás industrias contribuyen a la contaminación atmosférica y el calentamiento global.

La principal causa se relaciona con la quema de carbón, petróleo y gas, químicos que liberan grandes cantidades de gases. Estos producen el efecto invernadero, causando un deterioro en la capa de ozono y contribuyen a un cambio climático acelerado. Por otro lado, perjudican los suelos que se destinan a la agricultura y el agua, permaneciendo durante años y siendo tóxicos para el ser humano.

Debido a este problema que ha surgido por la industrialización, existen programas que incentivan de manera global por medio de políticas o leyes a realizar un uso adecuado de la energía. Buscan que se invierta en fuentes renovables, contribuyendo a la producción de energía limpia y la reducción de los efectos negativos sobre el planeta.

Tipos de contaminación atmosférica que existen

Existen diferentes tipos de contaminantes, cada uno tiene niveles de más elevados que otras y se agrupan dependiendo del tamaño de los residuos. Los más conocidos son el ozono, monóxido, nitrógeno y dióxido de carbono.

Las partículas sólidas son aquellas capaces de acabar en los alvéolos pulmonares, se considera de tamaño pm 10 una de las más peligrosas debido a la facilidad que tiene para entrar en las vías respiratorias de los seres vivos y por estar en suspensión por un mayor tiempo.

También existen más contaminantes como el CO₂ o el metanol, que aunque su procedencia es natural, es uno de los subproductos de la industria ganadera debido a la descomposición biológica, incendios, erosión, entre otros.

Por otro lado, existen los artificiales que son aquellos relacionados con el dióxido de azufre y el nitrógeno. Los mismos son residuos de las industrias que trabajan con metales, generando también partículas pesadas.

Existen los agentes contaminantes primarios y secundarios en cuál se refiere a las sustancias perjudiciales para el ambiente o aquellas que con la interacción con la atmósfera provoca algún tipo de problemas como por ejemplo la lluvia ácida.

Entre los primarios se pueden encontrar el monóxido de carbono, dióxido de carbono, aerosoles y el metano. Por otro lado, los secundarios son trióxido de azufre ácido nítrico o el sulfúrico.

¿Qué consecuencias tiene la contaminación atmosférica?

Una de las principales son los efectos nocivos sobre la salud de las personas, aunque no se conozcan con esa actitud, existen algunas pruebas que indican que los contaminantes de la atmósfera pueden ser un peligro para el ser humano a largo plazo.

Esto debido a que se llena de sustancias venenosas, tóxicas y cancerígenas, llegando al sistema respiratorio y según el estado en el que se encuentran, produciendo afecciones. Algunas de las partículas más dañinas para el hombre son el mercurio, plomo, nitrógeno, dióxido de azufre o monóxido de carbono.

En cuanto a los animales, estos también pueden ser víctimas debido al flúor, que es la manera más común de contaminación en ellos y se ha detectado en aquellos que toman los alimentos cerca de industrias o en ciudades contaminadas.

Por otro lado, los materiales también pueden verse afectados, ya que estas partículas o abrasión producen reacciones químicas en ellos, algunos de los más conocidos son en pinturas, hierros, piedras, entre otros.

Otra es el aumento de la temperatura de la tierra, acelerando el cambio climático a través de los gases del efecto invernadero provocado por las empresas y prácticas contaminantes. Por otro lado, destruye la capa de ozono, la cual es vital para la supervivencia de los seres vivos, intervienen en la absorción de la radiación ultravioleta y contribuye a exponer el efecto invernadero a través de la ozogéneis y ozonolisis.

En cuanto a este, se genera por las radiaciones que llegan de la superficie de la tierra formando una radiación infrarroja de vapor proveniente del agua y por ello el CO₂ en la atmósfera la devuelve hacia la superficie. Provocando un aumento de la temperatura que trae consecuencias nefastas, un ejemplo son olas de calor, huracanes, deshielos, entre otros.

¿Cómo se mide la contaminación atmosférica?

La medición es muy importante para conocer los niveles de la calidad del aire y así evaluar el impacto sobre la salud de las personas. También ayuda a determinar si un área en específico cumplen los estándares adecuados del aire, guardando unos niveles óptimos para la salud de todos. Por último, investiga los cambios en la misma y realiza los ajustes necesarios manteniéndola en niveles óptimos.

Esto lo hacen las estaciones meteorológicas, también conocidas como centros remotos de medición de la calidad de aire. A través de ella se emplean la geo estadística, que aunque no es una ciencia exacta, sirven para predecir los niveles de contaminación del aire perjudiciales.

Esto lo hacen a través de sensores qué se diferencian entre sí dependiendo de su función, cómo estudiar los niveles de sensibilidad, el tipo de gas, monitorizando a través de infrarrojos o sensores catalíticos. También investiga los electroquímicos o semiconductores del óxido metal y las dimensiones físicas, es decir, el sector donde se encuentra la mayor contaminación.

La forma de operar varía según el tipo de seguimiento, sin embargo, se pueden distinguir dos grupos principales. El primero son los dispositivos por absorción que funcionen con el contacto con el gas y reacciones químicas y, por otro lado, aquellos que trabajan midiendo las emisiones ultrasónicas o infrarrojas.

¿Cuál podría ser la solución a la contaminación atmosférica?

La solución de la contaminación del aire puede corregirse, reduciendo la huella ecológica de la humanidad. Se deben bajar los niveles de emisiones nocivas o de carbono y mejorar las políticas ambientales.

Cada uno de estos aspectos es fundamental para favorecer el medio ambiente y así prevenir que crezcan los niveles tóxicos en el mundo. Se deben cuidar los bosques, jardines, parques naturales o espacios verdes motivando la renovación del aire.

Incentivando normativas orientadas a la protección del medio ambiente se podrá avanzar en el compromiso institucional a nivel mundial sobre la contaminación. Buscando alternativas mediante avances científicos para reducir el cambio climático y usar prácticas adecuadas en la producción de sus empresas, como por ejemplo en reciclaje.

Por otra parte, el individuo puede tomar medidas que contribuyan al mejoramiento, algunas de ellas son ventilar el hogar. Un ejemplo es practicar la renovación del aire en los lugares donde pase la mayor parte del tiempo, empleando extractores, purificadores o plantas.

Otro punto importante es producir menos smog en los hogares, tomando soluciones que disminuyan la polución del aire en interiores, las causas más comunes son los fogones, humo del tabaco o la calefacción. Reduciendo su uso se evita la intoxicación a través de monóxido de carbono. Por último, las pequeñas acciones como utilizar las tres R con los productos que utilizamos a diario o usar el transporte público.

Cómo citar:
"¿Qué es la contaminación atmosférica? - Descubre como se mide y qué hacer para evitarla". En Quees.com. Disponible en: https://quees.com/contaminacion-atmosferica/. Consultado: 17-04-2024 18:09:22
Subir